Spyro the Dragon
Análisis

El análisis original de Spyro the Dragon para PlayStation

Por Redacción Hobby Consolas

Versión comentada: Retro

Análisis de Spyro the Dragon, la primera aventura protagonizada por una de las mascotas más queridas de Sony para la primera PlayStation. A continuación, podréis leer el análisis que se publicó, originalmente, en el número 86 de la revista Hobby Consolas.

Uno de los personajes más carismáticos y famosos de la historia del videojuego, Spyro, vio la luz en Spyro: The Dragon, en 1998, y protagonizó numerosas entregas como  Skylanders: Spyro's Adventure, en 2011, hasta llegar a la actualidad. 

Así era la saga Spyro the Dragon para PlayStation

A pesar de lo anterior, los únicos juegos memorables, protagonizados por el pequeño dragón púrpura, son los que componen la trilogía original desarrollada por Insomniac Games, pues, el resto de títulos, estuvieron al cargo de diferentes compañías, lo que originó que la esencia de los primeros se diluyese sin remedio. 

Así pues, en homenaje al que es uno de los mejores juegos de PlayStation, recuperamos nuestro análisis de Spyro the Dragon, tal y como se publicó en el número 86 de Hobby Consolas.

Un pequeño y simpático dragón violeta es el encargado de traer la magia de las mejores plataformas 3D a PlayStation. El juego, de colores suaves y tiernos personajes, nos recuerda a los títulos típicos de Nintendo donde un marcado aspecto infantil esconde una jugabilidad endiablada y más ardides de los que se presagia en un principio. De este modo, con Spyro the Dragon Sony vuelve a demostrar que PlayStation quiere -y puede- satisfacer a cualquier tipo de público y que no se arredra ante ninguna dificultad técnica. 

Spyro the Dragon

Y es que uno de los aspectos que más llama la atención de este compacto es el asombroso manejo que realizada de las 3D. El héroe de esta aventura se moverá libremente por escenarios tridimensionales en los que el horizonte se dibuja con una nitidez meridiana. La velocidad de desplazamiento del dragón y de todo su entorno es asombrosa y ni un solo polígono se mueve medio milímetro de su sitio. Las texturas son bastante simples, pero colocadas con tal habilidad y abusando de tal modo del color que resultan mucho más efectistas que otros juegos con más aires tecnológicos. Todo esto, además de proporcionar un aspecto visual de lo más atractivo, consigue que jugar sea una delicia por la suavidad de los controles y el atractivo de los decorados. 

Spyro es un título de enorme calidad gráfica y ofrece una jugabilidad que sabe ajustarse a las exigencias de todo tipo de usuarios.

La base del argumento consiste en rescatar a los treinta últimos dragones convertidos en estatuas de cristal por la magia del malo de turno. Spyro, un cachorro de dragón, debe ir visitando distintos mundos dentro de los que se esconden las entradas a los distintos escenarios. Las entradas serán libres y bastará con encontrarlas, sin embargo, para cambiar de mundo, necesitaremos viajar en globo y el piloto de éste nos exigirá algún pago previo, que bien puede ser encontrar cierto número de dragones, de joyas o de huevos de dragón.

Spyro the Dragon

Así pues, deberemos entrar en cada mundo e intentar rescatar a los dragones mientras procuramos hacernos con la mayor cantidad posible de joyas o huevos de dragón. De hecho, podemos salir y entrar de las fases cuantas veces queramos, pero para dar el juego por concluido debemos encontrar todos los secretos que se ocultan en cada una de ellas. 

El dominio sobre las tres dimensiones que demuestra Spyro es total y, ya sea andando o volando, este pequeño dragón recorrerá escenarios de una enorme belleza. 

Durante el juego vamos a encontrar varios tipos de ítems diferentes. La mayoría no tienen más utilidad que la de ser un simple reto personal: encontrar todas las joyas, todos los dragones, todos los huevos... Otros, sin embargo, nos ayudarán directamente, aumentando nuestra energía o añadiendo vidas extra a nuestro marcador. La verdad es que no es un juego donde abunden los ítems de extraños poderes. 

Spyro the Dragon

Cada fase tendrá su personalidad propia y podrá ser un castillo de lleno de caballeros y orcos, una montaña habitada por brujos, una ciudad en el desierto, unos escarpados acantilados, un laberinto de grutas... Investigar a fondo cada uno de estos niveles será fundamental y aunque al principio resulta bastante sencillo dar con todos los secretos, luego las cosas se van complicando y deja de ser el juego infantilón del principio. Aun así no es excesivamente complejo y los jugadores más tallluditos pueden encontrarlo bastante fácil, aunque es tan largo y variado que siempre te apetece seguir jugando aunque sólo sea para saber qué viene después. Tanto es así, que cuando la dificultad empieza a hacerse ajustada estás ya tan picado con el juego que incluso empiezas a desear que vuelva a ser fácil para no "perder tanto tiempo". 

Opinión de Spyro the Dragon

Spyro the Dragon es uno de los juegos más atractivos gráficamente de cuantos se han visto en una consola. Además, su jugabilidad es muy versátil, ya que puedes tratar simplemente de pasar de mundo (lo cual suele resultar bastante sencillo), o  "trabajarte" a fondo cada escenario hasta descubrir todos sus secretos. 

En definitiva, es un juego orientado más bien hacia los jóvenes, tanto por su aspecto como por su facilidad inicial. Sin embargo, ningún amante de las plataformas y de las aventuras 3D debería dejar de probarlo: podría arrepentirse.

Valoración

Tanto los más jóvenes como los más expertos en las aventurillas encontrarán un juego a su medida. Un juego muy bonito, muy variado, muy divertido, con mucho encanto, sencillo... una gozada, vamos.

Hobby

94

Excelente

Lo mejor

La perfecta sensación de tridimensionalidad, los suaves y precisos movimientos del dragón la diversión de aporta descubrir el mapa.

Lo peor

Volar resulta algo complicadillo y cuesta hacerse con los 3D y el movimiento de las cámaras.

Y además