Análisis Drgaon Quest Builders
Análisis

Análisis de Dragon Quest Builders para Nintendo Switch

Por David Martinez

Versión comentada: Nintendo Switch

Dragon Quest Builders para Nintendo Switch combina con maestría elementos de los juegos de rol japoneses y juegos de construcción tipo Minecraft, con la ambientación y los diseños de la saga, que tienen el estilo inconfundible de Akira Toriyama (creador de Dragon Ball).

Dragon Quest Builders llega por la puerta grande a Nintendo Switch. Nos encontramos ante un nuevo spin-off (junto a Dragon Quest Heroes) de esta saga de RPG desarrollada por Square-enix que incorpora elementos de construcción inspirados en Minecraft, y es capaz de conservar su esencia. Pero su principal virtud, sobre todo, es que ha sido capaz de "engancharnos" como pocos juegos. Después de dedicarle incontables horas, seguimos construyendo nuestra ciudad, repeliendo ataques de las criaturas malignas y mejorando nuestro equipo con entusiasmo. 

Antes de profundizar en sus mecánicas y en las novedades que ofrece, os recordamos que este es el mismo juego que apareció en PlayStation 4 y PS Vita (sólo en versión digital) hace un año, y su desarrollo es idéntico. Aquí podéis leer nuestro análisis de Dragon Quest Builders para PS4. Eso significa que nos encontramos ante una obra sobresaliente. 

Por si no lo recordáis, los hechos del juego transcurren durante un momento del primer Dragon Quest, en que el malvado Draconarius ofrece un trato "envenenado" al protagonista. El resultado de esta trampa es que el mundo de Alefgrado queda destruido, y nuestra misión es devolverle su esplendor desde los cimientos. Evidentemente, con un aspecto visual en 3D a la altura de los tiempos que corren: detallado, colorido y con buenos efectos de luz que corresponden al ciclo día/ noche.

El constructor 

El héroe del juego (o la heroína) es un personaje legendario de Canteria: el constructor. Es el único capaz de extraer materias primas de la tierra -bloques como en Minecraft- y convertirlos en objetos cada vez más elaborados. Al principio, el sistema de construcción es básico: colocamos los bloques de tierra para formar habitaciones, y construimos elementos esenciales, como puertas y camas, con los hierbajos que encontramos. Pero estas posibilidades se multiplican con diferentes bancos de trabajo. Un alto horno nos permitirá crear objetos de bronce, y después, una forja nos permitirá trabajar el acero. Cada nuevo material, combinado con los anteriores se convierte en decenas de objetos cada vez más elaborados. 

​   ​DQ Builders Switch 4

Con nuevas herramientas, como el mazo, la almácena o el martillo de guerra, podemos extraer materiales más escasos, que a su vez nos servirán para completar un catálogo de muebles y diseños arquitectónicos interminable. ¿Y para qué los necesitamos? Pues para reconstruir una ciudad, a la que irán llegando nuevos habitantes. 

Análisis de Minecraft para Nintendo Switch

Dependiendo de lo que coloquemos en cada una de las casas, éstas se convierten en talleres, dormitorios, salas del tesoro, armerías... que añaden puntuación a nuestro emplazamiento. Más puntos se traducen en un área de construcción mayor y en nuevos ciudadanos. Y cada uno de estos personajes se encarga de hacernos peticiones. Unos querrán que les construyamos un vestidor, o que encontremos la receta para un plato de comida -que también hay cocina en Dragon Quest Builders- y así es como se va desarrollando el argumento. 

​   ​DQ Builders Switch

Un poco de rol

Si bien la parte de construcción es la que tiene más peso en Dragon Quest para Nintendo Switch, no se han descuidado los aspectos de RPG tradicional. Nuestro personaje no puede mejorar sus habilidades, pero sí puede equiparse con armas, escudos y armaduras cada vez más poderosos. Además, hay un componente de exploración, a través de los portales que nos llevan a diferentes islas. En cada una de ellas podemos investigar cuevas, pirámides o castillos, derrotar jefes finales y conseguir materiales exclusivos.

Cuando terminemos una fase de construcción, tendremos que enfrentarnos a fases de ataque. Cuando cae la noche los monstruos se acercan a la ciudad para poner a prueba nuestras estructuras defensivas (como muros, atalayas y trampas de pinchos) y nuestra habilidad con la espada. No son unos combates muy complicados, en tiempo real, pero añaden un elemento de variedad que se agradece. 

​   ​DQ Builders Switch 3

Entre las criaturas a las que le hacemos frente, nos encontramos con toda la caterva de monstruos característicos de la saga: limos, golem, esqueletos, quimeras... cuyo diseño (que firma Akira Toriyama, creador de Dr. Slump o Dragon Ball) sigue siendo excelente. Cada una tiene sus propios ataques y también deja caer alguna sustancia especial al morir. 

La diversión de construir

El esquema que os hemos explicado anteriormente se va repitiendo a lo largo de distintas regiones de Alefgrado, cada una con sus particularidades en el clima, los monstruos o los materiales que abundan. Sí, es cierto que resulta duro perder todos nuestros progresos y empezar a construir nuevas ciudades partiendo de las ruinas, pero cada zona presenta nuevos retos y dificultades, que nos empujan a seguir avanzando. 

​   ​DQ Builders Switch 2

Además, los jugadores más creativos disfrutarán mucho más en el modo de construcción libre, en que podemos dar rienda suelta a nuestras ínfulas arquitectónicas, sin las limitaciones que supone el modo historia, con los ataques nocturnos de los enemigos y las misiones. 

Porque, como hemos mencionado nada más comenzar este análisis de Dragon Quest Builders, da igual que os hayáis dicho -como nosotros- "no me voy a enganchar a otro Minecraft". Al final, terminamos atrapados por su desarrollo, y las horas se nos escapan tratando de mejorar la arquitectura, cambiando las estructuras por materiales más nobles y fabricando una muralla inexpugnable en que queden atrapadas todas las criaturas. 

dragon quest switch

En cuanto a las particularidades de la consola, Switch nos permite jugar tanto en modo TV como en portátil o sobremesa. Pero en este caso cuanto mayor sea nuestra pantalla mejor, ya que el juego nos obliga a movernos por numerosos menús y leer las parrafadas que nos cuentan los conciudadanos (en castellano). Además podemos contar con la ayuda de una nueva criatura, el tigre dientecillos de sable, que mejora la velocidad de construcción de nuestro héroe, y además nos permite contar con materiales extra. 

Valoración

El mismo juego que disfrutamos hace un año en PS4 llega a Switch y resulta igualmente divertido. Una combinación perfecta de rol y construcción, en la línea de Minecraft, con la mágica ambientación de Dragon Quest.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

Es muy divertido, en particular las fases de construcción y la defensa de la ciudad. Muy fiel al universo Dragon Quest.

Lo peor

Textos y menús difíciles de leer en modo portatil. El movimiento de la cámara en escenarios cerrados.