Ir al contenido principal
Mass Effect Legendary Edition
Análisis

Análisis de Mass Effect Legendary Edition, el regreso de Shepard en 4K

Versión comentada: Xbox Series X

La icónica trilogía de Bioware regresa dos generaciones después con una versión remasterizada en 4K y con todos los extras originales. Shepard, aún más completo.

Muy pocos videojuegos tienen la capacidad de definir una generación, pero nos atrevemos a decir que la trilogía de Mass Effect fue uno de esos puntos de inflexión en la época de Xbox 360 y PS3. Las aventuras de comandante Shepard para frenar la amenaza de los Segadores asombraron a millones de jugadores.

Después del paso en falso que supuso Mass Effect Andromeda (aunque en nuestro análisis del juego nosotros defendimos que es una experiencia de lo más digna), en Bioware han decidido recuperar la saga con este Mass Effect Legendary Edition, una recopilación de los 3 juegos originales más tooooodos los DLCs (con alguna mínima excepción) que se lanzaron para ellos. Esto significa que, literalmente, os esperan cientos de horas de juego si queréis abarcarlo todo.

Mass Effect Legendary Edition es un remaster, no un remake, así que, a nivel de desarrollo y jugabilidad, encontramos prácticamente lo mismo que tuvimos en los juegos originales. Pero en Bioware no han "arrejuntado" todo el contenido sin más, sino que han aprovechado la coyuntura para mejorar el rendimiento gráfico. Aunque el juego se lanza "oficialmente" en PS4, Xbox One y PC, está optimizado para PS5 y Xbox Series X. Aquí va un resumen de la propia Bioware sobre qué resoluciones y frame rate se alcanza en cada versión:

Resoluciones Mass Effect Legendary Edition

Como podéis ver, hay dos modos gráficos, uno centrado en mejorar la resolución y otro orientado a unos frames por segundo más estables y fluidos. Podemos alternar entre ellos en cualquier momento para comprobar la diferencia.

Nosotros hemos jugado en Xbox Series X y tenemos que decir que se nota poca diferencia entre un modo y otro... Porque ambos se ven de lujo, sinceramente. Es cierto que el modo fotogramas por segundo es más sólido en la fluidez, pero la diferencia es poca, incluso jugando en una tele de 64 pulgadas, como hemos hecho nosotros. Hay que destacar que la versión PC es capaz de alcanzar hasta los 240 frames por segundo (lógicamente, necesitaréis un monitor "a la altura" para comprobarlo).

Pero muchos de vosotros tendréis una PS4 o Xbox One originales, para los que la mejora de resolución y frame rate no es tan alta. ¿Notaréis una subida relevante, a nivel gráfico? Pues sí, porque no son esos los únicos cambios en la parcela visual. Para la ocasión, se han mejorado la iluminación y las texturas y se han añadido efectos especiales de fuego, partículas o sombras que hacen que el juego tenga un aspecto más moderno. En la video comparativa de arriba podéis comprobarlo.

Esto es especialmente notorio en el caso de Mass Effect 1, pues era algo más "primitivo" tanto en los modelos de personajes como los escenarios y se notaba más vacío. Ahora, visitar de nuevo Eden Prime y verlo con muchísimo más detalle, efectos de "flare" y más objetos en movimiento hace que todo sea más creíble y espectacular.

Mass Effect Legendary Edition

En el caso de Mass Effect 2 y 3 estos añadidos no se notan tanto, pero sí es evidente la mejora en la calidad y resolución de texturas, por ejemplo.

Los modelos de personajes se han retocado ligeramente (de nuevo, este cambio es más acusado en Mass Effect 1) y nuestro editor para crear a Shepard desde cero se ha unificado más entre los 3 juegos, para que resulte más cómodo y además podamos exportar el personaje de una entrega a otra (después de haberla superado, claro) sin notar diferencias en el personaje.

Mass Effect Legendary Edition

A pesar de todo esto, es cierto que los gráficos siguen teniendo irregularidades. Por ejemplo, la mayoría de las explosiones son las mismas que en los originales, solo que reescaladas. Esto hace que se vean menos fluidas y den sensación de "pegote" sobre el conjunto, algo que percibimos mucho en el frenético arranque de Mass Effect 3, por ejemplo.

Tampoco se libran los propios modelos de personajes secundarios humanos, que tienen una cara demasiado irregular, demasiado "simiesca", si nos permitís el concepto. Sí, el sombreado y las texturas hacen que parezcan más vivos que antes, pero se nota que son versiones "dopadas" de juegos antiguos.

