Análisis Eiyuden Chronicle: Rising, la precuela de Eiyuden Chronicle: Hundred Heroes

Eiyuden Chronicle: Rising

Análisis de Eiyuden Chronicle: Rising, un action RPG con toques de "town building" que sirve como aperitivo para lo que nos espera en Eiyuden Chronicle: Hundred Heroes. ¿Merece la pena sumergirse en este nuevo universo? Os lo contamos.

Tras superar una exitosa campaña de Kickstarter, en 2023 se pondrá a la venta Eiyuden Chronicle: Hundred Heroes, un JRPG en el que están involucrados Yoshitaka Murayama y Junko Kawano

Para los que nos los conozcáis, se trata de dos de los principales responsables de la legendaria saga Suikoden, lo que convierte a Hundred Heroes en su sucesor espiritual; desde luego, las imágenes y vídeos mostrados hasta el momento dejan claro que se trata de un juego con un estilo muy similar.

VIDEO

Rol LENTO pero con ENCANTO - ANÁLISIS de Eiyuden Chronicle Rising

Pero antes de que llegue a nuestras manos, y para hacer más fácil la espera, podemos ir descubriendo su mundo y conociendo a algunos de sus personajes gracias a Eiyuden Chronicle: Rising, que se pone a la venta hoy para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S, Nintendo Switch y PC.

En lugar de la jugabilidad estilo Suikoden que ofrecerá Hundred Heroes, Rising es un action RPG de scroll lateral que incluye toques de "town building". ¿Merece la pena adentrarse en este nuevo universo? Os lo contamos en nuestro análisis de Eiyuden Chronicle: Rising.

La vida del recadero, la vida mejor

Eiyuden Chronicle: Rising nos pone en el papel de JC, una joven cazatesoros que se dirige hasta la ciudad de Nueva Neveah atraída por la promesa de encontrar riquezas en el túmulo que ha sido descubierto recientemente en las afueras.

Pero, al llegar, descubre que no ha sido la única que ha tenido esa idea: la ciudad se ha llenado de aventureros que saquean las ruinas en busca de tesoros. Los residentes han decidido sacar partido de la situación, aprovechándose de las particulares habilidades de los forasteros para mejorar las instalaciones de la ciudad, que no atraviesan su mejor momento.

Así que antes de poder explorar el túmulo, JC se ve obligada a cumplir tareas para los ciudadanos, que como recompensa le sellan una tarjeta de puntos con la que puede obtener el ansiado acceso a las ruinas.

Eiyuden Chronicle: Rising

Sabemos lo que estáis pensando: "este no parece el típico argumento de RPG". Y no, no lo es. Si esperáis una historia con caballeros, dragones y un terrible enemigo que amenace la paz mundial, aquí no las vais encontrar... al menos durante gran parte del argumento.

En su lugar, Eiyuden Chronicle: Rising nos cuenta una historia más... mundana, más tranquila, por llamarlo de algún modo. Y ojo, que esto nos gusta mucho: no todo tienen que ser epopeyas épicas. A veces, apetece disfrutar de un mundo en el que el mayor de los problemas no es el apocalipsis inminente y la mayor de las preocupaciones es ayudar a unos cuantos ciudadanos.

Es la clase de juego que se toma su tiempo en establecer las bases de su mundo y presentar a sus personajes. Y la verdad es que toda esta construcción pausada acaba dando sus frutos, y estamos seguros de que esos frutos terminarán de florecer en Eiyuden Chronicle: Hundred Heroes.

Eiyuden Chronicle: Rising

El problema (porque ya lo habréis adivinado: hay problemas), es que jugablemente no termina de acompañar, principalmente porque para alcanzar esa construcción lenta y desarrollo de personajes se ha recurrido a una estructura de juego que sólo se puede definir como: hacer de recadero.

En Eiyuden Chronicle: Rising, estamos continuamente atendiendo las necesidades de los residentes de Nueva Neveah, lo que supone salir a explorar, derrotar enemigos, cortar árboles, romper piedras, pescar, etc. y volver con los recursos necesarios para completar la misión.

Tendría un pase si esto sólo sucediese en las misiones secundarias (que las hay, muchísimas), pero buena parte de las primeras horas de juego también implican ir de aquí para allá cumpliendo recados. De hecho, el gran problema de Eiyuden Chronicle: Rising son esas primeras 5/6 horas.

Eiyuden Chronicle: Rising

Durante todo ese tiempo no dejan de introducirse mecánicas, ya sean de cara al combate o la exploración, pero más que novedades útiles, en todo momento se sienten como aspectos que han sido eliminados a la fuerza. Para que os hagáis una idea, nada más empezar el juego JC sólo puede realizar un combo de dos golpes.

Dicho de otro modo: Eiyuden Chronicle: Rising tiene un tutorial que se alarga mucho más de lo debido. Y es una lástima, porque una vez superadas esas cinco o seis horas, el juego despega y demuestra un gran potencial. 

El sistema de combate, por ejemplo, es muy entretenido, vistoso y está bien pensado; nos permite controlar a tres personajes muy diferentes, pudiendo alternar entre ellos con facilidad, ya sea para atacar en solitario o para realizar combinaciones. Y los elementos RPG (equipo, mejoras, daño elemental...) le dan todavía más vidilla...

... pero durante las primeras horas no le vais a sacar ningún partido, porque todos los enemigos caen tras un par de golpes.

Eiyuden Chronicle: Rising

La exploración también ofrece buenos momentos, con pequeños toques de metroidvania y escenarios cuyo diseño va siendo más enrevesado a medida que progresamos... Pero, de nuevo, en las primeras horas vais a sentir que os llevan todo el rato de la manita y no os dejan explorar más allá del camino marcado.

En cuanto a la faceta "town building"... Por un lado está bien, porque mola ir viendo cómo crece la ciudad, cómo se llena de nuevos personajes y negocios que cada vez ofrecen mejores objetos y es otro aspecto que contribuye a la construcción del universo de la que hablábamos al principio. Pero, por otro, es la faceta que más ligada está al gameplay de recadero.

Donde no tenemos pega alguna es en la parcela audiovisual: Eiyuden Chronicle: Rising mezcla con mucho acierto personajes 2D con escenarios 3D para obtener un look que captura a la perfección el estilo de los RPGs (y otros tantos juegos) de la primera PlayStation. La banda sonora sigue la misma estela y nos deja un buen puñado de melodías de lo más pegadizas.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Un action RPG con una buena base jugable y una gran construcción de universo y personajes, que se ve lastrado porque tarda demasiado tiempo en poner a nuestra disposición las herramientas necesarias para disfrutarlo y por basar gran parte de la jugabilidad en hacer de recadero.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Cuando logra despegar, el sistema de combate es muy entretenido. El bucle de juego logra enganchar. Artísticamente es muy bonito.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Tarda demasiadas horas (entre 5/6) en desplegar todo su potencial. Durante gran parte del tiempo, es un simulador de recadero.

Versión comentada: PC

Hobby

66

Aceptable

Y además