Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Análisis Solar Ash - Shadow of the Colossus y Super Mario Galaxy sobre hielo

Solar Ash

Análisis de Solar Ash, el nuevo juego de Heart Machine (responsables de Hyper Light Drifter) publicado por Annapurna Interactive para PS4, PS5 y PC.

Cuando se presentó el Kickstarter de Hyper Light Drifter, en 2013, una de las estampas más llamativas del tráiler mostraba al protagonista, espada en mano, preparándose para el combate contra una criatura de tamaño colosal; un titán.

Si bien en la versión final del juego hay combates contra enemigos de gran tamaño (jefes, principalmente), ese enfrentamiento contra titanes nunca se produce. Y rara vez se llega a tener esa sensación de escala, quizás debido a que la obra se desarrolla con una perspectiva aérea heredada de juegos como The Legend of Zelda: A Link to the Past.

Parece que Alex Preston y su equipo, Heart Machine, quedaron un tanto decepcionados al no poder ofrecer esa clase de enfrentamiento, porque en Solar Ash, su nuevo juego, los combates contra colosos son el plato fuerte. O uno de los platos fuertes, más bien.

Porque tras hacerse de rogar, Solar Ash ya está disponible en PS4, PS5 y PC. Nosotros hemos tenido la oportunidad de jugarlo y completarlo (al 100%) para contaros en el análisis de Solar Ash todo lo que ofrece y por qué no deberías pasarlo por alto.

Soñando, soñando... triunfé patinando

Quizás no conocíais Solar Ash y leer "Shadow of the Colossus" y "Super Mario Galaxy" en el titular de este análisis os ha llamado la atención (era la idea), así que lo primero que deberíamos hacer es explicar qué es Solar Ash.

Solar Ash es un juego sobre patinar sobre un mar de nubes a toda velocidad. Sobre explorar escenarios con gravedad imposible y contemplar vistas que nos obligan a pararnos en el sitio para procesarlas. 

Solar Ash

Un juego sobre tumbar a criaturas colosales para las que no somos más molestos que una hormiga. Y un juego sobre reconocer a nuestros demonios interiores, aquellos que nos llevan a sumergirnos en ciclos de oscuridad, y aceptarlos. 

Si habéis jugado a Hyper Light Drifter, no dejéis que su estilo visual de corte similar os engañe; son juegos muy diferentes. En Solar Ash, la exploración acapara todo el protagonismo. También hay acción, sí, pero no esperéis enfrentamientos que requieran precisión quirúrgica y nervios de acero. 

Solar Ash

Y para explorar, en Heart Machine lo han apostado todo al movimiento. Rei, la protagonista de Solar Ash, puede deslizarse a toda velocidad sobre cualquier superficie, como si patinase sobre hielo

Los controles son tan sencillos como mantener presionado el botón L2 para que empiece a patinar y el botón R2 para que dé un breve impulso.

Este juego arrasa a nivel mundial y puedes jugarlo desde sólo 1€

Un sistema sencillo, sí, pero tan satisfactorio en los controles y -sobre todo- tan fluido, que logra que nunca nos cansemos de hacerlo

Por supuesto también podemos saltar, doble-saltar, alcanzar puntos de anclaje con un gancho y "grindar" determinadas superficies. Como Jet Set Radio, pero con temática sci-fi.

Solar Ash

Si en Hyper Light Drifter la base de la jugabilidad era el combate, en Solar Ash lo es el movimiento. Por eso, todo está diseñado pensando en aprovechar las habilidades como patinadora de Rei.

Los escenarios, por ejemplo, son muy amplios y de naturaleza abierta (se podría considerar un juego de mundo abierto, aunque las diferentes secciones que lo componen están muy marcadas), pero para acceder a muchos lugares debemos sacar partido del movimiento. 

