Skater XL análisis
Análisis

Análisis de Skater XL, el juego de patín más realista (y difícil)

Por Álvaro Alonso

Versión comentada: PS4

Con Skater XL para PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC, Easy Day Studios nos trae el enfoque más realista del skateboarding que se ha visto en un videojuego. ¿El resultado? Os lo contamos en nuestro análisis.

Hace unos cuantos años, al hablar de videojuegos de patín sólo había un nombre y un apellido: Tony Hawk. La saga de juegos desarrollada por Neversoft acercó el mundo del skateboarding a propios y extraños, con una propuesta estilo arcade que cualquiera podía coger y disfrutar.

Pero no hay que ser ningún pro de la tabla para saber que grindar el cableado telefónico o hacer un Natas Spin de tropecientos giros no son cosas que se vean muy a menudo. Así que aunque tremendamente divertidos, los Tony Hawk nunca llenaron el hueco de aquellos que buscaban un patín fiel a la realidad.

Eso cambió con la llegada de Skate, en 2007. EA Black Box demostró que es posible hacer un juego de patín que represente lo que se puede ver cualquier tarde en una plaza o un skatepark local, y que es posible hacerlo de forma divertida, logrando que tanto los que buscan realismo como los que solo quieren "fliparse", pasen un buen rato.

Desgraciadamente, tras el lanzamiento de Skate 3, en 2010, el mundo del patín prácticamente desapareció de los videojuegos. No es de extrañar que en ese tiempo hayan surgido varios proyectos fan que aspiraban a convertirse en "el nuevo Skate", como Session, que está disponible desde el pasado junio a través del programa Xbox Game Preview, o el juego que hoy nos ocupa: Skater XL, que ya está disponible en PS4, Xbox One y PC, y pronto lo estará también en Nintendo Switch.

Desarrollado por un pequeño equipo de apasionados del patín que se hacen llamar Easy Day Studios, Skater XL recoge el testigo de los Skate de EA y lo lleva al siguiente nivel, apostando por la representación más realista del patín que se ha visto en un videojuego. Ahora bien, ¿es divertido el resultado? La respuesta, en nuestro análisis de Skater XL.

Qué engorile, bro

La clave de Skater XL es su sistema de control: el joystick izquierdo está asociado al pie izquierdo, y el joystick derecho al derecho. A partir de ahí, nacen todos los trucos: ¿queremos hacer un ollie? Basta con llevar el stick derecho (patinando de regular) hacia atrás y soltar. ¿Queremos hacer un flip? Stick derecho hacia atrás, soltar y a continuación empujar rápidamente el stick izquierdo hacia la izquierda y soltar.

Son los ejemplos más básicos, porque por supuesto cuanto más complejo sea el truco, más compleja será la secuencia de movimientos a realizar. Y aunque se nota que Skater XL está concebido pensando en los trucos de suelo, hay patín en todas sus vertientes: grabs, manuals, grinds, vert... E incluso unos cuantos powerslides.

Skater XL

La idea es buena porque las posibilidades son enormes: prácticamente cualquier truco existente se puede realizar en Skater XL, y lo que es más importante, dependiendo de la posición de los sticks, el momento en que presionamos y soltamos, se obtienen variaciones.

Para que os hagáis una idea, es como patinar en la vida real: podemos hacer un truco de una forma incorrecta pero que cuente como válido, inclinado demasiado la tabla o con un movimiento de cuerpo incompleto, obteniendo un resultado feo. Y si logramos un timing y movimientos perfectos, obtenemos un truco y una caída limpia. Quizás lo más interesante de esto es que se puede "dar estilo" a los trucos, haciendo que no haya dos exactamente iguales y permitiendo que los más hábiles demuestren lo bien que patinan.

Skater XL

Quizás el terreno donde resulta más complicado obtener buenos resultados es al patinar rampa, pero incluso ahí, con un poco de práctica, se pueden conseguir secuencias bastante resultonas.

Por desgracia, todo esto entraña que el sistema de control de Skater XL es muy exigente. Para empezar, lleva su tiempo acomodarse a este esquema (especialmente si le habéis dedicado muchas horas a los Skate). Tenemos que "visualizar" los movimientos de los pies en nuestra cabeza, o de lo contrario vamos a frustrarnos rápidamente. Para facilitar las cosas, se asocia un color a cada pie y se muestra en pantalla en todo momento el mando y los movimientos que realizamos.

