Análisis de Destroy All Humans! 2 Reprobed - Acción retro que sigue "abduciendo"

Destroy All Humans! 2 Reprobed

Las invasiones alienígenas de Destroy All Humans reciben otro lavado de cara con este remake que actualiza el mundo abierto que conocimos hace 16 años. ¿Seguirá Crypto con suficiente "boogie" en el cuerpo?

Lo vintage nunca dejar de estar de moda, por irónico que suene. Eso es doblemente cierto con este Destroy All Humans 2! Reprobed, remake de un juego que se lanzó para PS2 y Xbox allá por 2006 y que, además, se ambienta en los años 60.

Como recordaréis, THQ Nordic ya nos trajo un interesante remake del primer juego Destroy All Humans! hace un par de años y ahora vuelven a la carga con esta continuación, que en su momento fue mucho más ambiciosa. Esto se nota también en esta edición actualizada para las consolas actuales y PC.

DualSense Cosmic Red para PS5

DualSense Cosmic Red para PS5

Nuevo controlador DualSense para PlayStation 5 en color Rojo Cósmico.

Cómpralo al mejor precio

Antes de ir al grano sobre cómo se juega, viene bien explicar qué ha cambiado con este remake. La respuesta es: bastante poco, si nos centramos en lo puramente jugable, pero esto se debe a que el original ya estaba bastante pulido en ese departamento.

Lo que sí ha pegado un subidón importante son los gráficos, que lógicamente tienen un nivel de detalle muy superior a lo que nos podía ofrecer la generación de PlayStation 2. Ahora tanto los personajes como los escenarios lucen mucho más espectaculares y divertidos, tras haber pasado por la chapa y pintura del Unreal Engine 4.

VIDEO

Destroy All Humans 2 Reprobed - Tráiler revelación

Los rostros caricaturescos quedan más llamativos, las texturas en HD hacen que los escenarios sean más creíbles y los efectos de iluminación provocan que algunos "planos" resulten realmente bonitos. En lo visual, es un juego perfectamente adaptado a los tiempos actuales, con algunos tramos que hasta sorprenden por su luz y colorido.

Hay algunos defectillos que entorpecen esto, como el popping de algunas texturas y objetos o el hecho de que las animaciones faciales sean más bien discretitas, pero el conjunto queda de lo más convincente. Ayudan que tengamos rayos láser y explosiones por doquier, claro, pero luego iremos a ello.

El resto del juego es idéntico a como lo recordamos, salvo por algunos retoques en la interfaz (el minimapa es más claro y los consejos de juego ya no detienen tanto la acción) y la posibilidad de jugar en cooperativo no solo local (algo que ya estaba en el original) sino también online.

El desarrollo en sí está inalterado, hasta el punto de que los desarrolladores han puesto una advertencia (en tono de cachondeo, eso sí) acerca de que algunos aspectos del juego pueden parecer controvertidos hoy día, pero que han preferido preservarlos tal cual eran en su momento.

Destroy All Humans 2 Reprobed

¿A qué se refieren? Pues, casi con total seguridad, a que hay muchas bromas sexistas en torno a la figura de Natalya, la nueva compañera de fatigas de Crypto.

Pero vamos a la historia en sí, que continúa los acontecimientos del primer juego, con Crypto (en realidad, su clon), convertido en Presidente de los EEUU, pero fastidiado porque los rusos de la KGB se han cargado la base que su raza alien tenía en el espacio.

Ahora, hemos de recorrer 5 escenarios diferentes (San Francisco, Londres, Tokio, Tunguska y una base lunar) para volver a tener nuestros vehículos a punto y acabar con los planes secretos de los "ruskis".

En nuestro camino encontramos diferentes personajes que nos encargarán misiones, desde nuestro estratega Orthopox hasta humanos chalados como un líder hippie, un agente secreto británico o la más importante, Natalya, una ex agente de la KGB.

Destroy All Humans 2 Reprobed

La dinámica de juego es la propia de las aventuras abiertas tipo GTA: nos movemos libremente por el mapeado y tenemos tanto un mapa general como un minimapa que nos indican dónde se inician las misiones principales, que hacen avanzar la trama. 

Al margen de eso, hay misiones secundarias más cortas, llamadas chapuzas, así como coleccionables (ilustraciones, melodías...) escondidos por aquí y por allá. 

Las misiones incluyen objetivos extra (golpear con arma concreta, por ejemplo) que, si se cumplen, nos otorgan más puntos.

Y es que al completar las misiones principales y secundarias conseguimos "puntos de furón" con los que comprar mejoras en nuestros escudos, armas o el "aeropatín" con el que nos desplazamos. Esto hace que cada vez seamos más letales.

Porque buena parte de la gracia en Destroy All Humans! está en ir desbloqueando sus locas armas y desatar el caos. Tenemos desde el característico rayo que electrocuta a todos los objetivos cercanos hasta clásicos del humor como la sonda anal.

En esta segunda parte descubrimos armas nuevas como un rayo que pone a todo el mundo a bailar música disco (no los mata, pero los deja a nuestra merced mucho tiempo) o el brutal ataque con meteoritos. Es una verdadera chulada ir cambiando de un arma a otra, mediante la típica rueda de selección, y arrasar con los torpes humanos.

Destroy All Humans 2 Reprobed

Algunas armas se recargan solas con el tiempo y otras requieren munición, que podemos conseguir al apuntar a objetos del escenario como motos o cajas y alterar su composición molecular, lo cual nos lleva un par de segundos.

