Yakuza 6
Análisis

Análisis de Yakuza 6 The Song of Life para PlayStation 4

Por Redacción Hobby Consolas

Versión comentada: PS4

En el análisis de Yakuza 6 para PS4 nos reencontramos con Kazuma Kiryu, el dragón de la familia Dojima, y le acompañamos en una aventura abierta, ambientada en tres ciudades (Tokio, Okinawa e Hiroshima) y con un montón de minijuegos. Sega cierra su serie de mafiosos japoneses de un modo inmejorable.

Es difícil que el análisis de Yakuza 6 The song of Life para PS4 nos sorprenda. En los últimos meses Sega nos ha dado la oportunidad de jugar la precuela de la saga, Yakuza 0, el remake de la primera parte (Yakuza Kiwami) y ha anunciado Kiwami 2... además del título que nos ocupa. Estamos ante la culminación de esta saga en muchos aspectos, tanto desde el punto de vista jugable y técnico, como argumental. 

yakuza 6 14

Al principio (sobre todo si no habéis jugado el anterior), puede que la historia nos pille un poco a contrapié. La organización de la mafia japonesa en clanes y familias (con sus generales y soldados) se mezcla con historias personales y secundarios que han estado a nuestro lado desde el primer juego. Pero no dejéis que os asuste, porque el juego es capaz de resumir la historia de los cinco anteriores y colocarnos en situación.

Una historia de la yakuza

Kazuma Kiryu, el dragón de la familia Dojima, acaba de pasar tres años en prisión y sale con la firme intención de abandonar la vida criminal, para dedicarse a cuidar a los chicos de su orfanato en Okinawa. Sin embargo, en cuanto deja atrás la cárcel, descubre que su protegida Haruka Sawamura, se encuentra hospitalizada, en coma tras haber sufrido un atropello. La cosa se complica aún más, cuando nos informan de que Haruka tuvo un bebé, Haruto, a quien tendremos que cuidar, mientras tratamos de encontrar al culpable de la situación -del atropello, no del embarazo-.

yakuza 6 16

Esta es la parte más personal de la historia de Yakuza 6 Song of Life, pero por supuesto, también hay una parte "mafiosa". Cuando Kiryu vuelve a las calles de Kamurocho (el barrio  inspirado en las calles de Kabukicho en Shinjuku) se encuentra con hasta cuatro clanes en guerra, y una escalada de conflictos que implica tanto a las familias japonesas como a chinos y coreanos. Como os adelantábamos al principio, se trata de la culminación de la serie, en que vamos a vivir las consecuencias de todo lo que ocurrió en los juegos anteriores. 

¿Necesitas ampliar la capacidad de tu PS4? Aquí tienes los mejores discos duros externos

Y como se trata dela traca final, también nos vamos a encontrar con viejos personajes conocidos (ya hemos mencionado a a Haruka, y podéis contar con el regreso de Goro Majima, el agente Makoto Date o Shun Akiyama), y con una treintena de protagonistas nuevos. Todos tienen mucho carisma -y un punto de locura- que caracteriza a la saga, porque la verdad es que el equipo de Sega dirigido por Tosihiro Nagoshi se ha sacado de la manga una historia en equilibrio entre lo dramático y lo absurdo, con detalles de humor y la participación de algunos actores de renombre (en este caso, damos la bienvenida a Takeshi Kitano, el protagonista de Violent Cop o Brother, que interpreta a Toru Hirose).

Esta historia, sin entretenernos en minijuegos y coleccionables, puede durarnos más de veinte horas (un poco más corto que otros Yakuza), pero es sólo una pequeña parte de lo que ofrece The Song of Life para PS4. Esta vez visitamos tres ciudades diferentes: Tokio, Onomichi (un barrio costero en Hiroshima) y, brevemente, el orfanato Morning Glory en Okinawa.   

yakuza 6 11

Misiones para la mafia

Las misiones principales tienen el estilo de cine negro de la saga. Tenemos que seguir un rastro casi como lo haríamos en la realidad (visitando lugares, interrogando a personas y resolviendo algunas disputas con los puños). En cuanto al sistema de combate, se ha simplificado respecto a lo que vimos en Kiwami, pero funciona a la perfección. Ahora sólo tenemos un etilo de lucha, pero podemos rellenar unas esferas de energía para desatar el poder del dragón (recordad que en versión original la saga se llama Ryu Ga Gotoku, que significa "como un dragón").  

