Story of Seasons: Friends of Mineral Town
Análisis

Análisis de Story of Seasons: Friends of Mineral Town para Nintendo Switch y PC - De vuelta a la granja

Por David Rodríguez

Versión comentada: Nintendo Switch

Os traemos nuestro análisis de Story of Seasons: Friends of Mineral Town, el remake del clásico título de la saga Harvest Moon que se lanzó en Game Boy Advance en 2003 y que ahora regresa con grandes mejoras a Nintendo Switch y PC. ¿Quieres conocer cómo ha cambiado la granja con el paso de los años? No te pierdas esta detallada review.

Hay juegos que siempre consiguen dejar su impronta. Los títulos del pasado son recordados con cariño por aquellos que los disfrutaron en su infancia y, pese a que los años transcurran, es muy complicado quitarse de encima el peso de la nostalgia que generan algunos juegos.

Dentro de este fenómeno, resulta realmente interesante ver como el género RPG ha conseguido maravillar a millones de jugadores y ha capitalizado esa sensación de morriña infantil. Son incontables los títulos de esta índole que han marcado generaciones enteras. Por ello, cuando se supo que el mítico Harvest Moon: Friends of Mineral Town iba a recibir un remake, muchos soñaron con revivir esa nostalgia que tanto nos gusta rememorar de vez en cuando.

Story of Seasons: Friends of Mineral Town llega el 10 de julio a Nintendo Switch y cuatro días más tarde a PC, de la mano de Marvelous Europe. El heredero de la marca Harvest Moon no ha querido abandonar la esencia de este icónico título y tal y como vais a comprobar en las siguientes líneas, donde hemos valorado sus aciertos y también sus tropiezos, ha conseguido generar muy buenas sensaciones. Veamos qué secretos oculta Ciudad Mineral y su icónica granja.

Análisis Story of Seasons: Friends of Mineral Town

Harvest Moon: un viaje entre cultivos, animales y muchos juegos

Harvest Moon: Friends of Mineral Town y Story of Seasons: Friends of Mineral Town, ¿cuál es la diferencia? Para no confundir a los primerizos, dejaremos claro, muy rápidamente, los orígenes de esta saga.

Harvest MoonBokujō Monogatari en japonés (Historia de la granja) inició su aventura dentro del género RPG/simulador de granja en 1996 con un título para Super Nintendo a manos de la compañía Natsume. Desde entonces, una buena cantidad de juegos se han lanzado para montones de consolas. Sin embargo, en 2014, el estudio nipón dejó de publicar estos juegos con el nombre de Harvest Moon y la saga se pasó a denominar Story of Seasons, plasmando una nueva identidad, pero manteniendo siempre las raíces que la hicieron todo un fenómeno.

Análisis Story of Seasons: Friends of Mineral Town

En todo este viaje, un título fue especialmente destacado en Occidente. Por supuesto, nos referimos a Harvest Moon: Friends of Mineral Town. En 2003, la popular Game Boy Advance sirvió como un nuevo salto portátil de la franquicia de farming, pero por desgracia, en España nunca pudimos jugarlo. Recordado con mucho cariño, ahora regresa con un buen lavado de cara y bajo el nombre de Story of Seasons: Friends of Mineral Town. Pues bien, hechas las correspondientes presentaciones, nos ponemos manos a la obra.

La vida granjera es la vida mejor

La vida en la granja comienza tras un breve flashback en el que recordamos, con ternura, el verano que pasamos en Ciudad Mineral mientras hacíamos compañía a nuestro abuelo en su pequeña granja. Por desgracia, el anciano ha fallecido y su herencia ha sido depositada sobre nuestros hombros. Nos toca hacernos cargo de la granja, con todo lo que eso conlleva. 

Análisis Story of Seasons: Friends of Mineral Town

Como buen simulador, Story of Seasons: Friends of Mineral Town nos permite realizar un sin fin de actividades de gestión. Literalmente nos convertiremos en agricultores, ganaderos, rancheros, leñadores, expertos avicultores y mucho más. Aquí se trata de invertir nuestro tiempo y dinero en semillas y animales para poder conseguir beneficios más tarde. Cultivar y cuidar a nuestras vacas, gallinas, conejos y un largo etcétera, se recompensará con más dinero para poder utilizarlo en aumentar nuestras técnicas de producción y que nuestro pequeño imperio rural se haga más y más grande.

