Principal COD WWII
Análisis

Análisis de Call of Duty WWII en la Segunda Guerra Mundial

Por David Martinez

Versión comentada: PS4

Han pasado ocho años desde que jugamos el último Call of Duty ambientado en la Segunda Guerra Mundial. En WWII, volvemos al conflicto más grande de todos los tiempos, desde el desembarco de Normandía hasta cruzar el Rin, con nuevos modos mutijugador, zombies nazis y el espectáculo habitual en la saga.

Sledgehammer Games parece haber escuchado a los fans en el desarrollo de Call of Duty WWII. Después de las opiniones encontradas que han levantado las últimas entregas (Infinite Warfare, Black Ops III y COD Advanced Warfare estaban ambientados en el futuro) por fin volvemos a un conflicto real: a la guerra más grande de todos los tiempos. Así que la primera buena noticia, para los fans, es que el FPS de Activision recupera el estilo que caracterizaba a los primeros juegos en la Segunda Guerra Mundial

COD Review WWII

Sin embargo, la línea entre un desarrollo clásico y uno anticuado es muy delgada. Call of Duty WWII asume el riesgo de quedarse anclado en mecánicas que se habían abandonado hace varias entregas. Algunos jugadores van a agradecer el regreso de los botiquines para recuperar vida (en lugar de limitarnos a esperar mientras estamos a cubierto) las secuencias "scriptadas" o el desarrollo lineal, pero la verdad es que a nosotros nos ha dado la impresión de ser un pequeño paso atrás.

Una campaña histórica

La campaña es uno de los elementos que nos resulta más familiares. La historia del recluta "Red" Daniels y sus compañeros de la Primera División de Infantería, comienza con el desembarco de Normandía el 6 de junio de 1944. No es la primera vez que hemos protagonizado esta operación -ni visitado Carentan o las Ardenas- en un videojuego. Pero nunca ha sido tan cruda, realista y espectacular; de hecho ni siquiera suena música durante toda la secuencia para conseguir mayor impacto.

A partir de ese punto, y hasta que cruzamos el Rin, la historia nos brinda 11 niveles (de seis a siete horas de duración en modo normal) que alternan batallas en primera persona, secuencias de infiltración y el uso de vehículos: un tanque Sherman, un jeep y un caza P-47 Thunderbolt. Todos los niveles están bien resueltos (se acabó eso de seguir a nuestro sargento constantemente) y tratan de mostrar el lado más humano del conflicto. Call of Duty WWII es el primer juego que se atreve a mostrar los campos de exterminio -de una forma bastante sutil- el sufrimiento de la población civil o los problemas que surgen entre los soldados de la "Big Red One", siempre desde una perspectiva muy respetuosa.  

COD Review WWII 3

Mientras que la ambientación es impecable, el gameplay se encuentra limitado por motivos obvios. En la entrega del año pasado aplaudimos la valentía de Infinity Ward al incluir misiones secundarias, niveles de vuelo y combates en gravedad cero, pero en este caso las mecánicas son más sencillas y están siempre al servicio del argumento. Y aquí lo que marca la diferencia son nuestros gustos personales: se acabaron los momentos espectaculares a cámara lenta y los supersoldados, ahora los protagonistas son hombres normales en circunstancias extremas, y lo que nos pone los pelos de punta es el sonido de la expulsión del "peine" de 6 balas del M1 Garand.

Mención aparte merecen los niveles en que controlamos a un miembro de la resistencia francesa, que debe infiltrarse en un cuartel alemán con un pasaporte falso, y que presenta mecánicas muy interesantes, que cambian el ritmo de juego. Pero os advertimos de que no nos ha dejado una huella como Modern Warfare.  

La guerra multijugador

El modo online de Call of Duty WWII se asienta sobre la base de los juegos anteriores. Por un lado, podemos disfrutar de los modos de juego clásicos (duelo a muerte por equipos, dominación, captura la bandera, baja confirmada, buscar y destruir...) en diez mapas de tamaño mediano -algunos sacados de la campaña y otros nuevos, como Gibraltar o la cubierta del USS Texas-. Estos enfrentamientos resultan muy ágiles y divertidos, aunque algunos jugadores echarán de menos el doble salto o la carrera por la pared que estaban en Black Ops III y Call of Duty Infinite Warfare. Y algo similar ocurre con las armas: por lo general tienen menos cadencia de tiro, pero su munición resulta más letal.   

COD Review WWII 5

Por mapas, ritmo de juego y modos, COD WWII se coloca entre Black Ops III (que sigue siendo el tope del género) y la entrega del año pasado, que no tenía un diseño de mapas tan inspirado. Personalmente, nos parece muy atractivo el regreso a la guerra realista, pero la percepción dependerá de cada jugador. 

