Black Mirror
Análisis

Análisis de Black Mirror, la aventura de terror para PS4, PC y Xbox One

Por Clara Castaño Ruiz

Versión comentada: PS4

Tras 6 años sin tener noticias de la familia Gordon, KING Art Games y THQ Nordic nos llevan de vuelta a Black Mirror, la saga de aventuras gráficas que aterrorizó a los amantes del género a principios de los 2000. Las pesadillas nos atormentan, algo raro ha ocurrido en la mansión familiar de los Gordon y sólo nosotros podemos ayudar a descubrir todos los misterios. ¿Te atreves a acompañarnos en nuestro análisis de Black Mirror?

Los Gordon, una familia con un oscuro pasado

Seguro que a muchos os suena Black Mirror por la serie de televisión británica que gira en torno a cómo la tecnología afecta a nuestras vidas, pero antes de ella, hubo una franquicia de aventuras gráficas que nació para atormentar nuestra mente.

Desarrollado por Future Games, Black Mirror salió en 2004 y nos metía en la piel de Samuel Gordon, quién viajaba a la mansión de su familia en Escocia para investigar las extrañas circunstancias de la muerte de su abuelo. Su atmósfera opresiva y sus elaborados rompecabezas conquistaron a los jugadores que la consideraron como una de las mejores aventuras gráficas de terror de todos los tiempos. Dado el éxito que tuvo la primera entrega, se lanzaron dos secuelas Black Mirror II y Black Mirror III en el 2009 y 2011 que estuvieron protagonizadas por Darren Michaels, un estudiante de ciencias que acaba involucrado en los misterios de la mansión.

Black Mirror 2004
Samuel Gordon en Black Mirror (2003)

Ahora, de la mano de TQH Nordic y King Arts Games, toca volver a la mansión Sgathan Dubh para seguir investigando qué se esconde detrás de la familia Gordon en la Escocia de 1926. Tras la muerte de su padre, David Gordon viaja por primera vez al ancestral hogar de su familia. Al poco de llegar, se dará cuenta que pasan cosas extrañas en esa casa y que la gente que allí vive oculta secretos. Nuestra cordura y el prestigio de nuestra familia están en juego en esta aventura gráfica que está estructurada por episodios y que tiene una duración aproximada de unas 8 horas.

Si eres nuevo en la franquicia de terror y misterio, no te preocupes, el reinicio de Black Mirror se puede disfrutar sin haber pasado por las anteriores entregas ya que nos ofrece una historia independiente y el personaje principal, aunque miembro de la familia Gordon, también es nuevo.

Black Mirror 2017
David Gordon en su viaje a Black Mirror

En la piel de David Gordon, debemos descubrir las horribles verdades que han permanecido enterradas en el silencio de varias generaciones. ¿Hay realmente una maldición?, ¿logrará superar sus extraños sueños y pesadillas?, ¿caerá en la locura?…

“La emoción más antigua y más intensa de la humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido” Howard Phillips Lovecraft

Más Pendulo y menos Telltale Games

Black Mirror es una aventura gráfica de estilo tradicional en la que tenemos que explorar diferentes escenarios de la mansión, mientras vamos buscando pistas y hablando con diferentes personajes. Las mecánicas, están basadas en el point & click, pero como ocurre en Yesterday Origins de Pendulo Studios, las aventuras de Telltale Games o Life is Strange, está modernizado. Es decir, debemos mover nuestro joystick para señalar el punto con el que queremos interactuar. Una vez que lo tengamos localizado, tenemos que pulsar X para mirar, coger algún objeto o realizar alguna acción.

Las conversaciones son sencillas de mantener y no hay toma de decisiones. Cuando comenzamos a hablar con un personaje, sólo tenemos que pulsar el botón correspondiente a la pregunta o frase que queremos realizar. En este sentido, es bastante similar a las aventuras de Pendulo Studios o el último Syberia 3 y no importa en el orden que llevemos la conversación. 

Pero, como es lógico, este reboot de la saga Black Mirror ha añadido nuevas mecánicas para adaptarse a los tiempos actuales. Tenemos point & click, pero también QTE que saltan en determinados momentos de la aventura para, por ejemplo, forzar una puerta. También, y dado que David puede perder un poco los nervios, hay una mecánica que nos ayuda a tranquilizarle. En la pantalla, aparece un círculo en el que debemos mantener centrado el joystick para que se calme y deje de escuchar un irritante pitido. 

Otra de las novedades son las visiones que sufre David. No las activamos nosotros, aparecen en determinados pasajes de la trama y escenarios, pero nos ayudan a comprender mejor la historia de la familia Gordon. En ocasiones, debemos interactuar con ellas en una especie de puzle. Algunas son muy amigables, pero otras te pueden costar la vida. Te recomendamos que, de vez en cuando, guardes la partida para no terminar en la pantalla de Game Over. Si has jugado a Murdered Souls Suspect, te pueden recordar ligeramente a los espectros con los que se encontraba Ronan O'Connor.

