Ir al contenido principal
Watch Dogs Legion Bloodline
Análisis

Análisis Watch Dogs Legion: Bloodline, el regreso de dos hackers legendarios

Análisis de Bloodline, la nueva expansión para Watch Dogs Legion que recupera a dos de los personajes más icónicos de la saga: Aiden Pearce, protagonista del primer Watch Dogs, y Wrench de Watch Dogs 2.

Tras numerosas actualizaciones, nuevas misiones y personajes gratuitos, el lanzamiento del modo online e incluso un modo zombie, Watch Dogs Legion recibe hoy su primera gran expansión de la historia: Bloodline

Este contenido descargable, que forma parte del pase de temporada, se caracteriza por traer de vuelta a dos de los personajes más icónicos de toda la saga: Aiden Pearce, el antihéroe del primer Watch Dogs, y Wrench, el hacker histriónico de Watch Dogs 2.

Nosotros ya hemos tenido la oportunidad de enfundarnos la gabardina y la máscara de esta inesperada pareja, y en nuestro análisis de Watch Dogs Legion: Bloodline os contamos si merece la pena volver a las calles de Londres.

London Bridge is falling down

Bloodline tiene lugar en el lapso de tiempo entre los atentados de Día Cero y el inicio de la historia de Watch Dogs Legion, actuando como una suerte de precuela para el juego principal. Años después de lo acontecido en Chicago en el primer Watch Dogs, un Aiden Pearce bastante más envejecido (y barbudo) pone rumbo a la capital inglesa para ponerse manos a la obra con lo que parece un trabajito como "fixer" de lo más sencillo... Pero la cosa se complica cuando su camino se cruza con el de Wrench, el alocado "hacktivista" que ahora trabaja por libre.

Watch Dogs Legion Bloodline

Con esta premisa comienza la historia de Bloodline, que nos lleva a visitar ubicaciones de Londres tanto nuevas como conocidas, conocer a nuevos personajes, realizar todo tipo de trabajitos y, por supuesto, hackear; hackear cualquier dispositivo que se nos ponga por delante.

Pero pese a que todo es bastante familiar, también hay bastantes novedades. La primera es que en Bloodline desaparece la mecánica principal de Watch Dogs Legion: el reclutamiento de NPCs. Aquí "sólo" controlamos a los dos personajes, pero cada uno cuenta con una serie de cambios jugables que los diferencian de cualquier otro operario reclutable en Watch Dogs Legion.

Watch Dogs Legion Bloodline

Aiden, por ejemplo, está más orientado a un estilo de juego centrado en la acción, y en concreto en el uso de armas a distancia. Cuenta con la ventaja As de las pistolas, que recuerda ligeramente a la recarga activa de la saga Gears of War: si al recargar pulsamos de nuevo el botón dentro de la zona señalada, la potencia de los disparos aumenta durante un breve periodo de tiempo.

Aiden también cuenta con una habilidad llamada concentración, que se activa tras acabar con un enemigo haciendo uso de una ejecución con arma a distancia (las molas animaciones "estilo John Wick"), y que permite ralentizar el tiempo para apuntar con facilidad. Ah, y también se ha traído su hackeo masivo, perfecto para causar el caos cuando la cosa se complica.

Watch Dogs Legion Bloodline

Y por supuesto no podemos obviar el hecho de que se trata de Aiden Pearce, quien, pese a los años, sigue luciendo gabardina y gorra con tanto estilo como la primera vez. Si jugasteis al primer Watch Dogs, no podréis evitar sentir cierta nostalgia al verle recorrer las calles con su característica forma de andar y, por supuesto, las manos en los bolsillos.

Y Wrench... es Wrench. Su estilo de juego es un fiel reflejo de su personalidad: alocado, con armas que causan mucho daño a corta distancia (la escopeta Coleguis forever), especial predilección por el cuerpo a cuerpo o las granadas y algunas sorpresitas, como armas que hackean a todas las personas y vehículos de una zona.

Watch Dogs Legion Bloodline

Tanto Aiden como Wrench cuentan además con un nuevo gadget: el multidrón, un dron que puede pasar de spiderbot a transporte aéreo pulsando un botón, lo que lo convierte en un utensilio realmente útil cuando queremos trabajar a distancia en lugar de liarnos a tiros.

En el frente enemigo también encontramos una gran novedad: androides asesinos. Estos rivales nos obligan a repensar nuestra estrategia, pues para derrotarlos primero debemos aturdirlos con armas no letales y, acto seguido, atacar con armas de fuego real el punto débil en su espalda. Son especialmente letales, pues cuentan con un ataque capaz de hacernos daño, incluso aunque estemos parapetados tras una cobertura.

Watch Dogs Legion Bloodline

Fuera de los cambios jugables, y en lo que a contenido se refiere, Watch Dogs Legion: Bloodline incluye una cadena de misiones de historia (con protagonismo para ambos personajes), así como una serie de misiones de resistencia que nos dan acceso a nuevas habilidades, gadgets y armas. Vamos, que si queremos completarlo todo tenemos para un rato considerable.

Lo único que no nos ha terminado de convencer es que en cierto punto estamos obligados a realizar algunas de estas misiones de resistencia (que no dejan de ser secundarias, con menos chica) para poder avanzar en la trama. Además, y pese a los cambios, el diseño de niveles vuelve a ser el mismo que el del juego principal, lo que significa que puede llegar a hacerse repetitivo.

Valoración

Watch Dogs Legion: Bloodline es una buena expansión, con bastante contenido, mejoras jugables muy entretenidas y una historia y personajes que harán las delicias de los amantes del universo Watch Dogs.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Los cambios jugables que presentan Aiden y Wrench, y lo diferente (y divertido) que es controlar a ambos.

Lo peor

La obligación de completar secundarias para avanzar. El diseño de niveles sigue sin ser su fuerte.

Y además