Crash Team Racing Nitro Fueled
Análisis

Análisis de Crash Team Racing Nitro Fueled para PS4, One y Switch

Por Daniel Quesada

Versión comentada: PS4

¡Marsupiales a la carrera! Uno de los juegos de carreras locas más populares está de vuelta con todo su colorido para que disfrutemos en HD de mandar a los rivales a tomar viento.

Solo hay un ser que está resucitando de su "resurrección" casi tanto como Keanu Reeves y ese es Crash Bandicoot. Si hace un par de añitos (sip, ya han pasado 24 meses) disfrutamos de su N.Sane Trilogy, ahora nos toca recuperar otro clásico de la primera PlayStation. Crash Team Racing Nitro Fueled trae al siglo XXI ese juego de carreras locas que se convirtió por derecho propio en el "mejor sustituto de Mario Kart en la Play".

Consigue la simpática figura de acción de Crash Bandicoot

El objetivo no tiene ningún misterio: controlando a un personaje de las aventuras de Crash, hemos de ganar con nuestro kart en carreras de 3 vueltas, a base de tomar bien las curvas, saltar y, por supuesto, usar los items que recolectamos para sacar ventaja o lanzar ataques a cualquiera de los 7 rivales.

Las dinámicas de juego propias de los juegos de karts aquí también aparecen: derrapar bien en las curvas es fundamental para no perder velocidad y, de paso, desencadenar un turbo que nos dé un impulso momentáneo. También podemos acelerar justo con el semáforo en verde para ganar impulso o pulsar el botón de derrape cuando vayamos a saltar con una rampa, lo que hará que estemos más tiempo en el aire. Cuanto más tiempo tardemos en caer, más turbo acumularemos al aterrizar.

Los derrapes (o mejor dicho, superderrapes) tienen algo más de ciencia que en Mario Kart 8 Deluxe o en Team Sonic Racing, por ejemplo: aquí, hay que pulsar un gatillo para iniciarlo en la curva y, en el momento exacto, pulsar el otro para desencadenar el turbo. Si tardamos demasiado, perderemos la oportunidad, pero si lo hacemos bien, podemos ejecutar hasta 3 turbos seguidos. Es un sistema un poco más técnico (todo lo técnico que puede ser un juego de carreras locas, claro) y, en general, Crash Team Racing Nitro Fueled tiene una curva de aprendizaje un pelín más dura que otros juegos similares, pero las carreras se vuelven muy intensas cuando lo dominamos.

Los circuitos también son bastante puñeteros en ocasiones, con giros de hasta 180 grados y bastantes barrancos que nos pueden hacer perder un tiempo precioso. Y ojo, que si corremos en el modo Historia, hemos de quedar forzosamente en primera posición para ir avanzando, incluso aunque juguemos en dificultad normal...

Pero vamos, no os vayáis a asustar, porque este juego de Crash Bandicoot busca sobre todo la diversión. Y eso se consigue con las divertidas trampas, caminos secretos y enormes saltos de los circuitos, además de los items que esconden las típicas cajas de Crash. El funcionamiento de estos items no es nada original, pero cumple su cometido: un turbo suelto, un ataque dirigido hacia un rival, una bomba que rueda en línea recta... O cómo no, la aparición de Aku Aku, que gira a nuestro alrededor para protegernos y a la vez atacar a todo el que toquemos. Además, si cogemos 10 frutas Wumpa, nuestro kart será más veloz y los items serán más efectivos.

Aunque recibir los ataques enemigos puede ser frustrante a veces por el mucho tiempo que roba, lo cierto es que las carreras son muy espectaculares, con los constantes derribos, salidas de pista y, en general, faenas que nos causamos unos a otros sin parar.

El catálogo de modos, circuitos y personajes es de lo más generoso. Tenemos 32 circuitos y 25 personajes. Mientras que todos los trazados se pueden disfrutar desde el principio en casi todos los modos, la mayoría de los personajes (hay de todo, desde el propio Crash hasta Coco, Tiny o Neo Cortex) se han de desbloquear al avanzar en el modo Historia o comprarse con dinero del juego en la tienda. Los personajes no van vinculados a karts concretos, sino que podemos alternar los vehículos sin que cambien las estadísticas de los personajes.

