Análisis de Total War Arena para PC
Análisis

Análisis de Total War Arena, el F2P de estrategia para PC

Por Martín Amechazurra Falagán

Versión comentada: PC

Tras varios años de espera, Total War Arena deja finalmente su beta cerrada para entrar en una fase abierta para todos los jugadores, con las cualidades de un Total War y toda la emoción de un juego de Wargaming. Nosotros hemos ganado y perdido un buen número de partidas a los mandos de unos ejércitos de lo más variopintos, y os traemos un análisis con todo lo que ofrece esta experiencia free-to-play de estrategia para PC.

Ha pasado mucho tiempo desde los comienzos de Total War Arena. Hablamos de un proceso evolutivo de más de tres años, desde las primeras fases del juego hasta su más reciente beta cerrada, en las que multitud de jugadores ayudaron a dar forma a la versión actual del juego. Y es que hace cosa de dos semanas que Total War Arena dejaba atrás su beta cerrada para entrar en una fase abierta disponible para todo el mundo.

Para quien no lo conociera, Total War Arena es un juego de estrategia free-to-play que une los combates y las mecánicas de la saga de Creative Assembly con la propuesta de los juegos de Wargaming. Esto de primeras puede sonar algo descabellado, juntar la estrategia paciente y ponderada de un Total War con el juego rápido de un multijugador F2P, pero el resultado es mucho más divertido de lo que esperábamos, y ahora os explicaremos el por qué.

Duelo a muerte en las Termópilas

Como base, en Total War Arena tomamos parte en batallas de 10 contra 10 jugadores, en las que cada jugador controla de manera simultánea a tres unidades diferentes, con el objetivo de exterminar al equipo enemigo o conquistar su base, lo que ocurra antes. Las partidas tienen un límite de tiempo de 15 minutos, y no es raro que las partidas acaben mucho antes de ese tiempo.

Análisis de Total War Arena para PC

Por una parte, los mapas del juego están enfocados para fomentar los enfrentamientos entre los equipos, con varios "carriles" diferentes para que avancen los ejércitos, pero con suficientes quiebros, resaltos, bosques o zonas de maleza como para flanquear y emboscar a los rivales más despreocupados. Y por la otra, con tantos jugadores por equipo siempre hay quien trata de golpear rápido al equipo rival, o de ganarles la espalda para flanquearles y tomar su base por sorpresa, lo cual agiliza el curso de los enfrentamientos.

Los mejores teclados mecánicos para jugar de Amazon España

Esto da lugar a unas partidas dinámicas, que no duran mucho más que las de un juego de deportes o un shooter, pero que igualmente se sienten como un combate de un Total War. Los lanceros y los piqueros ocupan labores defensivas, la caballería es devastadora por los flancos, los arqueros y los honderos acribillan ejércitos enteros desde la distancia y la infantería... Bueno, la infantería es útil para cualquier situación.

Análisis de Total War Arena para PC

En cualquier otro Total War tendríamos que manejar a todas esas unidades por nosotros mismos de manera simultánea, con ejércitos que en ocasiones ni siquiera entran del todo en la pantalla. Sin embargo, al manejar tan solo a tres unidades, Total War Arena nos permite manejar a nuestras unidades con mucha mayor precisión, lo cual hace que sea tan importante colaborar con el resto del equipo como ganar tus propias batallas particulares.

Análisis de Total War Arena para PC

En este sentido, las unidades mantienen el sistema de moral de Total War, por lo que es común ver como las unidades de algún jugador huyen del combate cuando su moral se desploma al verse rodeadas. Las unidades también cuentan con distintas habilidades especiales que se van desbloqueando según progresamos por el juego, que permiten adaptar la famosa formación de "tortuga" con las legiones romanas o una formación de falange con los hoplitas griegos, así como ejecutar cargas pesadas de caballería con las unidades montadas de los bárbaros. Cada unidad cuenta con unas habilidades propias en función de su tipo y de su facción que las hacen muy distintivas, y que aportan una gran variedad a los combates.

Veni, vidi, vici

Ya que mencionamos a las facciones, en Total War Arena disponemos de cuatro bandos diferentes: los Griegos, los Bárbaros, el Imperio Romano y Cartago. Antes de empezar a luchar tendremos que elegir a un líder de alguna de estas facciones, cada uno con unas cualidades y unas habilidades propias, que fomentan estilos de juego diferentes. Así, tenemos líderes como Julio César o Germánico que se enfocan en la artillería y la infantería, respectivamente, poderosas arqueras como Cinane o guerreros especializados en la caballería como Arminio.