La granja, en la que pasaremos gran parte del día, cuenta con diferentes instalaciones como establos, un corral, campos de siembra, estanque, molino y nuestro propio hogar. Todas estas edificaciones nos permitirán realizar los diferentes trabajos que antes comentábamos, pero para ello contaremos con la ayuda de nuestras herramientas. 

Análisis Story of Seasons: Friends of Mineral Town

Cada uno de estos instrumentos tiene un propósito muy específico. Tenemos el hacha para talar troncos y ramas, la hoz para segar los campos, la caña para pescar, la azada, el martillo, el cepillo para mantener limpios a nuestros animales y mucho más. Según el uso que las demos, estas subirán de nivel mejorarán sus prestaciones. Por ejemplo, cuanto más perfeccionemos nuestra regadera, más hileras de cultivo podremos regar a la vez. Este es uno de los grandes componentes de rol de Story of Seasons y uno de los que mejor sensación de progresión genera.

Cuando llegamos a nuestra herencia contaremos con muy pocos recursos, pero como bien se dice, quien siembra, recoge. Lo que empieza con unos pocos tomates y una gallina que pone un pequeño huevo al día, se acabará convirtiendo en grandes plantaciones de todo tipo de verduras y corrales y establos repletos de vacas que ordeñar, ovejas que esquilar y huevos que incubar. Aquí está la verdadera magia de Story of Seasons: Friends of Mineral Town: la sensación de progreso. Todo está muy medido y dependiendo de las ganas que ponga el jugador y de los esfuerzos a la hora de gestionar todos los recursos de farmeo que propone el juego, se avanzará más rápido o más lento.

Análisis Story of Seasons: Friends of Mineral Town

Por supuesto, no hay una manera correcta de jugar, el usuario decide y eso es un auténtico gustazo. No obstante, para abordar este tema, tenemos que hablar, sí o sí, del tiempo. Al contrario que en juegos como Animal Crossing New Horizons, Story of Season no posee un sistema en el que un día en el juego se corresponda a un día en nuestra realidad. Básicamente, 10 minutos dentro del juego corresponden a 5 segundos reales.

Por lo tanto, los días se pasarán mucho más rápido de lo que parece. Un año se compone de cuatro meses de 30 días (cada uno representa una estación). El sistema funciona, puesto que dependiendo de a lo que dediquemos el día, este pasará más o menos rápido. Si regamos nuestros cultivos, talamos unos pocos árboles y cuidamos del ganado, cada jornada no nos debería llevar más de 5-10 minutos, pero si decidimos sacar todo el provecho a la Ciudad Mineral, todo cambia radicalmente.

Ciudad Mineral: fuente de recursos y de posibilidades

La ciudad es una parte fundamental de Story of Seasons: Friends of Mineral Town, y es que el título ya lo indica, la pequeña urbe y su gente son otro de los pilares base del juego y donde se expanden enormemente las posibilidades. 

Análisis Story of Seasons: Friends of Mineral Town

Ciudad Mineral es una apacible villa compuesta por varias zonas. En el área al norte de nuestra granja podemos encontrar un montón de ubicaciones y edificios que aportan la salsa de este título. En las otras granjas podremos comprar animales, pienso para alimentarlos e incluso pediremos consejo a los habitantes. El herrero se encargará de suministrarnos herramientas y mejorarlas, el bazar es el mejor lugar para adquirir semillas para los cultivos y la biblioteca será una fuente de conocimiento extraordinaria si queremos conocer los secretos del juego, como cuánto tardan en crecer los distintos tipos de plantaciones o aprender los diversos tutoriales de todas las actividades que podemos realizar.

Por supuesto, tenemos muchos otros lugares, como parques, la plaza del pueblo, una posada, una playa con chiringuito que solo abre en verano, etc. Lo que aporta una mejor planificación y ese componente de gestión es que, dependiendo del día de la semana, las tiendas y comercios estarán abiertos o cerrados y todas y cada una de ellas tienen un horario muy estricto... así que planifica bien tus visitas a la ciudad.

Análisis Story of Seasons: Friends of Mineral Town

En medio del mapa se encontrará nuestra granja y al suroeste daremos con una zona bien distinta a la "gran" ciudad. El bosque y los parajes naturales que rodean Ciudad Mineral también tienen mucho que ofrecer. Recursos fundamentales como la madera o la piedra son muy comunes aquí. Hay un par de minas donde conseguiremos materias primas excepcionales para mejorar nuestras herramientas y también asistiremos a encuentros con animales salvajes. En esta zona se halla un taller donde poder encargar reformas. Y es que, no solo mejoraremos nuestros utensilios, si no que también podremos expandir los corrales para que tengan un mayor aforo, plantar árboles frutales, mejorar el sustrato del suelo e incluso ampliar nuestra casa y comprar muebles y electrodomésticos. 

