Maneater review
Análisis

Análisis Maneater con un tiburón asesino para PS4, Xbox One y PC

Por David Martínez

Versión comentada: Xbox One

El análisis de Maneater para PS4, Xbox One y PC nos convierte en un tiburón asesino, capaz de sembrar el caos y la destrucción entre los bañistas (y los animales) que pasean por este sandbox submarino.

Estuve en el Indianápolis... o casi. Llevo a mis espaldas un millón de visionados de Tiburón, de las secuelas y de todas las imitaciones de serie B sobre escualos asesinos (desde Tintorera a Sharknado). Y mi hermano está obsesionado con los tiburones. Hasta he buceado con ellos. Así que no es de extrañar que arrancase el análisis de Maneater con todas las ganas del mundo. 

El mejor equivalente cinematográfico, ya que estamos en esas aguas, podrían ser Megalodón o Deep Blue Sea. Tripwire Interactive (creadores de Killing Floor) nos presenta un juego muy entretenido y sangriento, que sabe reírse de sí mismo y del género, pero que arrastra numerosos fallos. Es un título con que un pequeño grupo de jugadores se lo va a pasar en grande. ¿Estáis en ese grupo? Ya me marcho de aquí, linda dama española...

La historia de Maneater está inspirada por las grandes obras de ficción de monstruos marinos. Por un lado, tenemos las referencias a Moby Dick, de Herman Melville (la obsesión del capitán Ahab por dar caza al leviatán blanco que le había arrebatado una pierna), a Tiburón, la película de Steven Spielberg que nos hizo temer al mar, en particular por el personaje de Quint y a Orca, la ballena asesina (película de Michael Anderson, en que se muestra el origen del monstruo igual que en el videojuego). 

Pero en este caso, nosotros interpretamos el papel del "villano". El protagonista de Maneater es un tiburón lamia capaz de nadar en agua dulce y salada, y de evolucionar hasta convertirse en Megalodón. Sus habilidades van mucho más allá de lo que podría hacer cualquier escualo. Nada, muerde, da coletazos... pero también es capaz de hacer saltos acrobáticos y arrastrarse fuera del agua por unos segundos, y con la experiencia adecuada, realizar mordeduras eléctricas o utilizar un sónar para detectar los objetos de interés. 

Maneater embargo 22 de mayo

Frente a nosotros está el experimentado cazador Escamoso Pete. Su padre murió entre los dientes de un tiburón, perdió la mano cuando intentaba darnos caza, y lleva en su tripulación a su hijo, que estudia biología marina (una suerte de Matt Hooper en la película). Es un personaje que parece sacado de documentales como Cazadores del pantano o Deadliest Catch.

Maneater embargo 22 de mayo

Un sandbox submarino

A lo mejor este planteamiento os recuerda a Jaws Unleashed, el título de 2006 de Majesco que contaba con la licencia de la película o incluso a una versión más sofisticada de la saga Hungry Shark. Pero en este caso, se trata de un "sandbox" que transcurre en un mundo abierto que incluye pantanos, estuarios, lagos y por supuesto, playas y un área oceánica. Todas estas zonas están comunicadas entre sí a través de un sistema de alcantarillas y canales, y están plagadas de misiones.

maneater 4

Las misiones tienen una estructura similar: acabar con bancos de peces y grupos de humanos, recoger cajas de nutrientes y puntos de interés, y enfrentarnos a los jefes finales. El tiburón de Maneater es un superdepredador, es decir, que puede devorar a otros cazadores, por eso en cada área aparecen criaturas como caimanes, tiburones blancos, orcas y cachalotes, que nos van a poner las cosas un poco más difíciles. 

Maneater embargo 22 de mayo

Y en lugar de la policía de GTA, las muertes de humanos hacen crecer nuestro nivel de infamia, y por tanto, el número de cazadores que nos persiguen. Si esta estructura de misiones ya parece poco variada, la ejecución es aún más repetitiva; se limita a atacar sin descanso a lo que se nos ponga por delante, y es uno de los puntos débiles de Maneater.  