Solar Ash

A esto hay que sumarle el efecto de la gravedad, que nos permite recorrer los escenarios como si de planetas en miniatura se tratasen o, en ocasiones, colocarnos en ángulos imposibles. De ahí que por momentos recuerde a un plataformas, y en concreto a Super Mario Galaxy... pero a 200 kilómetros por hora.

El sistema de movimiento brilla en los enfrentamientos contra las anomalías, los colosos de Solar Ash. Para derrotar a estas criaturas, debemos golpear una serie de puntos clave repartidos por todo su cuerpo dentro de un límite de tiempo; de lo contrario, Rei cae y toca volver a "trepar". 

Solar Ash

En lugar de ser puzles, como los colosos de SotC, las anomalías de Solar Ash son pruebas de habilidad que requieren buenos reflejos.

También hay enemigos de menor tamaño, que por lo general no suponen grandes problemas y que podemos despachar fácilmente con golpes cuerpo a cuerpo. Pese a que este tipo de acción no es el foco de Solar Ash, el combate contra estas criaturas se antoja demasiado sencillo.

Solar Ash

El desarrollo nos lleva a explorar los escenarios en busca de una serie de nodos que, una vez activados, nos permiten enfrentarnos a la anomalía que preside el lugar. Y hecho esto... pasamos a la siguiente localización. 

Y aunque cada localización presenta mecánicas jugables nuevas (como una suerte de plantas que, al ser golpeadas, producen "raíles" que podemos grindar), este desarrollo se repite a lo largo de todo el juego, lo que puede generar sensación de repetición

Solar Ash

Si queréis alargar la duración, hay varias historias secundarias y diarios de audio bien escondidos (conseguir el 100% nos ha llevado unas 8 horas) que nos dan acceso a trajes con diferentes propiedades. También hay varios niveles de dificultad en los que el tiempo de reacción frente a las anomalías se reduce drásticamente. Sólo apto para speedrunners.

Y hablando de esto: si os preocupa que la historia sea tan interpretativa como la de Hyper Light Drifter, podéis estar tranquilos: Solar Ash hace gala de una narrativa directa y tradicional, con diálogos (con voces en inglés), escenas de vídeo... Y un argumento muy interesante que se sigue sin problemas.

Solar Ash

El juego llega traducido al español, aunque la traducción es algo irregular: hay nombres que unas veces aparecen traducidos y otras no, términos que directamente se han dejado sin traducir, faltas de ortografía... No afecta a la comprensión de la historia, pero afea el conjunto.

Pero sin lugar a dudas el aspecto más llamativo de Solar Ash es la dirección artística. Sin necesidad de recurrir a efectos gráficos punteros, el juego de Heart Machine nos ha dejado boquiabiertos como pocos lo han logrado este año

Solar Ash

Nada de lo que digamos puede hacer justicia a los paisajes imposibles que hemos surcado. Echad un vistazo a las imágenes que acompañan este análisis y lo entenderéis.

La banda sonora es probablemente el aspecto en el que Solar Ash más se parece a Hyper Light Drifter, permitiéndonos escuchar melodías electrónicas con un estilo pausado, casi onírico, en las que destaca el uso del sintetizador. 

No son temas especialmente memorables, pero funcionan a la perfección como acompañamiento dentro del juego.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Solar Ash tiene el estilo audiovisual de Hyper Light Drifter, los enfrentamientos contra titanes de Shadow of the Colossus, las mecánicas de desplazamiento de Jet Set Radio y el diseño de niveles de Super Mario Galaxy. ¿De verdad hace falta decir más?
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La sensación de movimiento, fluidez y velocidad. Los escenarios; enormes, bien diseñados y sobrecogedores. La dirección artística.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El combate contra enemigos normales es un tanto básico. Se repite el mismo esquema a menudo, lo que puede generar sensación de repetición.

Versión comentada: PS5

Hobby

85

Muy bueno

Y además

Solar Ash

Solar Ash FICHA

Plataformas:

PC, PS4, PS5

Lanzamiento:

Más artículos