Deadly Premonition Origins
Análisis

Análisis de Deadly Premonition Origins para Nintendo Switch

Por Alberto Lloret

Versión comentada: Nintendo Switch

Volvemos a Greenvale para el análisis de Deadly Premonition Origins, coincidiendo con su lanzamiento en formato físico para Nintendo Switch, disponible desde hoy 21 de noviembre en las tiendas. Una aventura única, extra, desconcertante... pero que sigue maravillándonos por su combinación de cutrez y genialidad, todo en uno.

Desde su lanzamiento original en Xbox 360 en el ya distante 2010, Deadly Premonition, el título de Access Games, destacó por ser tan desconcertante como único, que polarizó a los jugadores entre los que amaban su propuesta survival, tan atípica y loca como descacharrante, y aquellos que lo detestaban por parecer un juego de la anterior generación de consolas, con un control áspero y un conjunto de situaciones y personajes que no quedaba claro si iban en serio o era una broma...

Como vamos a ver en este análisis de Deadly Premonition Origins para Nintendo Switch, es justo en esta versión, y no en la posterior de 2013, la Deadly Premonition Director's Cut de PS3, en la que se basa este port para la híbrida de Nintendo, con la que se recrea de la forma más fidedigna las sensaciones del original, aunque eso suponga reencontrarse con el control más arcaico, y la eliminación del contenido Director's Cut (que añadía un final alternativo y nuevos escenarios, entre otras cosas).

Esta microSD de 128GB es la más barata de Amazon y es perfecta para tu Switch

Para quien no sepa nada de este título, Deadly Premonition Origins nos lleva a Greenvale, un ficticio pueblo americano donde ha aparecido asesinada de manera truculenta una joven de 18 años. Allí acude a investigar el agente del FBI Francis York Morgan, un agente peculiar como hay pocos.

Peculiar porque, ya desde el principio, no sabremos si ve alucinaciones en forma de zombis que aparecen de la nada, si rompe la cuarta pared y habla con nosotros, el jugador, refiriéndose a nosotros como Zach... o si en el fondo tiene algún tipo de transtorno mental. No menos peculiares son los habitantes de Greenvale, algunos estereotipos (como el áspero sheriff o su amanerado ayudante), la dueña sorda del único hotel del lugar... Un abanico de chalados con los que resulta difícil no engancharse.

Deadly Premonition Origins review

Lo que hace especial a Deadly Premonition Origins es... todo. Adopta la estructura de un mundo abierto, en el que sí, debemos investigar el caso... pero podemos hacer literalmente lo que nos de la gana. ¿Que no te apetece levantarte un día? Puedes volver a echarte a dormir. ¿Que quieres ir hecho un guarro sin afeitar y siempre con la misma ropa? También puedes.

Prepárate también para situaciones surrealistas con los personajes, otras algo más oníricas que nos desconcertarán durante la investigación, diálogos extensos y mucha, mucha chaladura. Basta por ejemplo coger un coche y conducir hasta nuestro siguiente destino. Podemos elegir entre un montón de vistas, encender los faros, activar el limpiaparabrisas, la sirena... o hablar "con nosotros". Los temas de conversación son, simplemente surrealistas, como las ediciones de películas en DVD.

Deadly Premonition Origins review

Es sólo un detalle más de los cientos que esconde el juego y que, aún siendo un survival horror, con enemigos que abatimos a disparos al más puro estilo Resident Evil 4, recuerde más a series como Twin Peaks de David Lynch que a una entrega de la veterana saga de Capcom. Por tener, tiene hasta un misterioso asesino en serie con hacha con el que nos cruzaremos en varias ocasiones...

La acción es tosca y anticuada (al apuntar, no podemos movernos), el control para movernos resulta desfasado, hay quick times para resolver determinadas situaciones y que resultan hasta algo imprecisos (por ejemplo, agitar el stick izquierdo de un lado a otro), sonidos que en Switch dejan de escucharse temporalmente, problemas con el volumen de algunos temas que eclipsan todo lo demás... Es como una película de serie Z, de bajo presupuesto, hecha videojuego. He aquí un ejemplo...