Análisis de Total War Arena para PC

Lo ideal es construir nuestros ejércitos en torno al líder de facción que más nos interese. No tiene mucho sentido reclutar a varias unidades montadas con Germánico, ni tampoco escoger a Cinane para luego seleccionar a tres grupos de lanceros como unidades. Y también hay que tener en cuenta las virtudes de cada facción y sus tipos de unidades, porque si bien los griegos son buenos defensores, su línea de hoplitas se puede ver en apuros frente a una partida de perros de guerra bárbara.

Para desbloquear todos estos elementos, desde los líderes de facción hasta cada tipo de unidad, está implementado un sistema de progresión muy común en los juegos free-to-play, que seguro le sonará a los más asiduos a los juegos de Wargaming. Al comienzo disponemos únicamente de tres líderes con unidades básicas: Germánico, Cinane y Arminio. Según vamos completando las partidas, obtenemos plata y puntos de experiencia. Con estos últimos podemos subir el rango de cada líder (hasta el nivel 10 como máximo), así como desbloquear nuevas mejoras para cada unidad concreta (nuevo casco, un arma mejorada, etc...), y adquirir y mejorar a los distintos líderes de cada facción.

Análisis de Total War Arena para PC

Cuando subimos de nivel tenemos la posibilidad de desbloquear las unidades del rango siguiente para dicha facción, también con puntos de experiencia, en un bucle de juego que fomenta un "grindeo" muy largo por parte de los jugadores. Por su parte, la plata se utiliza para reclutar a dichas unidades a nuestro ejército y comprar objetos consumibles y algunas mejoras. Sin embargo, el juego también cuenta con algunas opciones de monetización en la forma del oro, la moneda premium de Total War Arena que se adquiere con dinero real.

Dada la relevancia que ha adquirido este tema durante los últimos meses, es importante explicar de qué manera influyen los micropagos en el juego y, lo más importante, si se trata o no de un pay-to-win. Además de los elementos cosméticos que vayan introduciendo en el juego, el oro nos permite adquirir nuevos líderes sin tener que adquirirlos con experiencia. Sin embargo, estos líderes comienzan en el rango 1, como todos los demás, y la única manera de subir de rango es jugando partidas para obtener experiencia.

Análisis de Total War Arena para PC

Si bien es más fácil ganar experiencia si activamos una cuenta premium por unos días (que nos otorga un 50% de experiencia adicional), los jugadores que adquieran con oro no se salvan del grindeo para progresar y desbloquear mejores unidades. En cuanto a las propias unidades, podemos encontrar varias unidades en cada facción que solo se pueden adquirir con oro, pero sus estadísticas no distan demasiado de las de una unidad gratuita mejorada de su mismo rango y tipo. Además, estas unidades solo se encuentran en los rangos del 4 al 8, por lo que en los rangos más altos (el 9 y el 10) no existe ningún tipo de unidad de pago, y tampoco suponen un desequilibrio en las partidas.

Una experiencia F2P de lo más interesante

En conjunto, Total War Arena supone una experiencia de estrategia muy "total" (lo sentimos por el chiste) para tratarse de un juego gratuito. Los combates son emocionantes y muy divertidos, con multitud de opciones tácticas y toda la profundidad que se espera de un sistema de combate basado en la saga Total War. Y su rendimiento no deja lugar a la queja ya sea en el apartado técnico, con unos mapas bastante vistosos y detallados para tratarse de un free-to-play (y con una tasa de frames muy estable), o en cuanto a la conexión en línea, donde no hemos experimentado ningún tipo de problema ya sea para encontrar partida o durante las propias partidas.

Análisis de Total War Arena para PC

No obstante, también hay margen de mejora en ciertos aspectos. Por un lado está el matchmaking y el equilibrado de los equipos, donde es común que te toque en un equipo con muchas unidades de un mismo tipo que te deje vendido ante un equipo con mayor variedad de tropas. También hay ciertos aspectos como el fuego amigo que son bastante molestos durante la partida, en especial cuando un aliado no se da cuenta y acribilla a tus tropas.

Análisis de Total War Arena para PC

Por último está la falta de un mayor número de modos de juego y el lento sistema de progresión, que a la larga se puede hacer algo monótono. Aún con ello, Total War Arena es un juego gratuito muy interesante, con unos valores de producción elevados, y con unas batallas divertidas y emocionantes que encantarán por igual a los jugadores novatos como a los más veteranos de la estrategia en tiempo real.

Valoración

Total War Arena recoge los mejores elementos de los combates de Total War y los concentra en una propuesta gratuita tan emocionante como divertida, que nada tiene que envidiar de la jugabilidad de sus hermanos mayores.

Hobby

81

Muy bueno

Lo mejor

La variedad de facciones y unidades, un sistema de combate profundo y divertido, la emoción de las partidas

Lo peor

La falta de modos de juego, el equilibrado de los equipos, un lento sistema de progresión

Y además