Ayuda mucho... Pero disfrutar de Skater XL requiere que tengáis conocimientos del mundo del patín y que sepáis cómo se realizan los trucos, dónde debe estar cada pie y hacia qué dirección debemos dar la patada. Nos atreveríamos a decir que es casi una obligación que patinéis o hayáis patinado alguna vez para poder entender y disfrutar de la propuesta de Skater XL.

Skater XL

Porque fuera de los entresijos de su sistema de control, nos encontramos con un título muy poco cuidado en el resto de apartados. Gráficamente es muy, muy pobre: los modelos de los personajes tienen un nivel de detalle mínimo, y el sistema de físicas para caídas es prácticamente inexistente. Hay opciones de personalización entre las que se incluyen varias marcas de ropa reales, habituales dentro del mundo del patín, pero son limitadas.

Lo mismo sucede con la banda sonora, que incluye una selección de temas de varios géneros que perfectamente se podrían escuchar en un vídeo de patín actual... Pero su número es muy pequeño, y tras varias horas os cansaréis de oír una y otra vez las mismas canciones. 

Por otro lado, de momento sólo hay cinco mapas disponibles. No están mal diseñados, e incluyen un poco de todo para que podamos desatar nuestra imaginación con distintas líneas. Pero eso no quita que sean sólo cinco, y más pronto que tarde es fácil cansarse. También se han incluido tres mapas creados por la comunidad, y la promesa de que en el futuro llegarán más.

Hay que destacar el posicionamiento libre: al pulsar el botón triángulo/Y podemos colocarnos en cualquier parte del mapa de forma instantánea, evitando el engorro de tener que pelear con los controles hasta conseguir la posición y orientación perfectas; es una gran idea.

Skater XL

Y no busquéis modos de juego, porque no los vais a encontrar. La premisa de Skater XL es recorrer los mapas de forma libre, investigando hasta encontrar un spot en el que tirarnos horas y horas hasta conseguir el truco perfecto.

Pero fuera de eso, lo único destacable es una opción apodada Retos que encontramos en un menú bastante escueto, y que incluye una serie de trucos que se nos propone realizar, divididos por estilos y diferentes en cada mapa. No encontraréis un modo historia/carrera ni nada parecido, ni tampoco modalidades online, algo que creemos que le habría sentado especialmente bien.

Skater XL

También se nota que la traducción al español se ha hecho de forma poco profesional, pues nos encontramos constantemente con términos incorrectos o palabras que directamente no se han traducido. En este caso no es algo que afecte a la experiencia, pero afea el acabado del producto.

Somos conscientes de que Skater XL es la obra de un equipo pequeño que ha contado con un presupuesto muy limitado, y nos da un poco de pena no poder recomendárselo a todo el mundo, porque la idea es buena y se nota que está hecho por gente apasionada. 

Skater XL

Si sois capaces de ver más allá de sus limitaciones, si sois su "público objetivo", una vez superado el período de aprendizaje Skater XL es el juego de skate soñado. La sensación al caer incluso los trucos más básicos es fantástica (hemos pasado largos ratos simplemente haciendo tre flips en el suelo), y lograr caer un truco complicado en un spot aun más complicado sólo es equiparable a... Bueno, a hacerlo en la vida real.

Hace unos días, durante una sesión de preview, sus responsables nos contaban que es un juego de skaters para skaters. Y no mentían: para lo bueno y para lo malo, Skater XL es un juego que sólo podemos recomendar si patináis o seguís de cerca el mundo del skateboarding.

Valoración

Skater XL es el simulador de patín más fidedigno que hemos visto... Pero también el más exigente. Si sois apasionados de este deporte extremo lo disfrutaréis (especialmente si patináis en la vida real), pero de lo contrario, su dificultad y el estado en que llega a las tiendas hacen que sea complicado recomendarlo.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

El control es MUY exigente, pero satisfactorio cuando logramos dominarlo. Si patinas, te asombrarán sus enormes posibilidades.

Lo peor

Está muy poco cuidado: gráficos, modos de juego, mapas, banda sonora, traducción... Es difícil recomendárselo a alguien que no patine.

Y además