AHS: Cult
Análisis

Crítica de American Horror Story: Cult 7x01 "Noche electoral"

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de American Horror Story: Cult 7x01 "Noche electoral" ("Election Night"), el primer episodio de la séptima temporada protagonizada por Sarah Paulson. Cada sábado a las 2 de la madrugada un nuevo episodio en FOX España.

Con seis temporadas anteriores a la espalda: Murder House, Asylum, Coven, Freak Show, Hotel y Roanoke, American Horror Story se recicla ahora con Cult y nos planta delante un espejo antes de meterse a fondo a explorar nuestros miedos más profundos. Que a nadie le parezca demasiado lejana la alegoría de las dos Américas teniendo en cuenta que nunca hemos abandonado las dos Españas...

Consigue las temporadas anteriores de AHS en Blu-Ray

¿De qué trata la séptima entrega de American Horror Story? "Los 10 primeros minutos de la temporada se desarrollan de manera macabra durante la noche electoral. Algo terrible sucede en las vidas de los personajes durante esa noche", adelantó Ryan Murphy a The Hollywood Reporter antes de que FOX España emitiera en nuestro país en la madrugada del 9 de septiembre "Election Night" ("Noche electoral"), el episodio inagural 7x01. 

De modo que esta serie, que se renueva anualmente y cuenta con dos Globos de Oro y 15 Premios Emmy, aborda las últimas elecciones presidenciales de los Estados Unidos de noviembre de 2016, en las que el candidato republicano, Donald Trump, derrotó a la que fuera primera dama y secretaria de Estado, Hillary Clinton convirtiéndose en el 45º presidente electo para desesperación de muchos... Recordemos (y esto no es ficción sino realidad pura y dura) que entre la oleada de reacciones a nivel global se dispararon las ventas de novelas distópicas como "1984" y que uno de los trending topics de Twitter fue "Tercera Guerra Mundial". Vamos, que su advenimiento se tomó casi como un Apocalipsis.

La sinopsis oficial nos adelanta que la narración se desarrolla en Michigan donde se recibe la victoria de Donald Trump de forma diferente en función de cada casa: en el hogar de los Mayfair, Ally (Sarah Paulson) reacciona al triunfo de los republicanos con un grito de dolor, mientras que en otro punto de la ciudad, Kai Anderson (Evan Peters) lo celebra agitando su televisor y con música metal de fondo. 

El productor señaló que Peters en realidad interpretará a seis líderes de cultos en esta séptima temporada, incluidos Charles Manson, David Koresh, Jim Jones y Andy Warhol. Asimismo, Kai, ha sido descrito como un hombre homófobo y supremacista que admira a Trump y que intenta seguir sus pasos en su ciudad.

En cuanto a los Mayfair, la coulrofobia y tripofobia (temor a los payasos y a las estructuras con agujeros respectivamente) de Ally se recrudece tras el triunfo de Trump y aparecen problemas con su esposa Ivy (Alison Pill), a quien culpa por haber votado por Jill Stein, del Partido Verde, en lugar de a Clinton. Durante la temporada, la pareja se convierte en blanco del culto por ser lesbianas blancas liberales, madres además de un niño que será encomendado a una niñera nada recomendable...

Además de los personajes mencionados, Cult marca el retorno de Cheyenne Jackson como el Dr. Rudy Vincent, Adina Porter como una periodista y Emma Roberts en un papel no precisado todavía. Asimismo, el debut en American Horror Story de Billie Lourd como Winter Anderson (la mencionada niñera), Colton Haynes como el detective Samuels, Pill como Ivy y Billy Eichner como Harrison Wilton. Lena Dunham también aparecerá en un episodio de la serie. Del mismo modo, Leslie Grossman forma parte del elenco.

American Horror Story no lleva la sátira política a lo global (aún) sino a lo individual. De momento en el primer episodio de la serie da bastante más miedo el fanatismo que el propio Twisty que regresa para hacer de las suyas, aunque también es cierto que el personaje de Evan Peters podría parecer demasiado simplón en su alarde de crueldad... En lo que da en el clavo AHS es en ciertas líneas de guión como esa en la que dice "No hay nadie más peligroso que un hombre humillado". ¿O acaso no recordáis que el enconamiento de Trump por llegar al poder vino inmediatamente después de que Obama lo dejara en ridículo en la cena de corresponsales de 2011?

La Asociación Mundial de Payasos está en pie de guerra y no es de extrañar: al estreno de American Horror Story: Cult se une el exitazo comercial de It, la película de Andy Muschietti que ha roto el récord de taquilla en su primer día.

Pero es que la realidad tampoco les está siendo particularmente de ayuda si tenemos en cuenta la "moda macabra" del pasado año en la que en Estados Unidos y Canadá fue frecuente ver a gente vestida de payasos malignos merodeando por los bosques y las zonas rurales, despertando brotes de histeria entre la población.

En fin: lo dicho, American Horror Story busca ponernos los pelos de punta para lo cual se vale de imágenes impactantes, estilizadas y retorcidas, como siempre (si unís dos más dos será fácil imaginar que el miedo a los payasos y a los agujeros marca una evidente obsesión por el sexo también). Pero tiene la firme intención de hacernos pensar acerca del origen de nuestros miedos: de los resortes que los activan. No se trata tanto de algo sobrenatural sino de qué nos está pasando, cómo nos manipulan para mover nuestros hilos alimentando esa relación de poder con nuestro instinto de supervivencia y aquí es insoslayable hacer alusión a la saga de La purga, porque este primer episodio te la va a traer a la cabeza tarde o temprano.

Con un solo episodio emitido es imposible emitir un juicio sobre American Horror Story: Cult, pero las premisas que sirven para ponerla en pie son mucho más interesantes de lo que cabía esperar. No es que "hurgue en la mierda", que habría sido lo fácil, sino que eleva un poco las miras para no perder, por un lado, su esencia de relato de terror y por otro, ofrecernos a los espectadores un plus. Era evidente que al presidente Trump no le iba a hacer ni pizca de gracia pero también era de presuponer que no tendría la inteligencia de captar la forma en la que se caricaturizan ambas facciones políticas. Nadie sale bien parado en esta séptima temporada, al menos por ahora, y todo el mundo es artífice de su desgracia por lo que se ve.

Valoración

Cult, la séptima entrega de American Horror Story, arranca explotando la fobia a los payasos (coulrofobia) y a los agujeros (tripofobia) pero sobre topo la trumpfobia a raíz de los resultados electorales de noviembre de 2016: hay que reconocer que la historia a veces escribe los mejores guiones de terror.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La forma en la que se hilvanan hechos reales con hechos ficticios. Es un episodio de gran intensidad dramática que muestra una sociedad polarizada.

Lo peor

Como en los espejos deformantes de las ferias locales, todo resulta demasiado caricaturesco si bien supone una mejora respecto a Roanoke.

Lecturas recomendadas