Mass Effect Legendary Edition

Seguramente hubiera sido complicado llevarlo a cabo, pero el propio editor de Shepard pide a gritos más opciones de personalización de los rasgos (¿¿por qué las narices masculinas son tan grandes??), para poder diseñar personajes más realistas y precisos.

Mass Effect Legendary Edition

Otro aspecto que se nota que se ha experto "a lo bruto" desde los originales son las escenas de vídeo que no son movidas por el motor del juego. Es decir, las escenas CGi. Siguen siendo muy espectaculares, sí, pero en muchas ocasiones se nota el efecto de compresión del vídeo, cuando a estas alturas deberíamos poder verlas de forma cristalina en nuestras teles del salón.

Mass Effect Legendary Edition

Eso sí, los compañeros de pelotón como Liara, Garrus o Wrex lucen de lujo ahora. Verlos en 4K, con texturas mejoradas y con, por ejemplo, la atestada Ciudadela de fondo es un placer para nuestros ojos.

Por cierto, para la ocasión se ha añadido un modo foto que podemos activar en cualquier momento del combate o la exploración. La cantidad de opciones no es tan completa como, por ejemplo, la de Ghost of Tsushima, pero os permite jugar con el enfoque o la iluminación para crear algunas imágenes impactantes.

Mass Effect Legendary Edition

Aunque, como decíamos, Mass Effect Legendary Edition es un remaster, también se han añadido pequeños retoques por aquí y por allá en la experiencia de juego. Por ejemplo, el control del infame Mako de Mass Effect 1 ahora es mucho más cómodo e, independientemente de la clase que escojamos para nuestro Shepard (Vanguardia, Adepto, etc.), nuestras armas no sufrirán penalización en su rendimiento.

Eso no quita que se mantenga el estilo de combates de cada entrega: en ME 1 las armas tienen munición infinita y tiempo de recarga, pero a partir de Mass Effect 2 tenemos que vigilar los disparos que nos queden. El árbol de mejora de habilidades también se mantiene como estaba en cada juego, así como el uso y el aprendizaje de la biótica, los "superpoderes" que podemos usar durante la batalla.

Mass Effect Legendary Edition

A propósito del sonido, se mantienen las voces en inglés originales con textos, subtítulos y menús en castellano. Por alguna razón, Mass Effect 3 se inicia con los subtítulos desactivados, pero se puede cambiar más adelante. La música es tan apabullante como recordábamos, en particular la del tercer juego.

¡Ah! Otra mejora muy notoria está en los reducidos tiempos de carga (sobre todo, si jugáis en Xbox Series X o PS5, donde son prácticamente nulos), algo muy criticado en los juegos originales. ¿Recordáis las conversaciones forzadas en los ascensores de la Ciudadela? Ya no hacen falta.

Mass Effect Legendary Edition

Por supuesto, otra gran virtud de esta recopilación de Mass Effect está precisamente en eso, en que todo está reunido e integrado en la experiencia. Con los juegos originales, había que conseguir cada DLC por separado (El Corredor Sombrío, Leviatán, etc., ¿os acordáis de ellos?) y luego ver cómo puñetas se accedía a cada uno de ellos. 

Aquí están totalmente integrados en la historia, de tal forma que, cuando lleguemos a puntos clave de la misma, tendremos acceso a sus historias o personajes mediante anuncios en la Normandía que nos avisen de ello. Gracias a ello, podemos añadir a nuestro pelotón a personajes como Kasumi o Javik, que no aparecían en las historias principales.

 

Y claro, cuando hay ocasión de mover nuestra nave Normandía por los diferentes planetas para recopilar materiales o visitar territorios secundarios con misiones extra, se apela a nuestra vena coleccionista y ya estamos "condenados" a pasar horas y horas. ¡Cómo cuesta parar!

Mass Effect Legendary Edition

Os aseguramos que es un verdadero placer sumergirse en tanto contenido y harían falta muchas semanas para disfrutar con calma de todos los personajes, desafíos y rutas alternativas que incluyen los juegos. ¡Ah! Seguro que os lo preguntáis: el final de Mass Effect 3 es el extendido, el que llegó después de que los usuarios se quejaran de lo críptico que resultaba el original. Por tanto, al terminar la aventura, veremos la versión más larga y clara.