Maneater embargo 22 de mayo

El juego se ha presentado como un RPG, pero las opciones están bastante limitadas. Por un lado tenemos la evolución del escualo desde alevín hasta anciano (con level cap 30) y la posibilidad de añadir mejoras, como la dentadura eléctrica o la armadura de hueso, que a su vez se pueden evolucionar. Pero por otra parte, estas mejoras tampoco ofrecen demasiada variedad, y se producen de manera natural, sin que influya mucho nuestro estilo de juego. 

Maneater embargo 22 de mayo

Diversión y chorros de sangre

Lo increíble del juego de Tripwire  es que, con todas estas limitaciones (y algunas más que mencionamos a continuación) resulta muy divertido. Las claves son su nivel de violencia y el sentido del humor. En cuanto al primero, cada humano que devoramos está acompañado de un baño de sangre, gritos y animaciones de cómo entran en pánico. Cuando se trata de comernos a los peces más grandes, podemos ver cómo pierden las aletas y muestran daños... incluso podemos entrar en frenesí alimentario y zarandear a la presa mientras mordemos. 

maneater 3

Todo esto pondría los pelos de punta si no fuese tan exagerado, y estuviese narrado como un documental en tono irónico. Esta narración tienen bromas tan "tontas" como que el enemigo natural de los yates son las columnas en los amarraderos, y algunas críticas a la contaminación y la colonización de las playas. Incluso deja algunos detalles correctos sobre la morfología y el comportamiento de los tiburones. Los puntos de interés también tienen su gracia, como cargamentos de crema solar perdidos o compradores arrastrados al fondo por los carritos llenos de productos.

Maneater embargo 22 de mayo

Y lo más llamativo es el comportamiento del tiburón fuera del agua, que puede "pasearse" por calles y paseos marítimos sembrando el caos. 

Maneater embargo 22 de mayo

Técnica escorada

El apartado técnico de Maneater sufre por el comportamiento de la cámara y el control de profundidad, especialmente en los combates contras otros monstruos de las profundidades. El motor Unreal Engine 4 es capaz de mostrar unos escenarios grandes y bastante poblados, con ciclos día/noche, pero nos encontramos incómodos tiempos de carga al pasar entre las distintas zonas. 

Los modelos y animaciones de los peces son realistas y están bien animados (se puede reconocer a los meros, barracudas o caballas perfectamente) pero los humanos son caricaturescos. 

Maneater embargo 22 de mayo

El apartado sonoro, sin embargo, es uno de los aciertos más notables. Es verdad que se han tomado alguna licencia, como que algunos peces emitan rugidos, y que las voces de algunos cazadores (que se escuchan en segundo plano) no se hayan doblado, pero la narración de estilo Discovery es estupenda. "Sólo somos un programa normal dónde la gente quiere ver a tiburones matando a gente, y a gente matando tiburones. Hasta la temporada que viene de Man Eater".

Lo importante de Maneater es que consigue sobreponerse a sus defectos gracias a lo divertido del planteamiento. Nosotros nos hemos pasado la historia principal "del tirón", casi sin descansar, animados por las locuras que se veían en pantalla y las evoluciones de nuestro monstruo, como decíamos al comienzo del análisis, si tenemos muy claro a qué nos enfrentamos (y le dedicamos tiempo a dominar sus controles) puede ser increíblemente divertido. Y no os perdéis sus numerosos easter eggs a películas como It, Pacific Rim, Peter Pan o las películas de James Bond. 

Valoración

Maneater es un sandbox muy divertido, gracias a su sentido del humor y elevadas dosis de sangre, pero arrastra numerosos fallos técnicos y un planteamiento poco variado.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Es muy divertido, salvaje y lleno de guiños a películas de serie B. La narración como documental. 

Lo peor

Misiones repetitivas y un sistema de control impreciso. Aspectos de RPG muy limitados.

Y además