Shinsekai into the Depths review
Análisis

Análisis Shinsekai: into the Depths para Nintendo Switch - un metroidvania familiar... y distinto

Por Alberto Lloret

Versión comentada: Nintendo Switch

Análisis de Shinsekai: into the Depths para Nintendo Switch, un nuevo metroidvania desarrollado por Capcom que se diferencia de otros juegos similares por su ambientación submarina, que merca muchas de sus mecánicas (como depender del oxígeno). Pero, ¿es divertido? ¿Merece la pena? Os lo contamos aquí mismo...

Tras lanzarse en exclusiva junto a Apple Arcade (servicio del que dimos cuenta en nuestro análisis), donde sigue siendo uno de los juegos "más de consola" y una pequeña joya a descubrir, Capcom lanzó hace unos días Shinsekai: into the Depths en Nintendo Switch, lo que sin duda es una buena noticia.

Como vamos a ver en este análisis de Shinsekai: into the Depths para Nintendo Switch, estamos hablando de un título que encaja por completo dentro de la etiqueta metroidvania, pero que gracias a su ambientación y otros aspectos, consiguen que no sea "lo mismo de siempre", aunque muchas de sus ideas se aferren a lo visto en las raíces del subgénero.

Para ir directos al grano, Shinsekai nos pone en la piel del último superviviente de la humanidad. Así de simple. Se trata ni más ni menos de un buzo al que una nueva glaciación, que ha acabado con todo bicho viviente de la superficie, le pilla por sorpresa debajo del mar, como a Sebastian y La Sirenita, si vale el chiste malo.

A partir de ahí, comienza una doble carrera contrarreloj hacia las profundidades abisales del mar. Decimos doble porque por un lado debemos conseguir oxígeno para que el buzo no muera (algo que desarrollaremos más adelante), y por otra, porque el hielo sigue avanzando por el agua y debe seguir descendiendo para encontrar refugio.

Lo primero, el tema del oxígeno, viene a ser como la barra de vida: encontramos depósitos extra abandonados que añadimos a nuestras reservas, y que podemos rellenar en cualquiera de los puntos de los que emanan "pompas" del suelo. Eso sí, los depósitos se estropean y rompen si sufrimos caídas, nos metemos en zonas con presión elevada (agua de color ojo, que requieren que mejoremos el traje) o simplemente porque nos golpean las criaturas submarinas (medusas, crustáceos y otros seres vivos).

review Shinsekai into the Depths Nintendo Switch

Por suerte, contamos con un montón de trucos bajo la manga para que nuestra exploración submarina sea más llevadera: aparte de andar y trepar por las paredes, que resulta algo lento, podemos propulsarnos con nuestro traje (de nuevo, a costa del oxígeno), podemos golpear con nuestro pico en suelo para lanzar una suerte de sonar que detecta zonas de interés cercanas, como una beta de mineral que, al ser alumbrados con nuestra linterna, nos permiten interactuar con ellos.

Además, podemos recoger plantas, restos de enemigos derrotados y otros materiales con los que fabricar distintos elementos, como munición para nuestro lanza harpones, además de interactuar con vestigios del pasado que nos darán información sobre lo que hay alrededor nuestra. Eso, sin olvidar una suerte de cápsulas especiales, que suelen contener algún tipo de arma o nueva mejora.

review Shinsekai into the Depths Nintendo Switch

Estos elementos crean un bucle constante presente durante todo el desarrollo del juego: debemos explorar el fondo, encontrar la cantidad de mineral suficiente para mejorar nuestro traje (lo que siempre suele implicar que encontramos alguna nueva arma o habilidad), y a seguir descendiendo.

Dicho así el desarrollo de Shinsekai puede sonar muy repetitivo, y en cierta medida lo es... pero no es menos cierto que el juego esconde numerosos elementos que le dan más variedad. Hay estatuas ocultas que podemos recoger, especies animales extrañas difíciles de encontrar, algún que otro jefe final, tareas equivalentes a los logros y trofeos de los juegos de otras plataformas (a los que accedemos desde un menú dedicado), etc.

