Analisis World War Z
Análisis

Análisis de World War Z para PS4, Xbox One y PC

Por Manuel Pérez

Versión comentada: PS4

Con nuestro análisis de World War Z para PS4, Xbox One y PC os vamos a contar si el título de Saber Interactive es un buen juego de zombis, uno a tener en cuenta, si merece la pena pasar por caja y en todo lo que se diferencia de otras entregas del género como Left 4 Dead, The Last of Us o Dead Rising.

El Apocalipsis zombi ha llegado a nuestras casas y World War Z nos trae el miedo propio de un título de zombis para todos los amantes del género. El nuevo juego de Saber Interactive y Focus Home Interactive es la adaptación de la novela homónima que ya fue estrenada en cines previamente como Guerra Mundial Z, en una película interpretada por Brad Pitt.

Y curiosamente, World War Z es una mezcla de ambas obras: por una parte refleja las escenas con hordas gigantes de zetas que podemos ver en la película, pero también aparecen la diversidad de personajes y lugares que vemos en la obra original de Max Brooks.

Los discos SSD mejor valorados por los usuarios de Amazon

Siguiendo con las referencias cinematográficas, es un título que nos recuerda al remake de El Amanecer de Los Muertos de Zack Snyder. Y como las películas del director norteamericano, todo es a lo grande: zombis por todas partes, muertes sin parar y escenas cargadas de muchos enemigos. También tiene una gran influencia dentro de su género, y es la saga Left 4 Dead, de la que bebe constantemente.

World War Z cambia el modo de vivir ese miedo que tanto apreciamos en otros títulos del género como Resident Evil 2 o The Last of Us. Como en estos dos títulos, la cámara es en tercera persona, pero aquí le da una mayor importancia a los escenarios amplios que al agobio de los interiores.

Sus impresionantes hordas zeta no nos dejaran respirar ni un segundo antes de que nos veamos acorralados en una emboscada o totalmente rodeados sin escapatoria, pudiendo sólo "respirar" tras acabar con el último de ellos.

World War Z

World War Z nos lleva al interior de una epidemia zombi en cuatro puntos distintos del globo: Nueva York, Jerusalén, Moscú y Tokio. Como en la novela original, vivimos la aventura desde la óptica de diferentes personajes que se ven obligados a sobrevivir en un mundo lleno de zetas. 

Para lograrlo tendremos que luchar hombro con hombro con otros tres compañeros y utilizando un arsenal a nuestra disposición muy completito. World War Z esta ideado para provocar las delicias de todos los aficionados del género de zombies, las campañas multijugador y los amantes del terror.

Historias alrededor de todo el mundo

Para empezar, en World War Z seleccionaremos un personaje, nuestra clase favorita y el arsenal que vamos a utilizar durante la batalla. Después escogeremos uno de los 4 episodios que debemos completar a lo largo de toda su campaña y nos lanzaremos a explotar cabezas de zetas por todo el planeta.

Nuestros personajes se dividen en varias clases: Pistolero, Destructor, Manitas, Médico, Rebanador, y Exterminador. Cada una cuenta con diferentes habilidades y destrezas. Lo malo es que aportan muy poca variedad entre ellas y todas se parezcan en exceso. Solo podremos cambiar las armas con las que empezamos y algunas ventajas propias de cada una.

World War Z

Con las clases de World War Z nos encontramos un sistema de progresión excesivamente simple, que intenta imitar algunos elementos de RPG y de paso introducir algunos micropagos, si queremos que nuestras armas luzcan bien.

Tenemos 30 niveles para subir y cada uno de ellos nos aportará una ventaja diferente. Por otra parte, nuestra armas también pueden recibir mejoras con el tiempo, añadiendo miras y otros extras a nuestro arsenal, para acabar con los zombis más fácilmente.

Para subir de nivel, deberemos repetir constantemente los 11 niveles que se incluyen en World War Z. Todos tienen muy poca variedad y los escenarios son casi siempre iguales. Además el diseño es simple, solo tienes un único camino posible, algo que no favorece en exceso la rejugabilidad, ni a exprimirse la cabeza buscando la mejor opción posible.

La historia, por su parte, tampoco aporta nada: es solo una excusa para llevarnos a distintos puntos del mapa y encontrarnos con los grandes grupos de zombis. Como en la novela original, cada país cuenta con sus propios personajes e historias, pero todas parecen la misma trama ubicada en diferentes sitios.

World War Z

El apocalipsis zeta

World War Z está rebosante de zombis. Las hordas zeta son muy numerosas y transmiten una sensación de peligro masivo. Constantemente nos encontraremos rodeados por cientos de ellos, ya sea en escenarios enormes o en pequeñas habitaciones donde no tenemos escapatoria y nos invadirá la sensación de agobio.

Pero, a pesar de lo abultado de su número, los zombis se dividen en cuatro categorías. Por una parte están los zeta, infectados que nos perseguirán al menor ruido que escuchen; también tenemos a los Toro, unos enormes policías infectados que cuenta con una armadura pesada y solo los podremos tirar atacándoles por la espalda; los Gritones, que se dedicarán a gritar para alertar a los enemigos; y los Acechadores, que se encargarán de darnos sustos en cualquier rincón.

Aunque durante las espectaculares escenas de World War Z podremos ver a más de 500 zetas con sus propias físicas y movimientos, los enemigos tienen muy poca variedad y se repiten constantemente a lo largo de todo el juego. 

