Travis Strikes Again No More Heroes
Análisis

Análisis de Travis Strikes Again No More Heroes para Nintendo Switch

Por David Martinez

Versión comentada: Nintendo Switch

Bienvenidos al análisis de Travis Strikes Again: No More Heroes para Nintendo Switch, una locura firmada por Suda 51 llena de minijuegos y referencias a otros títulos "indies".

Goichi Suda, o Suda 51, es un desarrollador independiente japonés que tiene en su haber alguno de los desarrollos más locos de los últimos años. Le han bautizado como el "Tarantino de los videojuegos", "enfant terrible", director controvertido... y esta consideración de rebelde le viene por títulos como las dos entregas de No More Heroes para Nintendo Wii, Lollipop Chainsaw, Killer 7 o el "free to play" Let it Die.

Todos los títulos que ha lanzado (bajo el sello Grashopper Manufacture) se caracterizan por un tono canalla e inconformista, sin miedo a las escenas violentas, al erotismo -más bien, a la exuberancia de algunos personajes- y con multitud de referencias a otros videojuegos. Fue un pionero del desarrollo "indie".

travis strikes again review 13

Análisis de No More Heroes 2 Desperate Struggle

Y con Travis Strikes Again, tercera entrega dentro de la saga No More Heroes (sin contar la versión Heroes´ Paradise), Suda  mantiene esta seña de identidad. De hecho, el juego de Switch da una nueva vuelta de tuerca: Travis Touchdown, el protagonista de la saga, alterna el mundo "real" con los juegos de su consola Deathdrive Mark II, que se controla con el Death Glove. 

travis strikes again review 2

Juegos dentro de un juego

¿Y a qué juegos podría engancharse este "otaku" convertido en asesino y armado con una espada láser (conseguida a través de eBay)? Pues en total a 7 minijuegos muy diferentes, cada uno con su propia intro, y alrededor de dos horas y media de duración. Y por supuesto, inspirados en títulos conocidos. Electric Thunder Tiger II es un "beat´em up" sencillo, desde una perspectiva aérea en que tenemos que dar cuenta de innumerables oleadas de bugs (sí habéis leído bien) controlados por la estrella de los videojuegos Triple Star.   

travis strikes again review 4

El segundo juego que desbloqueamos es Life is Destroy. Parte de un desarrollo de puzles desde una perspectiva aérea, en que tenemos que abrirnos paso por la ciudad haciendo rotar las piezas que forman las calles. Pero también tiene su elemento de acción, porque cuando llegamos a una escena del crimen. la cámara se acerca para que combatamos a gusto contra los asesinos y sus esbirros, en un estilo que recuerda bastante a Hotline Miami. Para darle aún más tensión, a partir del tercer caso, nos persigue una cara gigantesca por el escenario que acabará con nuestra vida al primer toque, así que tendremos que ser rápidos para resolver el mapa.  

El siguiente de la lista es Coffee and Doughnouts, una parodia de Resident Evil en que tenemos que explorar una mansión (aquí la cámara es lateral) para reanimar un cadáver... con café y donuts. Para conseguir esos "manjares", Travis debe registrar cada estancia de la casa; detrás de algunas puertas sólo encontramos monedas y coleccionables, pero en algunas nos esperan niveles completos de desarrollo horizontal, en que poner a prueba nuestra habilidad con el salto y, por supuesto, la espada láser. 

travis strikes again review 5

Análisis de Lollipop Chainsaw

Golden Dragon GP es la adaptación de un manga al que es aficionado el propio Touchdown, y simula unas carreras de motos en realidad virtual, con un estilo similar a Tron. En este caso, no debemos preocuparnos por la trazada, ya que las motos corren en línea recta, sino por manejar una caja de cambios manual para que no perdamos aceleración. Como en la conducción del mundo real, hay que presionar embrague y hacer movimientos rápidos con la palanca. Desde el punto de vista de las mecánicas, es uno de los minijuegos más originales y arriesgados de Travis Strike Again, y resulta bastante entretenido. Y por supuesto, también está combinado con fases de combate, que nos sirven para conseguir piezas con que tunear nuestra máquina. 

travis strikes again review 12

Hacia el final, las cosas se van poniendo cuesta arriba -el juego cuenta con un sistema de vidas y continuaciones, como los clásicos-. Killer Marathon, el quinto "death ball", es un juego en construcción, y nos traslada a Death Drive (un clon del legendario Asteroids) con sus gráficos vectoriales, como si hubiera sido desarrollado en los ochenta. Tras este breve "aperitivo" volvemos a los juegos completos. 

travis strikes again review 7

A continuación cargamos Serious Moonlight en nuestra consola, con que Suda se ha hecho un homenaje a sí mismo, ya que recupera momentos y escenarios de Shadows of the Damned (que desarrolló junto a Shinji -Resident evil- Mikami). Y para terminar podemos disfrutar de un nuevo homenaje a Hotline Miami llamado CIA, que vincula el mundo real y el mundo de los videojuegos.

