Análisis Deadly Premonition 2
Análisis

Análisis Deadly Premonition 2 para Nintendo Switch - Otro surrealista caso para el inimitable agente York

Por Alberto Lloret

Versión comentada: Nintendo Switch

Con nuestro análisis de Deadly Premonition 2: A Blessing in Disguise para Nintendo Switch, nos sumergimos en el nuevo caso de Francis York Morgan, el atípico agente del FBI creado por Hidetaka "SWERY" Suehiro, quien protagonizó una de las aventuras más divisivas de la historia. ¿Era cutre o una genialidad? ¿Se repite esa dicotomía en el nuevo juego? ¿Merece la pena? Vamos a verlo...

A estas alturas, los amantes de las aventuras y el survival horror conocerán de sobra la historia de Deadly Premonition, un título que comenzó su andadura en Xbox 360 (la versión original de PS3 no salió de Japón), para desde ahí, dar el salto a las PS3 occidentales con una edición Deadly Premonition Director's Cut que corregía o suavizaba algunas cosas, como los duretes controles del original, al tiempo que añadía nuevos escenarios, un final alternativo y otras cosas...

En ambos casos, se trataba de una aventura inusual a todas luces, en la que encarnábamos a Francis York Morgan, un verborreico agente del FBI de lo más peculiar: habla consigo mismo como si tuviera una segunda personalidad llamada Zach, y a cada paso o conversación con otros personajes, aprovecha para dar la chapa y exhibir su amor por el cine y la cultura pop en general, al tiempo que recorría con libertad Greenvale, un pueblecito ficticio americano, donde debía resolver un siniestro asesinato con un misterioso serial killer, equipado con hacha y chubasquero rojo.

Así llegamos a noviembre de 2019, fecha en la que Rising Star reeditó el juego original para Nintendo Switch, con el título Deadly Premonition Origins, quitando los extras del Director's Cut y regresando a unas sensaciones más parecidas a las de la versión original. ¿Qué mejor manera de entonarnos para la secuela?

Deadly Premonition 2 review

Y así llegamos al análisis de Deadly Premonition 2 para Nintendo Switch, la soñada secuela de la aventura de culto que repite muchas de las señas de identidad del juego original, desde su excéntrico protagonista, a su desarrollo en mundo abierto... e incluso su capacidad para polarizar a los jugadores, aunque reconocemos que aquí los fallos son más "digeribles".

Todo lo demás, la pasión que derrocha por el cine, sus hipnóticos diálogos al más puro estilo Quentin Tarantino o sus casposas escenas de tensión siguen aquí presentes en mayor o medida... incluso su estructura por capítulos como la gran mayoría de series de televisión. Pero no nos anticipemos, que hay mucho que contar...

Deadly Premonition 2 review

Para empezar, no está de más recalcar una cosa: no es imprescindible haber jugado al original para disfrutar de la secuela, pero es probable que todo te resulte un poquito más áspero, extraño y loco si no lo has jugado. Hay numerosas referencias al caso de Greenvale, o incluso el propio y desconcertante protagonista. Podrás seguir la historia, pero jugarlo sin problemas, pero no es lo mismo...

Dicho esto, Deadly Premonition 2: A Blessing in Disguise nos enfrenta a un caso que tuvo lugar 5 años que el de Greenvale, y adopta un esquema ligeramente distinto respecto a la aventura original. La secuela abraza un estilo narrativo visto hasta la saciedad en el cine, que alterna los hechos de "la actualidad", con sucesos que se desarrollan en el pasado.

Así, en el presente conoceremos a Aliyah y Simon, dos agentes del FBI que acuden a casa de un deteriorado York en busca de respuestas que parecen estar relacionadas con un caso que, aparentemente, resolvió éste en 2005 y que podría no estar cerrado por completo tras aparecer el cuerpo de la víctima del caso, desaparecido entonces.