Las escenas con amplios escenarios llenos de zombis le den un toque muy espectacular al juego y nos encontraremos con grandes pilas de zeta intentando llegar hasta nosotros. Pero, el título brilla más en los escenarios pequeños, donde transmite una mayor sensación de peligro, y se basa más en los sonidos y la tensión que provoca en el jugador, que en la acumulación de zetas por doquier.

World War Z

Los objetivos de las misiones suelen repetirse constantemente y el juego cae en todos los tópicos posibles de los shooter. Ve a un sitio, protégelo y avanza hasta el siguiente. Y así constantemente. Estas misiones se repiten a lo largo de toda la campaña, que cuenta con muy poca variedad. Los momentos intensos del título se caracterizan mas por la acumulación de más y más zombies, que en la espectacularidad narrativa y las situaciones complicadas de resolver.

Si vamos exclusivamente a por la campaña, el juego no superará las seis horas. Sin duda al título le hubiese venido bien más variedad en sus localizaciones e incluso otros modos de afrontar el combate de World War Z, con otros modos de juego diferentes o más variedad en los objetivos de las misiones, escenarios con más rutas o posibilidades, decisiones... "algo" que le diera más vida y sentido a sus localizaciones.

Un arsenal inofensivo

Pero además, World War Z tiene un problema fundamental, y es el gunplay. Las armas "no pesan", la sensación al disparar es muy mala y hasta nuestros compañeros disparan con armas que no transmiten la sensación de ser reales. Eso no quita que haya una gran variedad en el arsenal que podemos utilizar: desde ametralladoras, carabinas o escopetas hasta una motosierra.

El problema es que, al final, todas resultan muy parecidas y ninguna nos transmite esa sensación de que tenemos una gran máquina de matar en nuestras manos. Nos da lo mismo usar una carabina, que una escopeta o incluso una motosierra, parece que nuestras armas no tienen la suficiente contundencia.

World War Z

Y no es por no conseguir acabar con los zetas. Sin duda estos caen con mucha facilidad y da cierta satisfacción ver como las cabezas de los zombies revientan de manera tan numerosa. Pero, en ocasiones, las físicas tampoco ayudan: parecen muñecos que caen cuando apenas les hemos dado.

La sensación de agobio

World War Z quiere transmitir una sensación de agobio que sin duda consigue en los pequeños escenarios llenos de peligros. Pero que desaparece cuando salimos al exterior y nos encontramos con las grandes hordas de zetas. Y es que, menos es más, y puede dar más miedo una habitación con 10 zombis, que una horda de 100 que corren como locos hacia nosotros.

El juego no nos deja respirar en ningún momento; cuando creemos que el peligro ha pasado, un nuevo grupo de zombis aparece para volver a ponernos en alerta máxima y nos obliga a reaccionar rápido.

A nivel gráfico World War Z cumple, los escenarios son correctos y no se han experimentado grandes caídas de frames. Eso sí, hemos experimentado algunos bugs graves que casi seguro se irán arreglando con el tiempo vía actualización y que son normales contando la cantidad de zombis que podemos ver al mismo tiempo en pantalla. 

World War Z

Por otra parte están las animaciones, que parecen demasiado robóticas, especialmente cuando nuestro personaje tiene que moverse o golpear cuerpo a cuerpo, son demasiado artificiales y pesadas.

Una buena compañía es tu mejor aliado

La campaña de World War Z gana mucho cuando la jugamos en compañía, ya que, como siempre tenemos que estar acompañados por otros tres personajes, será mucho más disfrutable si lo hacemos con otros jugadores (si son amigos, pues mejor todavía). 

Además, cuando juegas con la propia IA, tiende a ponerse en el medio y a protegernos sin ningún sentido. Aunque eso sí, son buenas máquinas de matar y se ocuparán de todos los zeta sin que hagamos prácticamente nada.

Si eres de aquellos que prefieren el modo multijugador la experiencia mejorará bastante. Jugar con amigos, o mediante matchmaking, ofrece una jugabilidad diferente. Donde nos veremos más incitados a buscar los mejores objetos y a dividirnos los espacios para defender nuestra posición cuando sea necesario. También cuenta con algunos modos online que son interesantes y nos batiremos con otros jugadores en duelos de jugador contra jugador y contra zombis.

Por todo esto, World War Z es un juego divertido, pero que cojea en muchos de sus intentos por transmitirnos la sensación de peligro propia de una invasión zeta. Tiene ideas muy buenas, pero la mayoría no las consigue llevar a cabo de la forma más satisfactoria. Si buscas la aventura zombie definitiva, todavía tendrás que esperar.

World War Z

Eso no quita que, si te gustan los juegos multijugador y las grandes oleadas de enemigos, el juego sea un imprescindible para ti. Pero si buscas una narrativa profunda y mecánicas muy elaboradas, te recomendamos otros títulos del género como, Left 4 Dead o la saga Resident Evil, aunque a precio reducido (39,99 euros) tampoco esperarías la experiencia definitiva de zombis, ¿verdad?

Valoración

World War Z es un juego repleto de hordas de zombis por doquier, una sensación de agobio magnífica y una gran experiencia para probar con amigos, que sin duda harán las delicias de los amantes del género. En cambio, sus puntos negativos son muy grandes, un mejorable gunplay, su poca variedad y su corta duración pesan mucho sobre el título.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

Sus espectaculares escenas llenas de zombis. Su modo multijugador y la campaña cooperativa. Un juego entretenido para los amantes del género zombi.

Lo peor

El gunplay, misiones sin variedad, poca diversidad de enemigos, las armas se parecen demasiado, personajes sin carisma. Poco contenido.