Akane Nintendo Switch
Análisis

Análisis de Akane para Nintendo Switch

Por Álvaro Alonso

Versión comentada: Nintendo Switch

Análisis de Akane para Nintendo Switch, un juego con gráficos pixel-art, ambientación ciberpunk y un desarrollo cargado de acción que nos invita a acabar con el mayor número posible de yakuzas usando una katana y una pistola.

Akane es un juego de acción donde encarnamos a una guerrera armada con katana y pistola, con gráficos pixel-art, ambientación ciberpunk y banda sonora electrónica. Vamos, que tiene exactamente todo lo que le pedimos a un videojuego. Akane es el segundo juego de Ludic Studio, un pequeño grupo compuesto por tan solo tres personas (y su inestimable gato) afincado en Brasil. Se lanzó para PC en septiembre de 2018, y aunque no hizo demasiado ruido, cosechó muy buenas críticas.

Hazte con Samurai Champloo en Blu-ray

Y ahora Akane llega a la eshop de Nintendo, y nos hemos visto incapaces de rechazar su orgía de sangre a la luz del neón de Neo Tokyo. Os contamos cómo ha sido la experiencia en nuestro análisis de Akane para Nintendo Switch

Como katanazos en la lluvia

La mecánica de Akane es relativamente sencilla: en la piel de la guerrera que da nombre al juego, debemos enfrentarnos a una horda incesante de Yakuzas. Si recibimos un golpe, la partida termina y debemos volver a empezar. Como sus propios creadores lo describen, es un "arcade arena slasher".

Akane Nintendo Switch

Akane no está indefensa, por supuesto: su katana puede abatir con un solo tajo a casi cualquier enemigo, aunque debemos tener en cuenta que cada uso consume energía, y si ésta se agota, queda indefensa durante apenas un segundo. La katana también nos permite ejecutar una maniobra de bloqueo bastante interesante: al pulsar el botón asignado, Akane se protege automáticamente de los golpes durante un breve tiempo, tras lo que hay que esperar un segundo para volver a bloquear. Puede parecer que "un segundo" no es nada, pero en Akane un solo error suele suponer la muerte.

Disponemos también de una pistola para el combate a distancia, cuya munición se recarga al abatir enemigos con la espada. El "pero" es que para utilizarla hay que apuntar de manera manual, imposibilitando el desplazamiento.

Akane Nintendo Switch

Contamos también con un veloz movimiento de esquiva y dos tipos de ataques especiales distintos: uno que acaba con los enemigos que se cruzan en la línea de acción y otro que fulmina todo lo que haya en pantalla, animación con la cara de la protagonista incluida para darle un efecto "más anime".

A medida que derrotamos yakuzas, nos iremos topando con nuevos tipos de enemigo (como los tanques, grandes y resistentes, o los ciberninjas, extremadamente veloces), así como algún enfrentamiento contra jefe que requiere reconocimiento de patrones.

Akane Nintendo Switch

Además, en Akane también tenemos una serie de desafíos: acabar con 50 enemigos usando la pistola en una partida, llegar al primer jefe final con una racha de combo de 50, usar un ataque especial contra un determinado número de enemigos... Como el propio juego, los desafíos suelen ser también bastante exigentes, lo que significa que no los vamos a completar (casi nunca) de chiripa. Nos obligan a cambiar la forma en que jugamos.

Completar estos desafíos tiene premio: nuevas espadas, nuevas pistolas y objetos de equipo que alteran la jugabilidad. Por ejemplo, unas botas que cambian el movimiento de esquiva por un sprint o una espada que nos otorga un poderoso ataque giratorio. Dentro de la jugabilidad de Akane, son cambios sustanciales que, de nuevo, cambian la forma de jugar.

Akane Nintendo Switch

A grandes rasgos, eso es todo lo que entraña el gameplay de Akane; fácil de aprender, pero difícil de dominar. Durante las primeras partidas no llegaremos demasiado lejos. Pero pronto conseguiremos alcanzar al primer jefe y caer ante su espada. Y tras varios intentos, lograremos derrotarle. Casi sin darnos cuenta, Akane consigue atraparnos en un bucle de 'juego-muerte-vuelta a empezar' del que es difícil escapar, y buena parte de la culpa la tiene lo bien implementadas que están sus mecánicas. Requiere práctica y precisión, y es la clase de título en el que con cada muerte sentimos que hemos aprendido algo nuevo que nos va a permitir llegar más lejos la próxima vez.

Encontrarnos con ideas tan buenas en un juego tan pequeño refuerza la necesidad de más contenido: queremos más variedad de armas y equipamiento, pero sobre todo más escenarios (sólo hay uno), más jefes (de nuevo, sólo uno) y más historia, porque el tutorial y algunas conversaciones dejan intuir que hay un trasfondo para toda esta matanza, pero nunca se llega a indagar. Es por esto que Akane no se libra de la sensación de ser un juego "para pasar rato"... Pero uno que engancha endiabladamente. Y cuesta echarle esto en cara cuando lo podemos conseguir por menos de lo que cuesta una hamburguesa (4,99€ en Switch y 3,99€ en Steam).

Akane Nintendo Switch

Para terminar, Akane cuenta con un apartado gráfico pixel-art muy bien realizado, con animaciones mucho más detalladas de los que sus píxeles puede insinuar en un primer vistazo (ojo a las decapitaciones) e infinidad de pequeños detalles repartidos por el escenario: carteles en movimiento, gamberros "animando" desde los bordes del recinto... La ambientación ciberpunk es la guinda para el pastel, dándole ese "toque Blade Runner", una mezcla entre hiper-tecnología, estética punk y luces de neón, que tan bien le sienta a... a todo, en realidad.

Valoración

Akane es la clase de juego que coges pensando que "va a ser sólo un rato" y, muchas horas (e intentos) después, te das cuenta de que te ha enganchado sin remedio. Es decir, ¿cómo negarse a esta mezcla entre katanas, cyberpunk y pixel-art?

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Acción sencilla pero muy bien pensada que engancha de lo lindo. El estilo gráfico y la ambientación. El precio.

Lo peor

Se echa en falta más de todo: más jefes, más escenarios, más historia... Algunas ralentizaciones en Switch.