O Matador (Netflix)
Análisis

Análisis de El asesino, el western brasileño ya en Netflix

Por Javier Cazallas

Analizamos El asesino (O matador) el nuevo western brasileño estrenado el 10 de noviembre en Netflix. Ambientado en una zona poco convencional para lo que estamos acostumbrados y dirigida por Marcelo Galvão.

Hace mucho que la fiebre por los western decayó en el mundo del cine. No obstante, todavía quedan directores que deciden arriesgarse y apostar por este género para filmar una película. Algunos lo hacen y cosechan un éxito como puede ser Quentin Tarantino con Django desencadenado. El director brasileño Marcelo Galvão ha apostado por este antaño popular género cinematográfico para su nueva película, El asesino (O matador) que está disponible en Netflix desde el 10 de noviembre de 2017.

La apuesta de Galvão con El asesino es como veremos a continuación poco convencional en algunas cosas, pero demasiado ortodoxa en otras. Esto conduce a una mezcla interesante sin duda, pero que no enganchará a algunos espectadores. Eso sí, amigos de HobbyConsolas, a nosotros nos ha dado unas ganas locas de volver al desierto con Red Dead Redemption, y más ganas dos de que llegue su secuela.

Los mejores western de la historia

Bienvenidos a Pernambuco

Estamos tremendamente acostumbrados a que los western se desarrollen en el suroeste americano o en norte de México, esas pugnas por la frontera en el salvaje oeste a mediados y finales del siglo XIX, galopando hacia el atardecer... Pues olvidaos, a pesar de que el ambiente que nos vamos a encontrar es completamente similar al que podemos ver en cualquier gran western, la historia de El asesino (O matador) se desarrolla en Pernambuco, al nordeste de Brasil, entre la década de los 30 y los 40 del siglo XX.

O Matador (Netflix)

Aunque la película se desarrolla en una época tan "tardía" para un western, las regiones áridas de Pernambuco tardaron en desarrollarse, y en aproximadamente la primera mitad del siglo XX todavía se respiraba ese ambiente a salvaje oeste. Galvão aprovecha dicha situación para emplazar su historia.

Sin novedades en el oeste

El western es uno de los géneros que más se trillaron en su día. En España lo sabemos bien con aquellos spaghetti western rodados en Madrid, Burgos y Almería, muchos de ellos de la mano de Sergio Leone. Por ello, innovar en este género es, cuanto menos, complicado. La historia de El asesino (O matador) es interesante en muchos aspectos, pero desde luego no es para nada innovadora más allá de su emplazamiento. 

Nos encontraremos con los típicos hombres sin piedad, los ciudadanos desvalidos y esas personas que directamente carecen de humanidad. Gran parte de la historia será narrada. Galvão rescata la técnica de comenzar a narrar la historia por el final, una técnica que también se ha visto en muchas películas como por ejemplo Casino. Al poco de comenzar la historia nos irá quedando patente que se trata de una historia predecible y sin mucho que rascar.

O Matador (Netflix)

Sin embargo, la fotografía de la mano de Fabricio Tadeu si está a la altura de lo que cualquiera espera de un buen western, esos atardeceres con el sol poniéndose en el horizonte. Esos silencios a la espera de que el vuelo de una bala lo rompa. Planos que dicen más de lo que el propio diálogo hace... Es la fotografía la que salva más de una escena en El asesino. El doblaje en latino como nos ha llegado a España ya es otra cosa, aunque también hay que decir que no se hace cargante.

Vivo o muerto

La historia es bastante sobria, y de tal manera se destila en los personajes que, a duras penas logran que empaticemos con ellos. Si bien queda claro que, como en muchos otros western, no hay un héroe propiamente dicho, el "malo maloso" conocido también como el francés, interpretado por Efenne Chicot, tampoco nos va a generar una animadversión enorme, pese a que es lo que se pretende, pero tampoco es uno de esos villanos carismáticos, simplemente nos deja fríos.

O Matador (Netflix)

Mientras que Clint Eastwood generaba una empatía enorme en el momento que aparecía en pantalla, a Diogo Morgado le cuesta encontrar su sitio en pantalla. No nos entendáis mal, se lo curra, pero en varios momentos de la historia parece fuera de lugar. Es el personaje con el que se pretende que empaticemos, y nosotros al menos no hemos podido. 

El norteamericano Will Roberts interpreta a "El gringo", un cazarrecompensas yankee que, a diferencia de sus compañeros de reparto, si parece saber lo que hace. De hecho el actor es también el encargado de los especialistas con armas y demás en esta película del oeste. La ausencia general de un personaje fuerte que nos haga identificarnos en algún grado con él o ella hace que la historia, floja ya de por si, no nos termine de atrapar.

O Matador (Netflix)

La banda sonora de El asesino (O matador) es bastante interesante, aunque está a años luz de lo que transmitían las inmortales obras de Ennio Morricone. Las piezas mezcladas por Pedro Lima acompañarán a nuestros personajes en sus aventuras y nos ayudará a sobrepasar algunos momentos en los que podemos perder el interés. Otro punto a favor de la cinta son los efectos visuales y maquillaje, se nota que el departamento estaba curtido en estos menesteres, especialmente en disparos y heridas.

En definitiva, y por poner un broche a nuestra crítica, El asesino es una película que no enamora, no va a pasar a la posteridad como un gran western pero tampoco es una castaña. Es un western que se deja ver y no tiene tampoco una duración desmesurada, simplemente hay matices que se debieron mejorar o tener en cuenta antes de lanzarse a la piscina con un género en el que, o matas... o te matan.

Valoración

Un western al uso con la peculiaridad de que se ambienta en una región del mundo poco utilizada para ambientar estas películas del oeste. Personajes algo flojos en general y una fotografía y efectos visuales bastante logrados conducen a la cinta al grupo de "pelis entretenidas".

Hobby

67

Aceptable

Lo mejor

La dirección de fotografía logra subir el nivel de la película con algunos planos espectaculares, a la altura de los mejores western.

Lo peor

La historia es muy sencilla y típica. No da tiempo a empatizar realmente con los personajes lo que hace que los acontecimientos no impacten.

Y además