Crash Bandicoot
Análisis

El análisis original de Crash Bandicoot para PlayStation

Por Redacción Hobby Consolas

Versión comentada: Retro

Análisis de Crash Bandicoot, la primera entrega plataformera protagonizada por una de las mascotas más queridas de Sony para la primera PlayStation. A continuación, podréis leer el análisis que se publicó, originalmente, en el número 61 de la revista Hobby Consolas.

Nacido en el seno de Naughty Dog, Crash fue el compañero de muchos jugadores que pasaron pegados a la televisión jugando con PSOne. Tras varias secuelas y spin-offs de dudosa calidad, dejó de ser exclusivo de Sony y sus derechos pasaron por las manos de distintas compañías, lo que propició su llegada a consolas como Game Boy Advance o Xbox 360.

Crash Bandicoot: crónica de una mascota anunciada

Este mismo año, hemos tenido una nueva ración de Crash con Crash Bandicoot N. Sane Trilogy, la excelente recopilación de los remakes de los tres primeros videojuegos de la saga para PS4. El primero de ellos, Crash Bandicoot, lanzado en el año 1996, es el que os traemos hoy con nuestro original análisis de Crash Bandicoot, tal y como se publicó en el número 61 de Hobby Consolas.

Ha nacido una estrella

Si de algo estaba escasa la máquina de Sony era, sin duda, de plataformas. El género consolero por excelencia no había tenido demasiadas ocasiones para lucirse en PlayStation, dejando a sus incondicionales abandonados ante la lucha y la velocidad. Para poner remedio a esta situación, Universal Interactive Studios encargó a Naughty Dog la programación de un juego que tuviera dos cualidades básicas: ser un plataformas diferentes y que estuviera protagonizado por un personaje con un carisma especial.

La publicidad más loca de la mascota de Sony

Dicho y hecho. Tras dos años de trabajo en el que la imaginación y la originalidad se desplegaron con generosidad, tenemos ante nosotros a Crash Bandicoot, un personaje con madera de héroe que llega dispuesto a revolucionar el mundillo de PlayStation.

Crash Bandicoot

La maltrecha pero simpática figura de este singular personaje nos arrastrará sin remisión hacia una aventura plagada de sorpresas y empeñada en demostrar un virtuosismo gráfico pocas veces visto en una consola. De esta forma, muy diversas fases se irán sucediendo una tras otra hasta configurar un juego al que definirle como "de plataformas" sería caer en un gravísimo pecado de simplificación.

PlayStation necesitaba un juego de plataformas como este: original, brillante... sorprendente. Crash Bandicoot trae a la máquina de Sony la quintaesencia de los videojuegos.

Las diversas perspectivas planteadas permiten cambiar de estilo de juego casi a cada fase y junto con el típico saltar de aquí para allá nos podremos encontrar huyendo de una piedra rodante al más puro estilo Indiana Jones o cabalgando sobre un jabalí desbocado, por citar dos ejemplos entre mil. A parte de esta inusitada y apabullante variedad de situaciones, el juego nos permitirá buscar elementos ocultos que irán ampliando opciones y que añadirán alicientes nuevos, muy alejados del simple hecho de intentar acabar la fase sin más.

10 claves para conocer a la mascota de Sony

Crash Bandicoot

Todo este imponente planteamiento se verá, sin embargo, eclipsado por una presentación gráfica de las que marcan época. El preciosismo visual es impresionante y Crash nos conducirá por innumerables escenarios de una belleza plástica sin igual y que hacen gala de una imaginación fuera de lo común. La luz ha sido tratada con maestría, de modo que la sensación de volumen es sorprendente.

Siempre hay algo por descubrir...

Como todo esto son pocas las cosas que podemos deciros sobre Crash Bandicoot, os recordamos tres detalles: que su historia os llevará al rescate de su bellísima novia a través de tres islas con una media de 9 niveles cada una, que se pueden salvar partidas y que hay ítems de todo tipo para acceder a fases de bonus, hacerse invulnerable o conseguir vidas extra. De todos modos da igual lo que os contemos, porque hasta que no probéis por vosotros mismos esta auténtica maravilla no podréis entender de lo que estamos hablando. Hay que verlo para creerlo. 

Crash Bandicoot

Opinión de Crash Bandicoot

Estamos ante un plataformas cuyo único objetivo es divertir a base de inventar: inventar escenarios, inventar perspectivas, inventar situaciones, inventar enemigos... todo ello envuelto en una escenografía tan nueva y revolucionaria como espectacular. 

Gráficamente es genial, tanto por su calidad técnica como por su variedad y original puesta en escena. La música, pegadiza y adecuada para cada situación, junto con unos brillantes efectos sonoros consiguen una ambientación perfecta. 

Crash Bandicoot es un juego plagado de sorpresas, bonito, largo, variado, difícil... absolutamente imposible aburrirse con él.

Valoración

Crash Bandicoot es un juego que impacta a los ojos, un plataformas de los que empujan irremisiblemente a seguir jugando para avanzar y poder descubrir qué nueva misión y qué sorpresas nos aguardan en el siguiente nivel. Una obra maestra absolutamente imprescindible para todo usuario de PlayStation.

Hobby

94

Excelente

Lo mejor

Es un juego que no deja de asombrar fase tras fase, las sorpresas están a la orden del día y la diversión, asegurada.

Lo peor

Cuesta hacerse a él al principio y no se puede controlar del todo el ataque torbellino.