Granjero/granjera busca esposo/esposa

Todos esos lugares están muy bien, pero no serían nada sin los lugareños que los regentan. Más de treinta personajes pueblan Ciudad Mineral y con todos ellos puedes entablar distintas relaciones. Cada uno cumple una función dentro de este agradable pueblo y es, precisamente, conocerles y tener trato con todos ellos, lo que aporta un toque mucho más profundo y especial a este juego. 

Análisis Story of Seasons: Friends of Mineral Town

Pese a que hay aspectos mejorables en cuanto a diálogos y en varias ocasiones muchos se repiten, conforme pasan los días y meses, vamos sabiendo más de las motivaciones de todos los habitantes de Ciudad Mineral, quién se lleva mejor con quién, cuáles son los gustos de cada uno, etc. 

Es importante remarcar que Story of Seasons: Friends of Mineral Town tiene una historia, una trama que se va desarrollando con el tiempo y los años. No es un guión de película, si no que se van ampliando la información de todos los personajes poco a poco a lo largo de diferentes escenas. Una vez más la importancia de los lugareños es vital. 

Story of Seasons Friends of Mineral Town

Las interacciones de Story of Seasons: Friends of Mineral Town tienen su culmen con las opciones de romance. Efectivamente, podremos casarnos en el juego, pero quien algo quiere, algo le cuesta y este título nos ha enseñado a ser pacientes. Las amistades se forjan a base de hablar y agasajar a nuestros posibles intereses románticos con regalos. A medida que el juego avance presenciaremos escenas en las que, dependiendo de qué respondamos, nos ganaremos la simpatía o el rechazo de nuestros interlocutores. Conforme más confianza tengamos más probabilidades habrá de que digan "sí quiero". Lo mejor de todo es que tendremos que competir contra otros pretendientes y pretendientas, haciendo este proceso mucho más interesante.

Esto no son unas vacaciones, todo el mundo a trabajar

Story of Seasons: Friends of Mineral Town es un no parar constante, cuanto más ampliemos nuestra granja, más responsabilidades tendremos y más tiempo dedicaremos. Por suerte, las mejoras en las herramientas y alguna que otra ayuda, como los simpáticos duendes, nos vendrán de perlas para que todo se lleve mucho mejor. 

Análisis Story of Seasons: Friends of Mineral Town

Valga decir que este juego permite realizar largas sesiones, puesto que nuestro progreso no está limitado por el tiempo, como en Animal Crossing. No obstante, sigue sin ser un título para todos los públicos. El farmeo podría convertirse en tu peor pesadilla si eres un jugador impulsivo y poco paciente y las tareas cotidianas, se llegan a asociar a la monotonía. Si has jugado a títulos de este género, como Stardew Valley, ya sabes a lo que te enfrentas. Para los novicios, os recomendamos paciencia y aprender a disfrutar de los pequeños secretos y matices que esconde en esta entrega.

Dependiendo de tu estilo de juego, tus jornadas serán más o menos ajetreadas. Sin embargo, seguimos pensando que el sistema de tiempo es quizás un poco acelerado, muchas veces se nos hace de noche y todavía no hemos podido regar los campos. Y el reloj no es el único inconveniente que tenemos que valorar, también hay que gestionar nuestras energías, ya que cada acción que hagamos reducirá poco a poco nuestra resistencia. Si esta llega a cero, nos desplomaremos y la visita al médico será obligada. Por suerte, durante el día recuperaremos fuerzas mediante diferentes formas. La primera y más sencilla es darse un relajante baño termal, otra es echarse a dormir, lo que dará inicio a un nuevo día, pero la mejor es la comida.

Análisis Story of Seasons: Friends of Mineral Town

En Friends of Mineral Town no solo somos granjeros, si no también unos buenos cocinillas. Los ingredientes que cultivamos pueden venderse, pero con ellos también podremos preparar deliciosos platos con los que recuperar energías o bien entregarlos a nuestros amados vecinos. El componente rolero vuelve a aparecer porque necesitaremos conseguir recetas, ingredientes y utensilios y no todos son fácilmente accesibles.