Crypto es enormemente hábil y podemos elevarnos temporalmente con un jetpack, fintar y alternar nuestros ataques para acabar con decenas de rivales, si jugamos nuestras cartas bien.

Eso sí, a medida que destruyamos cosas (es posible incluso reducir edificios a sus cimientos, si nuestro ataque es lo bastante fuerte), el nivel de alerta aumentará y comenzarán a atacarnos tanques o mechas, así que está bien hacer un poco el cabra, pero sin volvernos locos del todo.

La mayoría del tiempo nos movemos a pie, pero no podía faltar nuestro fiel platillo volante, que es obligatorio en algunas misiones, pero al que también podemos acceder cuando queramos si vamos a puntos concretos del mapa.

El platillo puede volverse invisible, abducir humanos (lo cual nos da ADN con el que obtener nuevas mejoras) o lanzar diferentes ataques, lo que nos lleva a algunas misiones realmente espectaculares, con explosiones, gente corriendo despavorida y grandes estructuras derrumbándose. 

Eso sí, a diferencia del propio Crypto, el platillo no regenera su salud pasado un tiempo, así que tenemos que buscar enemigos grandes a los que succionar la energía para sanarnos, pero también otros a los que "convertir" en munición para poder seguir lanzando según que ataques.

Destroy All Humans 2 Reprobed

Mientras que con Crypto esa dinámica queda más fluida, con el platillo puedes volverte un poco loco mientras te lanzan misiles, tú disparas, esquivas y a la vez buscas dónde recuperar salud y munición. Sí, hay momentos memorables, pero este aspecto se podría haber "desengrasado" un poco más.

En cualquier caso, las misiones no van solo de devastar todo lo que encontremos. Algunas de estas tareas se basan en escoltar a otros personajes o conseguir la ubicación de algún objeto.

Aquí es donde entran en juego las habilidades de infiltración de nuestro alien. Pulsando una dirección en la cruceta, podemos leer la mente de una persona cercana o hacerle olvidar que nos han visto, pero también podemos invadir temporalmente el cuerpo de un humano para colarnos en una instalación.

Como ya estaréis suponiendo, estos momentos tienen su gracia un rato, pero son bastante "cuadriculados" y acaban rompiendo un poco el ritmo de la acción. 

Como era habitual en los tiempos de PS2, se abusa de esa fórmula porque en ese momento era algo más rompedor y, aunque en ningún momento llega a hacerse tedioso, se nota que no es algo tan divertido como el resto del desarrollo.

También tenemos numerosos diálogos con otros personajes, en los que a veces hay que decidir qué contestar. La mayoría de las veces no tiene mayor importancia (van desde meternos con su ropa hasta ligar con Natalya), pero en ocasiones nuestra respuesta puede alterar cómo se comporten esos personajes.

Destroy All Humans 2 Reprobed

Y esto nos lleva a uno de los puntos fuertes de esta franquicia: su sentido del humor. Crypto es un alienígena muy canalla que no para de meterse con las personas con las que habla y que está más salido que el pico de una plancha.

Esto da pie a diálogos muy divertidos y chascarrillos constantes, que se unen al humor negro de la acción (escuchar cómo los humanos balbucean mientras son electrocutados nunca deja de ser gracioso), las bromas sobre invasiones alienígenas y la ambientación paródica.

Eso sí, las voces están en inglés, pero están perfectamente traducidas al castellano (se ha conservado la traducción original, por cierto, que era muy buena) mediante subtítulos.

Aunque tener subtítulos y menús en castellano se agradece, los que no tengáis un nivel bueno de inglés os perderéis las bromas en torno al acento de los personajes o las frases que sueltan los peatones, que no están subtituladas y tienen "pullitas regionales" de lo más divertidas.

VIDEO

Destroy All Humans! 2 - Reprobed - Tráiler con fecha de lanzamiento

Completar la aventura yendo al grano os llevará unas 15-16 horas, pero hay muchos extras para conseguir, desde los coleccionables que ya comentamos hasta nuevos aspectos para nuestro platillo o para Crypto. 

Algunos, como el de payaso asesino o el de Muerte de Darksiders II, ya están desbloqueados, pero... ¿qué tal uno de japonés?

Así pues, Destroy All Humans! 2 Reprobed es un juego de aventura que sigue siendo tan cachondo como hace 16 años y que se ha renovado en lo visual lo suficiente como para "disfrazarse" de actual y apelar tanto a los que lo jugaron en su momento como a un nuevo público. Ya en su época nos gustó (le dimos un 84 en 2006) y mantiene el tipo.

Adolece de algunos defectos propios de su época, como el ritmo irregular de las misiones, un clipping exagerado en ocasiones y algunos diálogos más largos de la cuenta, pero en conjunto es una experiencia divertida, intensa y, por momentos, espectacular. Un poco, como recibir una sonda anal.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Quizá no sea el juego abierto más variado del mundo, pero ofrece humor, acción y exploración suficientes como para entretener a jugadores de aquí y de Alfa Centauri.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Su sentido del cachondeo y del espectáculo, especialmente en las batallas más intensas. Se ha mejorado MUCHO en lo visual.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Defectos propios de la época (clipping, algún atasco...) y una dinámica de misiones algo irregular.

Versión comentada: PC

Hobby

78

Bueno

Y además