Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Análisis de Baobabs Mausoleum, las extrañas desventuras de Watracio al completo

Baobabs Mausoleum
Uno de los juegos más extraños y surrealistas creados en España llega ahora al completo a consolas. Conoce a Watracio Walpurgis e intenta encontrar al habitante 64.

El desarrollo de videojuegos españoles esconde mucho talento, que puede ir en direcciones muy diferentes. Uno de los proyectos que más ha dado que hablar en los tiempos recientes ha sido este Baobabs Mausoleum, un enfoque diferente y atrevido de los juegos de aventura. Su primer episodio (de tres) se lanzó allá por 2017 para Steam y, poco a poco, sus tres episodios han ido llegando a las diferentes plataformas. Ahora, llega este Baobabs Mausoleum al completo, con una versión que reúne los 3 episodios en un solo producto, para PS4, PS5, One, X/S y Switch, aunque solo sale en versión física en esta última.

La historia de Baobabs Mausoleum tiene como protagonista a Watracio Walpurgis, una berenjena vampiro (sí, ¿por qué no?) que trabaja para el FBI. Cuando se acerca al extraño pueblo de Flamingo's Creek para investigar un crimen, su coche queda inservible y se queda atrapado en el pueblo. Deberá averiguar cómo salir de ahí a la par que desvela tramas de secuestros y muerte... E intenta descubrir quién es el misterioso habitante número 64.

Los 10 juegos imprescindibles si te compras una Nintendo Switch

Los 10 juegos imprescindibles si te compras una Nintendo Switch

¿Te has decido por la consola de Nintendo? Estos son los 10 juegos que deberías incorporar a tu colección sí o sí.

Descúbrelos

Probablemente, desde este momento estaréis comenzando a notar influencias de Twin Peaks, algo que el creador, Jacob Jazz (único miembro de la desarrolladora Celery Emblem), no esconde para nada. De hecho, este juego es una especie de mezcla de todo lo que apasiona a este programador y artista: la franquicia Zelda (con Link's Awakening y Majora's Mask como principales representantes), Los Simpson, Monkey Island...

Eso se deja ver en el desarrollo. Aunque la mayoría del tiempo controlamos a Watracio desde una perspectiva elevada para explorar y hablar con los personajes (con mucha predominancia de las rutinas propias de una aventura gráfica), hay muchos momentos en los que la acción cambia de tercio y pasamos a participar en minijuegos de combate por turnos, puzzles, pruebas de reflejos de estilo arcade... ¡Hasta hay algunos momentos en los que jugamos en 3D! El resultado es que nunca sabes que esperar (y eso es bueno), porque Baobabs Mausoleum nunca deja de presentar desafíos diferentes, a veces incluso absurdos.

Ese sentido del absurdo también se da en el propio guión, que mezcla el surrealismo, el dadaísmo y el humor referencial. Ya hemos dicho que el protagonista es una berenjena vampiro, pero esta se encuentra con una chica donut que arranca brazos, castores curas, monstruos policías... Y, por supuesto, hay toda clase de homenajes a clásicos de Nintendo y a otras franquicias.

Baobabs Mausoleum

Por cierto, es posible jugar los episodios en el orden que queramos, aunque lógicamente es mejor hacerlo en orden para entender la ya de por sí alocada historia. El primer episodio, llamado Ovnifagos Don't Eat Flamingos es claramente el más deslabazado de todos y se nota mucho la experimentación del autor, que mezcla conceptos y dinámicas de juego que a veces funcionan y a veces no.

En general, aunque los puzzles no son particularmente complejos, la exploración se vuelve confusa de más por la cantidad de elementos pequeños en pantalla, de los cuales cuesta entender cuáles son importantes para jugar y cuáles son un mero decorado.

Baobabs Mausoleum

Sin embargo, el episodio 2, llamado Barnabas Dead End Drive, es mucho más sólido y se centra en el concepto de explorar abiertamente la ciudad para dialogar con los personajes, descubrir el trasfondo de su historia y resolver puzzles que implican encontrar items e interactuar con varios NPCs.

Esta parte es bastante más satisfactoria y tenemos la sensación de estar metidos en un Twin Peaks plagado de secretos, si bien se agradecería que hubiera un mapa más claro e indicaciones del objetivo actual, porque si dejamos la partida y volvemos al día siguiente, puede que no tengamos ni idea de cómo seguir.

Baobabs Mausoleum

El episodio 3, de nombre Un pato en Muertoburgo, se queda a medio camino de ambos conceptos y vuelve a apostar (quizá demasiado) por la experimentación en las dinámicas de juego, aunque es cierto que visualmente es el mejor rematado de todos. Su uso del reloj interno de la consola es interesante y esconde muchas metarreferencias.

Cuando vemos la aventura en su conjunto, está claro que toooodo Baobabs Mausoleum es pura experimentación con las diferentes convenciones del videojuego, lo que demuestra el cariño del autor con el medio. Pero claro, esto da cosas muy buenas (momentos de humor y jugabilidad realmente divertidos) y otras no tanto: momentos en los que el control no queda claro o no está bien implementado, referencias demasiado personales que pueden confundir al jugador, puzzles descompensados...

Baobabs Mausoleum

A esto se unen algunos problemas de rendimiento, faltas de ortografía bastante sonadas (¡después de vocativo va una coma, después de vocativo va una coma!) y, en general, una cierta falta de optimización, que se entiende cuando pensamos que hay una sola persona detrás de todo... Eso sí, no queremos dejar de destacar la música, que mezcla jazz, chiptune y efectos tétricos para dar pie a una mezcla muy divertida. Se acaba repitiendo bastante, pero no cabe duda de que tiene personalidad.

En definitiva, eso es lo que define a Baobabs Mausoleum en su conjunto: es una experiencia única, que crea un universo llamativo (Jacob Jazz ya está trabajando en nuevos juegos con otra historia pero con ambientación similar), pero que a veces se centra más en ser creativa que en pensar a fondo cómo se sentirá el jugador al experimentarla.

Baobabs Mausoleum

El resultado es que puede que un buen porcentaje de los jugadores se frustren a mitad de camino y no lleguen a completar el juego, mientras que otros seguirán interesados en los cliffhangers de la historia y sus curiosos personajes. Mucha gente ha tenido experiencias curiosas como jugadores  al jugar los capítulos por separado: han sufrido y se han fastidiado con la jugabilidad poco pulida, pero a la vez era algo tan único que querían intentar seguir jugando (un poco en la línea de los Deadly Premonition, que de hecho comparten inspiraciones similares). Como mínimo, merece la pena conocer la original aventura de Watracio Walpurgis. Quedarse hasta el final dependerá de tus tragaderas.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Si una palabra define a este juego es originalidad. No se puede negar que tiene un carisma propio y buenas ideas, pero falla en la ejecución. Todo está tan deslabazado y presenta algunos problemas técnicos tan severos que puede llegar a cansar. Si esto no te da miedo, vivirás una experiencia surrealista y diferente.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El humor absurdo y referencial ofrece algunos diálogos divertidos. La mezcla de géneros sirve para que nunca sepas qué esperar.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

A veces resulta demasiado espartano y confuso. Necesitaría más cohesión y guiar mejor al jugador, que puede acabar frustrado.

Versión comentada: Nintendo Switch

Hobby

69

Aceptable

Y además

Baobabs Mausoleum: Grindhouse Edition

Plataformas:

Nintendo Switch, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X

Lanzamiento:

Más artículos