Missing multimedia.

En cuanto a la exploración y los rompecabezas, la mansión Black Mirror está llena de extrañas habitaciones que tendremos que recorrer en busca de pistas. Muchas veces, tendremos que volver una y otra vez a un lugar para poder resolver alguno de los secretos. Los rompecabezas están bien elaborados y siguen una corriente tradicional. No son rompedores con respecto a otras aventuras point & click, pero casan perfectamente con la trama y las sensaciones que nos quiere transmitir. Tendremos que reconstruir cartas, resolver acertijos, descubrir códigos secretos…

Las mecánicas de Black Mirror son todo lo que se puede esperar de una aventura gráfica de estilo tradicional en la actualidad, aunque tienen pequeños problemas que esperamos se solucionen con algún parche en las próximas semanas. El point & click no está del todo pulido y cuesta un poco señalar el punto que quieres examinar o el objeto que quieres coger. 

Black Mirror 2017

El terror son algo más que sustos

Oscuridad, el crepitar de las velas, un misterio que resolver y muchos secretos ocultos. Black Mirror no es una aventura gráfica de monstruos o zombis, se centra en los terrores mentales, los miedos y sueños. La primera vez que recorremos la mansión, puede resultar un poco desconcertante con sus pasillos oscuros y paredes desconchadas, pero una vez que te acostumbras a sus sensaciones, es fácil moverse sin perderse.

Esta desorientación, está hecha aposta por parte de TQH para que tengamos sensación de claustrofobia. No se trata de dar sustos con fantasmas o de que saltemos de la silla, quieren que sigamos el camino de la locura de David, que nos sintamos malditos. La llegada a la mansión y algunos de sus recovecos, nos han recordado al primer Resident Evil, el clásico Alone in the Dark o al Black Mirror original al que hace un homenaje en algunos pasajes. 

"Todo lo que vemos o parecemos es solamente un sueño dentro de un sueño" Edgar Allan Poe

Técnicamente, el juego tiene luces y sombras. Los personajes están un poco acartonados y más bien parecen sacados de una aventura gráfica de Drácula de principios del 2000 y su forma de andar no resulta demasiado convincente. En donde resalta es en las texturas de la piel y la utilización de la iluminación. En alguno de los personajes, es posible apreciar las marcas de acné y las arrugas de la vejez. Por su parte, la iluminación está muy cuidada para generar esa sensación de angustia ante lo desconocido.

Lo que no nos ha gustado tanto es el uso de la cámara. Cuando estamos jugando, tenemos la posibilidad de mover nuestro joystick para girar la cámara en lo que se supone una ayuda, aunque su uso resulta demasiado engorroso y, en realidad, no aporta gran cosa. Sí, alguna vez puede servir para localizar algún personaje, pero en la mayoría de las veces es un añadido que no tiene demasiado sentido.

Mejores juegos de terror y survival horror

Black Mirror nos llega en inglés con subtítulos y textos en español. En la mayoría de los casos, están localizados correctamente, aunque algunas veces nos han aparecido subtítulos en inglés o textos de cartas sin localizar. La Banda Sonora está compuesta por Benny Oschmann, músico alemán que ha trabajado en la aventura The Raven de los creadores de The Book of Unwritten Tales. Las melodías, algunas de ellas con toques celtas de gaita, son agradables y acompañan correctamente nuestros paseos por la mansión Black Mirror. 

Conclusión

Black Mirror es una aventura gráfica point & click de desarrollo pausado, mucha exploración y rompecabezas. A pesar de los errores técnicos y algunos puzles sencillos, esta nueva visita a la mansión de los Gordon sigue ofreciendo una trama interesante con intrigas familiares, muerte y giros inesperados. Black Mirror es "La herencia de tía Agata" de los videojuegos, aunque con más misterio y destrucción. El próximo 28 de noviembre de 2017, el juego estará disponible en PS4, Xbox One y PC al precio de 39,90 euros para conquistar a las nuevas generaciones y hacer revivir viejas pesadillas a los fans de la saga.  

 

Valoración

Black Mirror es "La herencia de tía Agata" de los videojuegos, pero con más tensión y rompecabezas que resolver. Su iluminación, música y sonidos se combinan correctamente para darnos la sensación de que algo nos acecha. Una buena recomendación para aquellos que quieran pasar un buen rato de misterio en la casa de los Gordon.

Hobby

75

Obra maestra

Lo mejor

Una ambientación gótica absorbente con guiños a Edgar Allan Poe y H. P. Lovecraft. Rompecabezas bien planteados y mucha exploración.

Lo peor

Tiempos de carga largos y que aparecen cada vez que cambias de escenario. Mecánicas point & click que no están correctamente pulidas

Y además