Como decimos, un desarrollo entretenido, que gustará sobre todo a los fans de los metroidvania, si le perdonan los aspectos que acabamos de resaltar (por ejemplo, la repetición del mismo bucle) o que a menudo no sea posible volver sobre nuestros pasos. Detalles que, como decimos, son perdonables porque el juego apuesta por un ritmo y desarrollo ligeramente distintos a los que impone la plantilla del género.

Del mismo modo, el combate aunque funciona, es bastante sencillo. Tenemos un botón de ataque cuerpo a cuerpo y, por ejemplo, un lanza harpones con distintos tipos de munición y usos, bien para atacar a enemigos a distancia (como en un twin stick shooter), bien para usarlo como garfio para balancearnos o interactuar con algunos mecanismos.

La aventura da para unas 7-9 horas, dependiendo de lo rápido que seas, el tiempo que dediques a explorar y lo completista que seas (conseguir el 100% lleva alguna hora más). Además, aunque Capcom ha revisitado algunos apartados, como el sonoro (que ha sido regrabado, con unos resultados espectaculares), Shinsekai: into the Depths tiene dificultades para ocultar su origen móvil.

Por decirlo mal y pronto, el juego de Shinkai Team es un juego de consola diseñado para móvil y adaptado ahora a consola. Muchos aspectos funcionan de maravilla, como el control, que responde bien y sin hacer "raros", pero otros flojean un poco más, como la parcela visual. No es que sea un horror o que esté mal hecho, pero para ser un juego 2D, y de Capcom, los resultados están ligeramente por debajo de lo que cabría esperar ver en un juego de Capcom (que ha portado numerosos juegos a la consola de Nintendo con grandes resultados) y en Nintendo Switch, que tiene verdaderas joyas en el subgénero 2D, como Hollow Knight.

En modo portátil da bastante el pego, pero no es menos cierto que quitando las animaciones, que son bastante vistosas, el juego presenta algunos fallos de bulto, como texturas que no lucen excesivamente bien en la tele, o incluso en el comportamiento de algunos personajes (métete en un torrente de peces y verás cosas locas pasar). Por eso decimos que, en algunos aspectos, se le notan sus orígenes móviles.

En otros, para nada: el sonido, sin ir más lejos es uno de los puntos fuertes del juego. Melodías que no incurren en los sonidos y estilos habituales y manidos, regado todo con unos buenos efectos... es un juego que ayuda a meternos más en su mundo a través del sonido. Por eso, desde aquí, os recomendamos que juguéis a Shinsekai: into the Depths con unos buenos auriculares, porque la experiencia mejora un 2000%.

review Shinsekai into the Depths Nintendo Switch

Por todo ello, quienes busquen una aventura familiar pero a la vez distinta, con un desarrollo entretenido aunque a la vez puede resultar algo repetitivo -a según qué paladares- en lo referente a desarrollo (el bucle del que hablábamos antes), tienen en Shinsekai: into the Depths ante sí que encaja perfectamente en esa categoría. Un juego interesante, y que te ayudará a evadirte, explorando un fondo marino imposible, en estos tiempos de encierro.

Valoración

Aunque se le notan sus orígenes móviles de Apple Arcade y no resulta rematadamente espectacular, Capcom ha culminado un metroidvania con ideas interesantes, una ambientación poco explotada y un desarrollo que, a pesar de lo repetitivo, divierte y enganchará a los fans de este subgénero. Mención especial para el sonido: juégalo con cascos.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

La ambientación acuática hace que sea un metroidvania distinto. El sonido, regrabado, ayuda a meterse más. La estética general del juego (traje...).

Lo peor

No es muy largo. Repite siempre el ciclo "buscar minerales-mejorar el traje-seguir descendiendo". Se nota su origen "móvil": no es muy espectacular.

Y además