Análisis Story of Seasons: Friends of Mineral Town

Pero si pensabas que ya habíamos terminado de hacer cosas en Story of Seasons: freidsn of Mineral Town y en la granja, estás muy equivocado. Cada estación tiene sus propios eventos especiales y hay muchos que directamente son minijuegos; pequeños, pero que suman puntos a la valoración final de contenido. Carreras de caballos, combates de gallinas, banquetes en la plaza del pueblo, concursos de mascotas, fuegos artificiales... La agenda anual no se acaba. Por supuesto, en cada mes se podrá plantar determinados tipos de cultivos y en invierno, los campos se helarán. Por lo tanto, con el paso del tiempo, se van cogiendo rutinas de trabajo, como si se tratase de una granja de verdad. Aprovecharemos primavera y otoño para cultivar y obtener muchos beneficios que compensen las pérdidas de los inviernos, donde podemos sacar más partido a otras actividades como la minería. 

Además, los detalles están muy presentes. Tendremos un libro de cuentas donde anotaremos las estadísticas de juego, como los gastos que hemos tenido en cada estación, los ingresos anuales, las veces que hemos vendido determinados cultivos, etc. Un añadido muy chulo para los fans de este tipo de contenidos. 

Análisis Story of Seasons: Friends of Mineral Town

Al ser un remake, se esperaba que Story of Seasons: Friends of Mineral Town decidiera arriesgar, pero el juego se mantiene fiel a lo que vimos hace 17 años. Obviamente hay cambios, siendo el más palpable el rediseño de los personajes y entornos, donde gana muchos puntos. Visualmente, este juego saca partido de un lavado de cara muy colorido, que no tiene intención de ser rebuscado, si no que es muy consciente de la personalidad que quiere transmitir al jugador. Los gráficos en 3D son un cambio sobresaliente respecto a la entrega original, aunque claro, hablamos de un título con casi dos décadas de historia. Se echan en falta algunas opciones extra de personalización para nuestro avatar, pero se entiende que la sencillez de otros tiempos también sea la protagonista.

En este aspecto siempre hay posiciones encontradas, pues un remake puede optar por seguir vías diferentes. En este caso, la fidelidad prima y de esto se benefician los que no han jugado a Harvest Moon. Para los que si que tuvisteis la oportunidad de catarlo en su momento, encontraréis una propuesta calcada, salvo por los evidentes cambios estéticos.

Story of Seasons Friends of Mineral Town

La banda sonora de Story of Seaons: Friends of Mineral Town evoca a esos grandes RPG de hace años que inspiraban y nos invitaban a soñar, aunque se echan en falta más temas. Por ejemplo, cuando llueve, solo se escucha el sonido ambiente y la sensación de monotonía aumenta irremediablemente.

A nivel técnico, la versión de Switch que hemos analizado no ha contado con ningún problema y es precisamente esta edición la que más recomendamos, puesto que los controles están muy bien adaptados y podemos llevarnos nuestra preciosa granja a cualquier parte gracias al modo portátil. La accesibilidad es uno de sus puntos fuertes y los textos en castellano, por fin nos permiten disfrutar de esta esquiva entrega. La interfaz ha sido renovada con gran tino y pese a que hay mucha información en pantalla, ninguna llega a agobiar y logra ser muy intuitiva.

Análisis Story of Seasons: Friends of Mineral Town

Story of Seasons: Friends of Mineral Town tenía una dura tarea por delante; no todos los remakes consiguen traernos la seña identidad de su juego original, pero Marvelous ha conseguido plasmar a la perfección ese bonito sentimiento de nostalgia del que hablábamos al comienzo de este análisis. Es cierto que se ha ido a lo seguro y, siendo una reimaginación, podrían haberse introducido más novedades, pero la cantidad de contenido y opciones que ya tiene este Story of Season hace que la gestión y la simulación granjera resulte realmente placentera.

Story of Seasons Friends of Mineral Town

Pocos fallos encontramos y pese a llegar en el momento en el que Animal Crossing está arrasando, Story of Seasons: Friends of Mineral Town ha demostrado ser uno de los mejores simuladores de granjas de la actualidad y un RPG que derrocha cariño por todos sus píxeles. Preparad el abono y la azada, que toca disfrutar de la vida campestre.

Valoración

Story of Seasons: Friends of Mineral Town es un gran retorno a la granja. La reimaginación de personajes y entornos renueva por completo el que, ya de por si, era un título muy sólido. Este remake cumple de sobra y encantará a todos aquellos que busquen una experiencia de gestión con mucho contenido y cargada de bellos momentos.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Visualmente es una delicia. Mantiene la esencia y espíritu del original. Cientos de horas de diversión y contenido. 

Lo peor

No es un juego para todo el mundo. Se echan en falta más diálogos. Sistema de días y horas demasiado acelerado.

Y además