También se pueden utilizar armas cuerpo a cuerpo o recoger objetos del escenario -desde conos de tráfico a bicicletas- para golpear a los enemigos. Este sistema, que se ha ido depurando con cada nueva entrega de la saga, se completa con espectaculares golpes finales. 

yakuza 6 3

Mientras que los encuentros aleatorios con matones son puro trámite, la verdad es que los combates contra jefes finales o contra numerosos guardaespaldas tienen la exigencia justa para mantenernos enganchados. Para darle más profundidad, podemos utilizar potenciadores (que habrá que comprar en máquinas expendedoras) y después de cada pelea recibimos unos valiosos puntos de experiencia que nos permiten mejorar nuestras habilidades y aprender algunas nuevas. 

Análisis de Yakuza Kiwami

Minijuegos y recreativas clásicas 

La posibilidad de explorar libremente los barrios de Tokio e Hiroshima (por primera vez, también en perspectiva subjetiva) cobra sentido con la cantidad de minijuegos y misiones secundarias disponibles. Kazuma Kiryu puede cumplir encargos de otros paseantes (hay un total de 52 subhistorias en todo el juego, la mayoría con un tono cómico) coleccionar objetos repartidos por el escenario o buscar las llaves que abren taquillas, donde se esconden objetos especiales.  

Yakuza 6

Pero la gracia está en los minijuegos (un extra heredado de Shenmue, y multiplicado hasta el infinito). Para empezar tenemos las recreativas del Club Sega. Tenemos cuatro clásicos de los año ochenta como Space Harrier, Super Hang On, Out Run y Fantasy Zone que ya aparecían en Yakuza 0, y ahora se suman Puyo Puyo y Virtua Fighter 5 Final Showdown, con sus 19 luchadores al completo.

Por otro lado, tenemos  los minijuegos "deportivos" como partidos de béisbol, mahjong o tiradas de dardos. Regresa el karaoke, un minijuego de disparos sobre raíles bautizado como "pesca submarina" y el impagable chat picante, en que si presionamos los botones en el orden adecuado, Kiryu va escribiendo peticiones a las chicas que están en el otro lado de la pantalla. 

yakuza 6 5

Análisis de Yakuza 0

Si habéis estado alguna vez en Japón, o tenéis una especial curiosidad por este país, seguro que también apreciáis la posibilidad de visitar establecimientos reales (desde Don Quixote a los "combinis" -supermercados abiertos 24 horas- pasando por un café de gatos) y comprar productos reconocibles.

yakuza 6 10

Para finalizar, Yakuza 6 The Song of Life tiene un modo estratégico bautizado como creador de clanes. en que tenemos que reclutar a matones para luchar contra la organización mafiosa JUSTIS (algo similar a lo que hicimos en GTA San Andreas con las bandas callejeras).  

Los prodigios del Dragon Engine

La guinda del pastel es el apartado técnico del último Yakuza. El motor gráfico Dragon Engine de Sega mejora respecto a lo que vimos en los dos juegos del año pasado. Las ciudades están más detalladas y tienen una "vida" más variada, casi natural. Esto incluye más paseantes y también tráfico rodado. Por otro lado, la iluminación es excelente y los rostros son increíblemente detallados y expresivos. Sólo podemos reprocharle el hecho de que aparezca algo de "tearing" sobre todo en el nivel de Tokio.

Yakuza 6 2

Kiryu Kazuma cuenta con nuevas animaciones, que le permiten acceder a lugares ocultos saltando vallas o colándose por callejones estrechos, y además el apartado sonoro combina una banda sonora variada con voces en japonés (en todos los diálogos). Lamentablemente, sólo está subtitulado en inglés, lo que puede echar para atrás a algunos jugadores.

Como ya hemos mencionado antes, Yakuza 6 es la culminación perfecta de la saga. La combinación de sus escenarios abiertos, llenos de posibilidades, un apartado técnico muy sólido y minijuegos muy variados y entretenidos se pone al servicio de un argumento apasionante, que cierra una de las mejores sagas de los últimos años (aunque no sea muy popular).

Valoración

Quizá no es tan extenso como las anteriores entregas de la saga (Yakuza 5 y Yakuza 0) pero tiene una mayor carga narrativa, espectaculares minijuegos, y un apartado técnico más depurado gracias al uso del dragon engine. Un final perfecto para la saga

Hobby

93

Excelente

Lo mejor

Historia, personajes, la recreación de Tokio e Hiroshima y la cantidad de minijuegos y misiones secundarias.

Lo peor

Llega en japonés con subtítulos en inglés. Algunos escenarios, en particular Kamurocho, tienen "tearing".

Y además