Así pues, Deadly Premonition 2 va saltando entre esos dos períodos temporales, el presente y 15 años atrás, para que el jugador conozca los antecedentes mientras revivimos el caso del pasado (más complejo de lo que pudiera parecer a primera vista), y así podamos ayudar a los agentes "del presente". Todo, por supuesto, regado con las impagables chaladuras de York, quien debido a su lamentable estado actual, no tiene reparos a la hora de hablar de su hada, de los santuarios o zonas sagradas que hay en su casa (y que no se pueden tocar), de su miedo al color rojo y otras idas de olla. Eso, para ir abriendo boca, porque sucede en los primeros 10-15 primeros minutos del juego...

Desde estos primeros compases siguen estando presentes los trabajados diálogos que, aunque para algunos paladares pueden ralentizar el desarrollo, para otros, como es mi caso, son uno de los grandes alicientes. Tan pronto estamos hablando de lo divino y lo humano, como del cine de los años 80, series de televisión, cultura general... y casi siempre con una pasión casi enfermiza y contagiosa. Ya en estos primeros compases no faltan las rutinas de interrogatorio, en las que podemos revisar el entorno que nos rodea, y hacer preguntas relacionadas para avanzar los diálogos, seleccionar las preguntas, etc..

Una vez hechas las presentaciones, y conocidas las locuras de York, el histriónico agente accede a ayudarles... y es justo cuando comienza el "viaje al pasado", a 2005, para revivir el caso de Lise Clarkson, una joven del pequeño pueblecito de Le Carré, cuyo cadaver apareció en un altar con las extremidades amputadas. Para complicar la investigación, los Clarkson son, además de la familia más opulenta de Le Carré (poseen muchos negocios y terrenos de la región), los miembros más temidos, hoscos y rudos de su comunidad, como pronto iremos descubriendo.

Deadly Premonition 2 review

Desde nuestra llegada a Le Carré no pasará mucho tiempo para empezar a ser partícipes de las locuras que rodean al excéntrico Francis York Morgan: un cuadro que de repente nos habla y nos revela un "oráculo" o pista para ir avanzando el caso, o incluso poder activar una habilidad especial, que consume "concentración" a cambio de revelar pistas o detalles ocultos que pueden pasar inadvertidos al ojo "normal". No es lo único anormal: en el hotel donde se hospeda, chef, botones y recepcionista son la misma persona, pero se comportan de manera distinta como si no lo fueran.

El resto del pueblo tampoco desentona dentro de esta "nueva anormalidad": no faltan los portales a otras dimensiones, tiendas de vudú regentadas por un extrañísimo tipo, una abuela adicta a los bolos... Vamos, que aunque de primeras puede parecer que no las hay, las similitudes con David Lynch y Twin Peaks están ahí.

Deadly Premonition 2 review

Al igual que en el juego original, la parte más "mundana" de la investigación del caso se compone de distintos elementos y fases. Podemos hablar con diferentes NPC para ir recabando información (lo que puede desembocar misiones principales y secundarias), debemos visitar los puntos calientes de la ciudad en busca de respuestas, objetos o para realizar una acción específica, sin olvidar el minucioso examen de la escena de la crimen para localizar pistas que, después debemos relacionar (y lo hacemos contestando a las preguntas de York, por lo que debemos estar atentos a todos los detalles de la investigación y no perder ningún detalle). 

Todas estas acciones se realizan dentro de un marco de libertad total, que como en el juego original, nos permite movernos por el pueblo como queramos y ser partícipes de todo tipo de actividades con las que perder el tiempo (jugar a los bolos, tirar guijarros al río y que reboten...). Para desplazarnos por el pueblo contamos con una tabla de skate (algo ridículo aunque con explicación, y que cuenta con su propio desafío de velocidad) o incluso un precursor de Cabify que nos permite movernos entre los edificios clave que hayamos visitado.