Y en relación a nuestro avance, ¿hemos de completar los 3 juegos en orden o podemos saltar directamente a Mass Effect 3, por ejemplo? Se puede, pues desde el menú principal del juego tenemos un selector con el juego al que queramos lanzarnos. Si vamos a por Mass Effect 2 ó 3, antes de la aventura tenemos un cómic interactivo que resume los acontecimientos previos, para que tomemos "al vuelo" las decisiones clave a las que Shepard tuvo que enfrentarse en el pasado.

Mass Effect Legendary Edition

Aún así, lo más recomendable es superar los juegos en orden y luego exportar nuestro personaje, para que todos los acontecimientos y habilidades sean exactamente los que hemos ido "cultivando" en nuestra partida. De hecho, esto facilita las cosas en Mass Effect 3, pues si no, hemos de completar en cualquier caso muchos otros acontecimientos, si queremos estar preparados de verdad para el tramo final. Otra cosa a tener en cuenta es que, una vez entremos en un juego, no podemos acceder al selector inicial y pasarnos a otro de los 3 juegos. En su lugar, hemos de salir por completo de la aplicación y volver a entrar. Se hubiera agradecido una opción más cómoda, la verdad...

La última ausencia que nos ha fastidiado es la del modo multijugador de Mass Effect 3 (era independiente de la historia y se basaba en vencer oleadas de enemigos), al que echamos horas y horas en su momento (hasta el punto de que ayudaba a llegar a un final diferente en la aventura principal) y que aquí se ha obviado. Entendemos que mantener sus servidores para un remaster no parecería muy rentable, pero como jugadores nos hubiera encantado tenerlo de vuelta.

Mass Effect Legendary Edition

Como podéis ver en este punto, la adaptación de Mass Effect Legendary Edition tiene muchos puntos positivos, pero también algunos aspectos en lo que se podía haber pulido más la experiencia. En cualquier caso, muy mal lo tendrían que haber hecho (no es el caso) para ensombrecer la propia calidad que tenían los juegos originales. A día de hoy, 14 añazos después del primer Mass Effect y 9 después del tecero, siguen poniendo la piel de gallina sus diálogos, sus acontecimientos... O su música, que se escucha de lujo, todo sea dicho.

No entraremos en los pormenores jugables de cada juego, pero si esta es vuestra primera experiencia con la franquicia, debéis tener claro que en el universo de Mass Effect importan tanto las decisiones y diálogos como los momentos de combate (por cierto, antes de cada juego podéis decidir si preferís una experiencia equilibrada en esa línea, más orientada a la narrativa o más hacia la acción) y todo lo que hagamos puede llevar a que los personajes de nuestro pelotón nos sean más fieles... O se marque la diferencia entre que vivan o mueran en momentos clave.

Mass Effect Legendary Edition

Normalmente, nuestros objetivos son rescatar a alguien, derrotar a algún villano, etc. Pero Mass Effect está lleno de actividades secundarias que os robarán horas y horas: consumar los romances con nuestros compañeros, mejorar nuestro presupuesto de combate para las batallas finales, apostar por la Virtud o la Rebeldía para el carácter de nuestro personaje (lo que puede dar pie a nuevas acciones especiales u opciones de diálogo)...

La trilogía es casi inabarcable, pero los juegos nos dan toda la información y comodidades (narrativas y de control) para que sepamos en cada momento dónde estamos y qué es lo que nos toca a continuación. Ahora que hemos vuelto a ver los 3 de golpe, nos reafirmamos en que la de Mass Effect 2 es la experiencia más cómoda y equilibrada.

Mass Effect Legendary Edition

Aún así, lo que de verdad marca como jugador es vivir toda la odisea de Shepard, desde el comienzo hasta el final: tomar decisiones vitales sobre qué civilizaciones viven o mueren, forjar amistades inseparables con criaturas imposibles, mejorar nuestro armamento y armadura con equipamiento letal, investigar el gran plan maestro del Hombre Ilusorio o, en definitiva, transformarnos en la gran esperanza de la Humanidad en un futuro apasionante sigue haciéndonos decir: "soy el comandante Shepard y esta es mi trilogía favorita de la Ciudadela".

Valoración

Aunque la puesta al día del juego es algo irregular, las mejoras se agradecen. La narrativa, la ambientación y los diálogos siguen siendo colosales, así que tenerlo todo reunido en un pack es un verdadero tesoro.

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

La descomunal cantidad de desafíos, extras y misiones que incluye. Hay juego para meses. Ver este universo en 4K y 60 FPS es una gozada.

Lo peor

Algunos aspectos no están tan mejorados y "dan el cante" respecto al resto. Las ausencias del multijugador y otras pequeñas opciones.

Y además