Skyrim Special Edition Principal
Análisis

Análisis de Elder Scrolls V Skyrim para Nintendo Switch

Por David Martínez

Versión comentada: Nintendo Switch

Skyrim en Nintendo Switch es la fantasía de cualquier aficionado al RPG, llevarnos en el bolsillo la magnífica obra de Bethesda (que ya ha cumplido seis años) y volver a encarnar al dovahkiin en su lucha contra los dragones. En este análisis tratamos de dar respuesta a dos interrogantes, ¿cómo ha envejecido el desarrollo? y sobre todo, ¿está a un buen nivel técnico?

Hace seis años Bethesda nos dejó impresionados con la quinta entrega de su saga de RPG The Elder Scrolls. Skyrim era un juego gigantesco, en que recorríamos las tierras del norte de Tamriel cumpliendo misiones de todo tipo, explorando y combatiendo hasta hacer frente a Alduin, el líder de los dragones, que había despertado y tenía sometidos a los habitantes del reino. 

Skyrim brillaba en muchos sentidos: en la historia y ambientación, en un sistema de progreso muy intuitivo, que hacía que mejorásemos en las habilidades que más utilizábamos, y en el modo en que estaban escritas, e integradas, las misiones secundarias, que nos implicaban con dos facciones en guerra -los capas de la tormenta y el imperio- y con un clan de sabios conocidos como los barbas grises.

Hace un año lo volvimos a disfrutar en edición especial, en Xbox One y PS4 (en resolución 4K en PS4 PRO) con todas las expansiones (Dawnguard, Hearthfire y Dragonborn) que se lanzaron en su momento. Y ahora tenemos la posibilidad de jugarlo en Nintendo Switch (dentro de muy poco también llegará la versión en realidad virtual, Skyrim VR). 

Skyrim para Nintendo Switch

De entrada, hay que reseñar que el juego de Nintendo Switch es exactamente el mismo que disfrutamos el año pasado, y que por tanto, sigue disfrutando de su planteamiento abierto, en un mundo muy "vivo", de su banda sonora épica, la posibilidad de jugarlo tanto en perspectiva subjetiva como en tercera persona y dedicarle cerca de 30 horas para terminar la historia, y muchas más si queremos descubrir todo lo que encierra. Y además, tiene mejoras en la vegetación, el agua y la iluminación respecto al original.

Primeros 15 minutos de Skyrim Special Edition 

También arrastra los mismos defectos de aquella versión, como un editor de personajes que se ha quedado un poco anticuado, algunos modelos y animaciones toscos, y un sistema de combate cuerpo a cuerpo que no es demasiado intuitivo en primera persona. Técnicamente esta versión se encuentra un paso por encima del juego de 2011 y algo por debajo de las versiones de 2016 (sobre todo por la resolución y algunas texturas si jugamos en modo TV). 

Añadidos para Nintendo Switch 

Hay dos tipos de mejoras que se suman a esta versión de Skyrim (que en versión digital tiene un peso de 14.3 GB y que requiere una descarga adicional del idioma). Por un lado están las que ofrece el hardware; la posibilidad de jugar en modo TV con un mando tradicional, en modo desktop o en versión portátil. Y en esta ocasión se han implementado controles por movimiento para el combate (manejamos los dos joy-con como si fueran nuestra espada y escudo, o para tensar la cuerda del arco). Estos controles responden bien, pero en los enfrentamientos más complicados, es preferible utilizar los controles tradicionales.

Skyrim para Nintendo Switch

Y dicho esto, donde sobresale Skyrim es en modo portátil. La sensación de tener este mundo en nuestras manos es increíble, la bajada de resolución (por la propia naturaleza de la consola a 720p) apenas se nota y el juego se mueve con mucha suavidad. Para ser totalmente sinceros, al sacarlo del dock de Nintendo Switch y probarlo en la pequeña pantalla, no  estábamos seguros de cómo se iba a comportar la máquina... pero no hay nada que temer, si acaso, maravillarnos por la calidad que alcanza este port. 

Rol medieval: Skyrim vs The Witcher III

Pero aparte de lo que nos ofrece el hardware, también nos encontramos con nuevo contenido, que es más bien un guiño para los jugones. Bien a través de un amiibo, o encontrando los cofres que se encuentran repartidos por esta provincia de Tamriel, podemos desbloquear atuendo y piezas de equipo inspiradas en The Legend of Zelda. Son unas adaptaciones "realistas" del escudo hyliano, la Espada Maestra y el traje de Link en Breath of the Wild, y aunque no aportan demasiado al juego, seguro que vuelven locos a los más "nintenderos".

Skyrim para Nintendo Switch

Skyrim sigue siendo mágico

A estas alturas es difícil describir algo nuevo sobre este título. Valga decir que es la tercera vez que nos embarcamos en su inmenso desarrollo, y que ha vuelto a conquistarnos. No nos llevaremos ninguna sorpresa cuando utilicemos la voz por primera vez, y consigamos derribar a nuestros enemigos al grito de fusrodah. o cuando subamos hasta la cima del mundo por los interminables escalones de la montaña. Pero es igual, porque después de jugar durante unos minutos, no querremos dejarlo.

Skyrim Switch

Skyrim es una prueba más de que el apartado técnico no lo es todo, y que se pueden perdonar algunos "bugs" en un juego de esta magnitud. Bethesda, que hace una semana lanzó DOOM para Switch, ha conseguido que la experiencia de Skyrim se mantenga fresca. Además, hasta la llegada de Xenoblade Chronicles 2 en diciembre, Skyrim es el juego de rol más ambicioso del catálogo (sin contar Zelda Breath of the Wild, que no es rol "puro"). 

Valoración

Seis años después de su lanzamiento, Skyrim sigue siendo un juego de rol brillante, que ofrece interminables horas de aventura en un mundo lleno de detalle. La portabilidad en Nintendo Switch mejora todavía más

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Un mundo inmenso, con las mejoras de la edición especial, en nuestro bolsillo.

Lo peor

Los modelos de los personajes se han quedado anticuados. Las mecánicas de combate, en particular en primera persona.