Análisis de Call of Duty Modern Warfare Remasterizado

Lo mejor es la incorporación del modo Guerra, que revoluciona las batallas multiplayer. En Guerra podemos visitar tres mapas enormes (cada uno de ellos tiene el tamaño de tres mapas convencionales) que se abren de manera progresiva. En Operación Neptuno, los aliados asaltan las playas de Normandía -con la ayuda de bots- y el eje tiene que repelerlos. En Breakout se trata de defender unos cañones Flak 88 antiaéreos y en Griffin, evitar que una columna de blindados cruce un puente. Son modos de juego asimétricos, en que un equipo defiende y los atacantes cuentan con otras ventajas, y la verdad es que el hecho de que el campo de batalla evolucione es una gran incorporación a la saga. 

COD Review WWII 6

Incluso la forma en que jugamos en los dos modos es diferente. En el multijugador tradicional los enfrentamientos se prestan más al estilo de "lobo solitario", en que nos preocupamos por mejorar nuestras estadísticas y subir de nivel, pero en Guerra hay que "campear" más; cualquier acción que no esté coordinada con el resto del equipo está condenada al fracaso. 

Progresión y cuarteles generales

El perfil de jugador y la progresión están muy cuidados, y mejoran lo que vimos en las entregas anteriores. Para empezar, podemos seleccionar entre 5 tipos de soldado (las divisiones de infantería, aerotransportada, acorazado, montaña y expedicionario) y cambiar su rostro -también hay mujeres disponibles-. Cada una de ellas tiene habilidades específicas y armas bonificadas. Pero por supuesto, podemos ir desbloqueando más de 30 armas en las categorías habituales: fusil de asalto, ametralladora ligera, rifle de francotirador... 

Cada arma se puede mejorar con ópticas, empuñaduras y munición especial, se puede evolucionar hasta nivel 10 (y después entrar en prestigio) y se puede pintar con camuflajes predeterminados, o de manera completamente personalizada. Además de eso, contamos con un "perk" vinculado a nuestra división, y la posibilidad de desbloquear nuevos uniformes y cascos de manera aleatoria, mediante cajas.

COD Review WWII 10

Y aquí es donde entra en juego la segunda gran novedad: los cuarteles generales. Se trata de un espacio social, construido de forma similar a la torre en Destiny o a la villa en Destiny 2. En este espacio jugable, podemos aceptar contratos específicos, encontrarnos con otros jugadores y participar en minijuegos: batallas uno contra uno en un escenario cerrado, competiciones de rachas de bajas e incluso la posibilidad de jugar a 15 juegos clásicos de Activision, como Pitfall 2. También hay un teatro para disfrutar de vídeos del juego, y una zona restringida, que será accesible cuando consigamos el prestigio (después de nivel 55).

Análisis de Call of Duty Infinite Warfare

Incluso disponemos de "emotes" para comunicarnos con otros jugadores mediante gestos y una ficha de jugador completamente personalizada con emblemas y "calling cards" desbloqueables. En este sentido, el multijugador es tan grande como siempre. 

Nazis zombies

De nuevo Call of Duty nos sorprende con un modo cooperativo independiente. Además de la campaña y el multijugador, tenemos una nueva experiencia zombie que recupera el estilo terrorífico de las primeras entregas. En este caso, cuatro héroes (interpretados por actores de la talla de Ving Rhames, David Tennant, Katherin Winnick y Elodie Yung) y un malvado (con la voz de Udo Kier) nos acompañan en una aventura sobrenatural, llena de sorpresas y con un desarrollo basado en oleadas. Este año no podemos construir barricadas para detener el avance de los muertos vivientes, pero el resto de elementos se mantienen.  

COD Review WWII 11

Los nazis zombies tienen una ambientación más oscura y un ritmo ligeramente más lento que Zombies in Spaceland (el juego del año pasado) y nos ha parecido más accesible y entretenido. Ha mejorado, desde luego, pero no de una manera drástica; aunque tenemos la promesa de que irá creciendo con los sucesivos DLC. Es un gran añadido para un juego largo y profundo, cuyo mayor atractivo está en su vuelta a los orígenes.

Ya lo hemos recalcado en un par de ocasiones en este análisis, pero es que depende mucho de nuestros gustos personales. Para algunos el regreso a la Segunda Guerra Mundial es justo lo que la saga necesitaba, para otros, supone un parón en la trayectoria de juegos de guerra moderna y futurista. En cualquier caso, sigue siendo un "shooter" bélico muy sólido y profundo, que mantiene perfectamente el tipo pese al ritmo de una entrega anual. 

Valoración

Un "shooter" bélico que apuesta por una ambientación más realista, e interesantes mejoras en el multijugador, pero también supone un paso atrás en algunas mecánicas, como el uso de botiquines. Espectacular, divertido y cargado de contenido.

Hobby

84

Muy bueno

Lo mejor

El modo guerra y los cuarteles son grandes novedades en el mutijugador. La ambientación realista y el apartado técnico.

Lo peor

Las mecánicas con armas y equipo de la 2ª Guerra Mundial pueden suponer un paso atrás para algunos jugadores. Campaña corta y lineal.