Bien por esta cutrez, intencionada o no, algunos detalles del juego son sencillamente hilarantes. Pueden ser animaciones, algunos gestos de los personajes, el comportamiento de York o situaciones enteras que simplemente son ridículas y excéntricas a más no poder. Y es esa ridiculez la que forma parte del encanto del juego y la que ayuda a que su atmósfera sea especial, única, cautivadora. Es difícil de explicar, sin reventar muchos de estos momentos.

Los mejores juegos de terror de 2019 para PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC

Pero, aún con estos bajos valores de producción, hay algo que brilla muy fuerte en el corazón del juego, y es que, bien por azar, casualidad o genialidad, esta cutrez técnica de Deadly Premonition Origins se fusiona con muchas ideas geniales que dejan una jugabilidad fresca, distinta, liderada con un protagonista memorable y unos diálogos con una vis cómica que te atrapará y no te soltará fácilmente. Hasta la música mola y pronto estarás tarareándola.

Además, la aventura es bastante larga, que se puede estirar hasta las 40-50 horas a poco que explores e intentes hacerte con sus coleccionables (medallas y objetos que aumentan nuestra paga), cromos o tarjetas de todos los personajes del juego...

Como decimos, todos los fallos de la versión original están aquí presentes, y se complementan con otros nuevos, como un popping quizá un pelín más evidente, un tono más grisáceo para el acabado visual del juego y caídas puntuales en la tasa de frames jugando en modo portátil. El juego ha recibido ya algún parche que ha corregido levemente estos defectos.

Deadly Premonition Origins review

Pero, como llevamos diciendo durante todo el análisis de Deadly Premonition Origins, los defectos técnicos forman parte del encanto, de la experiencia. Una experiencia que, salvo que adores los gráficos y la calidad técnica sobre las mecánicas, tiene muchas papeletas de conquistarte por todo lo descrito arriba. Es un survival, pero no es como ningún otro que has jugado.

Y si eres fan de las anteriores versiones, ahora puedes hacerte con la edición especial del juego para Nintendo Switch, que además de la copia del juego en formato físico incluye un set de pines a cual más chulo, incluido uno dedicado al autor del juego, Sweary65, y todo en una caja especial con relieve.

Como sucede con otras obras de culto, es completamente normal que Deadly Premonition Origins te parezca una aberración, un juego desfasado y técnicamente paupérrimo... pero entonces te podrías estar perdiendo una genialidad, una obra con un carácter único que sigue maravillando a pesar de sus abundantes defectos.

Por suerte, jugando en modo portátil, en la pantalla de Nintendo Switch, algunos defectos se disimulan algo más, y adquiere el encanto de poder jugarlo en cualquier parte, aunque no está de más recordar que no siempre, por no decir nunca, los gráficos y el apartado técnico lo son todo en un videojuego. Todo esto hace de Deadly Premonition Origins una rara avis que, al rejugarla de nuevo, ha vuelvo a avivar nuestro deseo de una secuela. Menos mal que Deadly Premonition 2 ya está en camino...

Valoración

Deadly Premontion Origins sigue siendo un juego de culto tan desconcertante como sorprendente, un survival único que amarás u odiarás. Nosotros somos de los primeros, y le perdonamos su flojera técnica (parece un juego de PS2), porque es una experiencia única. El port de Switch dista de ser perfecto, pero para rejugarlo en cualquier sitio...

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Sigue descolocando: parece muy malo, pero es muy bueno. Protagonista y elenco de personajes, banda sonora, planteamientos jugables...

Lo peor

Si esperas un gran festival gráfico y técnico, huye. Mecánicas y control arcaico. Fallos de todo tipo (popping, pérdida de sonido, framerate...).

Y además