Los personajes solo tienen 3 características variables: velocidad punta, aceleración y manejo (algo importante para los derrapes). Según la faceta en la que destaquen, se consideran para principiantes, intermedios o para expertos, pero en realidad solo se trata de diferentes formas de enfocar las carreras. Además, podemos alterar el aspecto de cada corredor. Podemos dar un aire galáctico o amarillento a Crash, por ejemplo. De nuevo, esto no cambia sus estadísticas. Ojo, la versión PS4 de Crash Team Racing incluye la skin de aspecto poligonal para los protagonistas y una pista retro a modo extras. ¡Vivan los cuadradotes!

¿Y qué hay de los modos de juego? La verdad es que hay opciones para aburrir: aparte del modo Historia (ahora entraremos en ello), tenemos versus local (hasta 4 jugadores en pantalla partida) u online (8 jugadores), Torneo, Contrarreloj, modo Batalla (podemos pelear todos contra todos en circuitos más abiertos o hasta entrar en un Captura la bandera), competir por conseguir más cristales en un tiempo determinado... La lista de modos, tanto en solitario como en multijugador, es muy completa y, al acabar cada prueba, obtendremos algo de dinero, que podemos gastar en la tienda (llamada Boxes, aquí), para así obtener nuevos personajes, karts, colores o pegatinas para decorar.

Crash Team Racing

Pero claro, el modo estrella en solitario es el Historia que, como en el Crash Team Racing original, nos cuenta que el pérfido Nitros Oxide arrasará el planeta si no encuentra a alguien capaz de derrotarlo en carreras de karts... Cosas que pasan, oiga. Dentro de este modo, podemos cambiar de personaje cuando queramos (en el CTR original, teníamos que mantenernos siempre con el mismo) y explorar el hub para buscar nuevos circuitos en los que competir o rejugar los superados para pasar nuevas pruebas. Hasta que no consigamos un número concreto de trofeos, no podremos acceder a nuevos circuitos. Una vez superados, el jefe de cada zona (cuatro en total) nos retará a una carrera especial contra él, en la que no parará de lanzarnos trampas. Si lo derrotamos, ganaremos acceso a una nueva zona.

Como objetivos secundarios dentro de la Historia, podremos entrar en pruebas de superar los circuitos dentro del tiempo marcado, encontrar las letras C-T-R y llegar primeros a la meta, o recolectar todos los cristales desperdigados por la pista. Vamos, que solo con el modo Historia tenemos más carreras que Felipe VI.

El apartado técnico de Crash Team Racing Nitro Fueled está a la altura de las circunstancias, con unos personajes muy renovados, detallados (de nuevo, el look es clavado al de N.Sane Trilogy) y bien animados, que además cuentan con las estupendas voces acostumbradas en español.

Crash Team Racing

Los circuitos tienen diseños correctos, sin ser demasiado originales (lo de siempre: un desierto, un castillo, una mina, una zona nevada...), pero es cierto que están llenos de movimiento, con personajes secundarios que nos animan, otros que se cuelan en mitad del camino... Destaca especialmente el colorido: si tenemos una televisión con HDR, disfrutaremos de paletas de colores muy vivos, que casi parecen un dibujo animado "de toda la vida" pasado a 3D.

En conjunto, Crash Team Racing Nitro Fueled es un muy agradecido añadido al siempre simpático subgénero de las carreras locas, que añade mucho contenido respecto al clásico de 1999 (25 personajes frente a los 15 originales, más facilidad para llegar a los jefes en el modo Historia, juego online, visibilidad clásica o más detallada en el turbo, etc), que quizá puede intimidar por su exigente dinámica al principio, pero que está lleno de opciones, colorido y simpatía... Volveréis a quedaros prendados de Crash... Incluso aunque no tengáis ni idea de qué puñetas es un bandicoot.

Valoración

Un completísimo, colorido y variado juego de carreras que atraerá tanto a nostálgicos como a los más exigentes del turbo.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

La labor de renovación respecto al original, a la par que respeta toda su esencia. Se disfruta mucho en pantalla grande.

Lo peor

La curva de aprendizaje es un poco más exigente que en otros juegos del estilo y eso puede espantar a algunos.

Y además