Del mismo modo, ciertos lugares o ciertos hechos sólo se pueden visitar o activar a ciertas horas, por lo que tendremos que fumar o dormir para avanzar el tiempo hasta la hora que queramos, sin olvidar además otros aspectos como la higiene (cambiar de traje...) o la alimentación (sí, York tiene que comer, aunque sea tres donuts de la máquina).

Deadly Premonition 2 review

Aunque cuenta con un diario que nos va indicando las misiones disponibles, y un mapa sobre el que vamos anotando nombres, horarios y otros datos, Deadly Premonition 2 no es un juego te lleva constantemente de la mano. Es una aventura lineal, sí, pero no te dice en cada momento qué hacer y te deja cierto margen para que te muevas como quieras y pruebes cosas. ¿Que te apetece perder el tiempo en la tienda de vudú y crearte un collar que mejore alguna característica? Puedes. ¿Que te falta algún ingrediente del collar y quieres perder el tiempo buscándolo? Puedes. ¿Que prefieres perder un día entero tirando piedras al río? Por qué no...

De hecho, puedes probar algunas cosas sin que el juego te alerte de su existencia. Si al recorrer las calles en monopatín ves puntos rojos en el mapa, puedes pararte a investigar, y comprobarás que también puedes cazar animales, como ardillas, y usar los materiales conseguidos para construir los mencionados objetos como collares, que potencian distintos aspectos de York. Sí, la magia negra está presente...

Deadly Premonition 2 review

Eso sí, debes tener en cuenta que Le Carré no es un lugar tan apacible como parece: al caer la noche, una extraña atmósfera roja invade las calles, y del suelo emergen unas ruidosas criaturas con enormes tijeras, que intentarán llevarse un pedacito de nosotros. Por suerte contamos con un arma de fuego que nos permite abatirlos... y seguir moviéndonos por la ciudad, aunque no es el único sitio donde nos los encontraremos. En momentos clave de la investigación, tendremos que meternos en una suerte de dimensión "alternativa", en la que seremos testigos de excepción de hechos clave del caso, y donde también hay enemigos e incluso jefes finales. Si cuando decimos que York es de todo menos convencional, es por algo...

Esta la libertad para hacer lo que queramos está presente en todo momento. Podemos detener la investigación y visitar lugares que no tendríamos ni por qué frecuentar, como una iglesia evangelista, o un local de Jazz con saxofonista en calzocillos. Ya os decimos que todo es muy loco. O podemos incluso sacar nuestra Caimanator, o pistola aturdidora, y molestar a la gente... aunque eso nos supondrá sanciones por las que nos quitarán dinero (el cual ganamos a medida que vamos resolviendo el caso) e incluso puede afectar a nuestra valoración final del capítulo, en base a si hemos tenido que utilizar algún continue, las bajas de criaturas realizadas, las penalizaciones...

En este análisis de Deadly Premonition 2: a Blessing in Disguise para Nintendo Switch sólo podemos hablar del primer capítulo, y ni siquiera podemos enseñar el jefe final, ni decir quién es... ni otras cosas. Una decisión del editor, Rising Star, para mantener la sorpresa y no desvelar a los fans del juego hechos fundamentales de la trama o de los personajes que en ellos intervienen, algo que en cierto modo entendemos y respetamos. Porque si llevas 7 años esperando el regreso de York, lo mejor es llegar a esta historia sabiendo lo menos posible.

Y aunque este primer capítulo es relativamente largo (con la mencionada libertad, se te puede ir fácilmente a las 8 horas), es más que suficiente para tener una impresión general inequívoca del juego: como el juego original, Deadly Premonition 2 puede encantarte, o parecerte un soberano bodrio. Todo depende de tus tragaderas, del amor que tengas por la serie B, el juego original y en general, la importancia que le des a los aspectos técnicos en un videojuego.

Deadly Premonition 2 review

Es innegable que Deadly Premonition 2 deja una parcela visual superior a la del primer juego, sobre todo en lo referente a los entornos, el nivel de detalle de los modelos de los personajes (que a menudo parecen casi diseños acabados en Cel Shading), el intefaz... es un juego más atractivo desde el punto visual, si bien es cierto que sigue arrastrando problemas conocidos.