travis strikes again review 8

Para pasar de uno a otro, tenemos que montar en nuestra espectacular moto para  jugar a Travis Strikes Back. Es una réplica de una aventura de texto en un monitor de fósforo verde, y es la parte más narrativa del juego. Nosotros nos limitamos a leer cómo Travis se hace con las bolas de la muerte, es decir, los "cartuchos" que utiliza la consola y que se convierten en cada uno de los niveles de juego. Es una historia paralela, sobre la que regresamos al terminar cada nivel, y que incluye un montón de personajes "inspirados" en otros juegos, como Epona o Drácula.

travis strikes again review 20

Pese a que cada uno de estos juegos introduce mecánicas únicas, lo que sí es común a todos son los combates, con las particularidades que ya encontramos en los dos No More Heroes anteriores: dos tipos de ataque (rápido y fuerte), botón para esquivar, y la necesidad de recargar nuestra espada (agitando el mando o con el stick derecho) con movimientos "obscenos". La mayor parte de los combates son puro trámite, pero los enemigos finales están más "trabajados" y tienen varias transformaciones. 

travis strikes again review 16

Análisis de Let it Die

De hecho, estos enfrentamientos pueden resultar repetitivos, ya que los enemigos no son muy variados, ni en aspecto ni en las estrategias que requieren para caer a nuestros pies.

travis strikes again review 3

Todos los minijuegos se pueden superar de forma individual o en cooperativo local (también con un sólo joy-con) en que que uno de los jugadores controla a Travis y el compañero a Bad Man (el padre de Bad Girl, una de las asesinas a las que tuvimos que hacer frente en el primer juego de Wii). Ambos pueden compartir la experiencia, para subir de nivel, y activar hasta cuatro ataques especiales, que se desbloquean con chips. 

Guiños a la cultura popular

Travis comienza el juego con una camiseta de Unreal Engine, pero en el ordenador de su caravana -que tiene la misma interfaz que un antiguo Mac- se pude comprar indumentaria de otros juegos ¡Y qué juegos! Tenemos a nuestra disposición camisetas de los "indies" más importantes, que van desde Hollow Knight a Dead Cells, Brawlout, Superhot, Golf Story... son uno de los coleccionables más atractivos que se nos ocurren para un juego así. Ah sí, también hay juegos españoles como The Red Strings Club o Gods Will Be Watching y un par de camisetas de Zelda Majora´s Mask.

travis strikes again review 6

¿Queréis más curiosidades? En la caravana, que visitamos entre niveles, se pueden leer revistas de videojuegos con reviews de aquellos títulos en que hemos participado, podemos coleccionar diferentes tipos de ramen que probamos en puestos callejeros y leer sobre ellos en un blog. Y, por supuesto, para salvar la partida regresan esos reconfortantes momentos sentados en el inodoro de los juegos anteriores.

travis strikes again review 10

Hemos hablado de homenajes a los videojuegos, que no son pocos, pero también hay referencias a la cultura pop en general, desde el arranque a lo Terminator al nombre de los enemigos, que está basado en grupos musicales (algo que también utilizó Suda para los jefes finales de Lollipop Chainsaw) o en personajes famosos, como "Bug Gates" o "Spielbug". Y cuando lo terminamos, hasta los títulos de crédito tienen una referencia. 

travis strikes again review 22

Análisis de Killer is Dead

Pero lo mejor de todo está en el "lenguaje" que se utiliza. El formato de la pantalla de juego es 4:3, como en un antiguo televisor, y las intros tienen un aire a película de serie B de los ochenta, similar a lo que hizo Tarantino en Deathproof, por ejemplo. Como es un juego para "entendidos" hay hasta un escenario en construcción, que imita la interfaz de un motor gráfico y algún momento pixelado en 2D.

travis strikes again review 15

Un juego personal

Travis Strikes Again es un juego "extraño", en que cada elemento es muy personal. Si hace poco hemos comentado que Super Smash Bros Ultimate era un homenaje a los grandes juegos de la historia, el último No More Heroes rinde tributo a los juegos "indie" de los últimos años. Es probablemente el título más redondo de Suda 51, aunque algunos elementos de la jugabilidad (sobre todo la cámara y el salto) no están bien ajustados en todos los niveles.

travis strikes again review

En lo que respecta al apartado visual, el tradicional estilo cel-shading de los juegos anteriores se combina con diferentes líneas artísticas dependiendo del nivel, aunque no es su punto más fuerte; las animaciones resultan un poco bruscas y el diseño de los enemigos se repite. El apartado musical está más cuidado, y mezcla temas de diferentes estilos, con predominio de la música electrónica.  

travis strikes again review 18

Travis Strikes Again es un juego de Suda, con toda su genialidad y sus rarezas (el argumento es verdaderamente estrambótico), así que no gustará a todo el mundo. A nosotros, sus referencias, el amor por los juegos independientes y su humor socarrón nos han encantado. 

travis strikes again review 9

Valoración

Un juego personal y único que rinde homenaje a alguno de los mejores "indies" de los últimos años y que presenta mecánicas únicas. Sin embargo, elementos como la cámara, el salto y algunas animaciones no están pulidos y los combates pueden volverse repetitivos. Se agradece el cooperativo local con Travis y Bad Man.

Hobby

81

Muy bueno

Lo mejor

Un juego muy personal, repleto de guiños a la cultura pop y homenajes a los videojuegos. Cooperativo local con dos joy-con.

Lo peor

Algunos elementos, como la cámara y el salto no están bien ajustados. Los combates se vuelven repetitivos.