Ir al contenido principal
Aragami 2
Análisis

Análisis Aragami 2, el regreso de los ninjas más sigilosos

Versión comentada: PS5

Análisis de Aragami 2, secuela del juego de sigilo ninja desarrollado por los españoles Lince Works para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC.

Tras demostrar ser unos auténticos expertos en el antiguo arte del sigilo con el primer Aragami, el estudio español Lince Works vuelve a la carga con su secuela directa: Aragami 2, para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC (¡disponible en Game Pass de lanzamiento!).

Ambientado 100 años después de los sucesos del primero, Aragami 2 vuelve a ser un juego de infiltración donde nos ponemos en el papel de un Aragami: un guerrero ninja que posee la habilidad de usar las sombras. De nuevo, casi lo podríamos considerar un sucesor espiritual la legendaria saga Tenchu.

Sin embargo, Aragami 2 pone sobre la mesa un enorme número de novedades, muchas más de las que aparenta a simple vista, logrando convertirse en un juego mucho más completo y redondo que hará las delicias de los fans del sigilo

Os lo contamos en nuestro análisis de Aragami 2.

Sombra

Uno de los aspectos en los que más notamos la evolución de Aragami 2 respecto a su predecesor es en lo abierto que es en todo los aspectos. Tras superar un breve tutorial en el que aprendemos lo básico sobre sigilo y combate (hablaremos sobre esto más adelante), llegamos a la Aldea de Kakurega, que actúa como HUB al que volvemos tras cada misión.

Además de suponer un siempre bienvenido momento de respiro, en la aldea tenemos acceso a un dojo para adquirir y mejorar las habilidades de nuestro personaje, una herrera para fabricar objetos, un teatro kabuki donde podemos comprar tintes... Aunque, para obtener acceso a estos servicios, primero debemos completar determinadas misiones.

Aragami 2

En cuanto a las propias misiones, podemos seleccionarlas desde el tablón de la aldea. Los encargos se van desbloqueando en orden lineal, pero desde el tablón podemos volver a repetir los que hayamos completado, ya sea para mejorar nuestro rango o para intentar dar con los objetos secretos que se esconden en cada nivel.

Aquí encontramos un pequeño problemilla, y es que gran parte de Aragami 2 consiste en ir completando una misión tras otra: apenas hay lugar para la narrativa, quitando un escueto diálogo que actúa como excusa para justificar la siguiente misión. Y esto, a la larga, puede pasar factura. Echamos en falta algo más de motivación, algo más de historia entre misión y misión.

Aragami 2

Esto también lo vemos dentro de las misiones, pues fuera de los objetivos a completar, rara vez se pone el foco sobre la narrativa. Además, tampoco ayuda que los objetivos de las misiones se repitan a menudo y sean los habituales: escuchar una conversación, robar objetos, asesinar objetivos, etc.

Por suerte, una de las fortalezas de Aragami 2 se encuentra en lo bien diseñados que están los escenarios. Todas las ubicaciones son abiertas, poseen un tamaño considerable (algunas llegan a sorprender en este aspecto) y ofrecen multitud de rutas diferentes, zonas interiores, tejados, cornisas... Vamos que son perfectos para fomentar diferentes acercamientos.

Aragami 2

A la hora de infiltrarnos, contamos con las acciones habituales de los juegos de sigilo modernos: caminar agachados, escondernos en la hierba, correr por los tejados, usar susurros para atraer enemigos, usar eliminaciones por la espalda, desde posiciones elevadas, estando colgados o tras las esquinas, esconder cuerpos...

El salto sombrío, probablemente la habilidad más icónica del primer juego, está de vuelta en Aragami 2. Y es aún más útil, pues ya no es necesario desplazarse de sombra en sombra, sino que podemos usarla a voluntad (a costa de una porción de la barra de energía, que se regenera con el tiempo) para alcanzar distintos puntos del escenario. Nos ha recordado al "parpadeo" de Dishonored. 