Las animaciones, aunque superiores a las del primer juego, siguen dejando cosas que te dejarán preguntándote si son de coña o no. Muecas y gestos raros en los rostros, casi siempre desincronizados con el doblaje; animaciones bruscas o sin apenas frames que parecen de anteriores generaciones... Hay un poco de toda cutredad posible, como en botica.

Si nos metemos con la ciudad, recorrerla a toda pastilla en patinete, y girar la cámara, o sacar una captura al mismo tiempo, hace que Deadly Premonition 2 sea el festival del petardeo, con caídas en la tasa de frames importantes, durante uno o dos segundos. Por no hablar de algunas texturas cantosas, que la ciudad parece un desierto y el 90% no te cruzarás con un peatón... ¿Es algo que rompa el juego por completo o te impida disfrutar de él? Para nada, pero son defectos que están ahí.

Por suerte, otros se han corregido, como a la hora de apuntar y movernos, que aquí si que es posible hacer ambas a la vez... aunque las animaciones, como acabamos de decir, son toscas a más no poder. Sirvan como ejemplo las animaciones de disparo y recarga, que parecen de hace dos generaciones, siendo generosos.

Pero, de nuevo, se trata detalles que en mayor o menor medida estaban ya en el juego original... y que para muchos, forman parte de su encanto. Es como una película de serie Z, en versión jugable. Poco presupuesto y mejorable ejecución técnica, que suple con ingenio y otros elementos que pueden atraparte "hasta las trancas", como los personajes o los diálogos. Las conversaciones de York con Patty, una niña que se le pega desde que llega a Le Carré y le ayuda con la investigación, son un ejemplo de ello.  

Y eso sin hablar de la localización de los textos al castellano, que sólo podemos tildar de exquisita y cuidada, desde la refinada y poco empática forma de hablar de York (potenciada por el gran doblaje al inglés a cargo de Jeff Kramer) a los chistes y referencias, o la banda sonora, que deja algunos temas sencillamente memorables y sobresalientes (como la tranquila melodía que suena al interrelacionar todas las pistas en nuestra habitación del hotel). 

Deadly Premonition 2 review

Así pues, quienes lleguen a él esperando un triple A en lo técnico, se pueden ir olvidando: Deadly Premonition 2 es un título superior al original en lo técnico, sí, pero sigue arrastrando muchas de las "cositas" y defectillos del juego original, tanto en lo visual, como en el control (ay, que mejorable es el control al movernos en patinete)... pero es algo que forman parte del "cutre encanto" de la saga. La duda es, ¿sigue siendo intencionado o es una pura cuestión de medios? Sea como fuere, la cutrez forma parte de su encanto.

Pero si el apartado técnico no es importante para ti, nuestra opinión de Deadly Premonition 2 no puede ser más contundente: es una aventura única, que combina géneros y mecánicas como pocos juegos hacen hoy en día, y que a poco que te guste el survival, la investigación y los momentos hilarantes, te conquistará si le das una oportunidad. Y eso por no hablar de Francis York Morgan, un personaje que brilla con una fuerza inusual en una constelación de héroes y personajes principales que parecen calcados unos de otros...

Valoración

Una aventura que, como el original, no sabes si va en broma o en serio. O lo amas, o lo odias. Es tosco, burdo... pero sigue siendo una aventura única en su especie. Si conectas con su propuesta, disfrutarás de principio a fin con unos diálogos que atrapan, situaciones surrealistas que enganchan y toda la locura que cabe esperar de Francis York

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Diálogos, situaciones surrealistas, humor, cutredad... una amalgama de mecánicas y situaciones que enganchan de principio a fin. El protagonista.  

Lo peor

Como el original, técnicamente es burdo: petardeos, animaciones faciales que parecen de broma, controles poco finos...

Y además