Aragami 2

Y lo cierto es que la movilidad está realmente lograda en Aragami 2. Usar una combinación de carreras, saltos dobles, saltos sombríos y esquivas no sólo es espectacular: también es tremendamente útil y nos puede ayudar a llegar a lugares que parecen imposibles de alcanzar... O a salir de un aprieto.

El único "pero" es la inteligencia artificial; ha mejorado respecto al primero, de eso no cabe duda, pero de vez en cuando todavía nos topamos con enemigos haciendo cosas sin sentido. Además, es bastante fácil explotar estás debilidades.

Aragami 2

Otra de las grandes novedades de Aragami 2 son los diferentes acercamientos: ante todo sigue siendo un juego de sigilo, pero las opciones y herramientas a nuestra disposición dan pie a nuevos acercamientos... Como el combate directo. 

En el primer Aragami, el protagonista moría al recibir un golpe, convirtiendo el sigilo y la huída en las tácticas principales. En Aragami 2 se ha implementado un sistema de combate como tal, poniendo a nuestra disposición ataques de espada, ataques cargados, bloqueos, parrys, esquivas... 

Aragami 2

Los enemigos cuentan con una barra de energía, situada bajo la de salud, que al ser vaciada los deja abiertos a una ejecución letal (o no, dependiendo de lo que elijamos). Sobra decir que, como suele ser costumbre en los juegos de sigilo, el combate es muy difícil y debería ser nuestra última opción; luchar contra un enemigo es viable, pero buena suerte peleando contra dos o más...

A la hora de adquirir habilidades para nuestro personaje, encontramos una mayor variedad; vuelven muchas de la primera entrega y hay otras tantas nuevas. Pero quizás lo más interesante es que están claramente orientadas para diferentes estilos de juego, que se podrían resumir en: sigilo completo (sin dejar cadáveres), sigilo con asesinatos y acción directa.

Aragami 2

Como contábamos al principio, en la aldea podemos comprar nuevas armaduras, tintes... Su efecto es puramente cosmético, pero nos permite crear a nuestro guerrero de las sombras soñado y atiende a la renovada importancia que se le ha dado al modo multijugador, en el que ahora pueden participar hasta tres jugadores para completar las misiones. 

Desgraciadamente no hemos sido capaces de encontrar partida para ponerlo prueba, pero dada la libertad que ofrecen los niveles y el gran número de posibilidades a la hora de personalizar a nuestro personaje, auguramos partidas de lo más entretenidas.

Aragami 2

Hemos dejado para el final el punto más flojo de Aragami 2: el apartado gráfico. Desde un punto de vista artístico es bastante atractivo, gracias a su estética de corte asiático y unos colores muy vivos (se agradece que pese a ser un juego en el que las sombras tienen tanta importancia, sea tan colorido). 

Pero en lo puramente técnico se queda bastante lejos del estándar actual, en especial si prestamos atención a texturas, animaciones y colisiones de personajes con el entorno. Pese a todo, el look general de todo el conjunto es muy sólido

La banda sonora, por el contrario, está realmente bien, con piezas (también de corte asiático) muy variadas, como la hermosa melodía que se escucha en la Aldea de Kakurega o las que suenan como acompañamiento durante las misiones.

Valoración

Aragami 2 es el ejemplo perfecto de cómo deben ser las secuelas: un juego que coge los conceptos establecidos en el primero y los amplia en nuevas direcciones, logrando un juego mucho más redondo, completo y satisfactorio. Si os gusta el sigilo y la acción ninja, no os lo podéis perder.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Los niveles son de gran tamaño y ofrecen muchas posibilidades. La enorme cantidad de novedades y mejoras respecto al primero.

Lo peor

A nivel gráfico no sorprende. Aunque ha mejorado, a la IA todavía le falta trabajo. Echamos en falta más "miga" entre misión y misión.

Y además