Crítica de Angry Birds 2: La película - Pájaros y cerdos, reuníos

Angry Birds 2: La película

Angry Birds 2: La película es la secuela de la anterior película basada en el videojuego de Rovio. Sin embargo, en esta ocasión el conflicto entre pájaros y cerdos alcanza un nuevo nivel cuando una villana amenaza con destruir las dos islas.

Angry Birds 2: La película llega a los cines el 23 de agosto de este año. Nosotros ya la hemos visto y podemos opinar sobre esta secuela basada en el videojuego para smartphones de Angry Birds de Rovio, la cual cuenta con las voces de Santiago Segura, Alex de la Iglesia, José Mota y Macarena Gómez en su versión española.

Esta segunda película arranca un tiempo después de la primera cinta de Angry Birds. Los pájaros han adoptado algunos de los inventos de los cerdos, como los tirachinas, como herramientas propias. Sin embargo, las cicatrices distan de haber cerrado. Red, Bomb y Chuck permanecen alerta ante cualquier ataque o intento de robo de Leonardo y sus secuaces.

Consigue ya el LEGO de Angry Birds y recrea las mejores escenas de la película original

Sin embargo, la balanza de poder se desequilibra cuando un tercer jugador entra en escena. Leonardo, el rey de los cerditos, descubre que Isla Pájaro e Isla Cerdo están siendo bombardeadas desde una tercera y desconocida isla helada.

El puerco decide entonces ofrecer una tregua a sus enemigos en aras de restablecer la paz en sus respectivos territorios. Algo que le obligará a aliarse con Red, quien no ha olvidado las tretas de los puercos.

De este modo comienza una nueva aventura para cerdos y pájaros, visitando un terreno inexplorado, dispuestos a salvar lo que les es más querido. ¿Pero llegarán a tiempo?

VIDEO

Angry Birds 2 - Trailer en español

De segundas partes y de su mala fama

Cuando vemos Angry Birds 2: La película encontramos un problema fundamental en primera instancia. Que es el de que la película original no daba, en principio, lugar a una secuela. Vamos, que era tan necesaria como un par de alpargatas a un mono araña.

A saber, esta última era un filme que adaptaba (de aquella manera) un videojuego simple y aparentemente sin historia, para contar una comedia con cierto enfoque infantil, pero con guiños a los mayores.

El problema, cuando vemos Angry Birds 2 es el de que no hay historia como tal. En muchos aspectos, el filme es una sucesión de gags hilados de forma especialmente confusa. Por un lado intenta hacer chistes "para adultos", que solo entienden los "papás".

Por otro, es extremadamente condescendiente y liviana, laminando el conflicto o los roces entre cerdos y pájaros, resolviendo este concepto central de la franquicia de forma facilona. En este punto, no acaba de concretar muy bien a quién quiere ir dirigido.

Paralelamente, las referencias al videojuego son superfluas, personajes como Stella y su bandada, Terrence, Matilda o Hal quedan relegados para introducir a Silver (cuyo aspecto ni siquiera se parece al de su homóloga del juego), destinando los esfuerzos a presentar un escenario muy diferente y alejado del juego.

Es cierto que las armas e ítems del juego están integradas en la narración, sin embargo, estas tienen más valor simbólico o de homenaje que de recurso narrativo, pudiendo pasarse por alto si no se conoce el material de referencia.

Ahora bien, no por ello podemos defenestrar la cinta y hemos de valorar que su doblaje español está a la altura. Los habituales de esta franquicia cumplen muy bien.

Santiago Segura, Álex de la Iglesia y José Mota, quienes repiten papeles, están a la altura y brindan un buen trabajo como actores de voz ocasionales. Paralelamente, Macarena Gómez, que presta voz a la villana Zeta, tampoco disgusta y deja el listón en buen lugar. Algo que siempre es bueno constatar y de agradecer.

Estos son los mejores juegos infantiles para smartphones

Sin embargo, el plato fuerte de Angry Birds 2: La película es la animación. Nuevamente Sony Animation Pictures demuestran un saber hacer que rivaliza con Dreamworks y otros estudios grandes del ramo.

Los responsables de Spider-Man: Un nuevo universo y la trilogía de Hotel Transilvania realizan una labor en materia de animación de primer nivel. La fluidez de los frames y el exquisito gusto y atención por el detalle es algo que hemos de valorar muy positivamente.

Del juego al cine: crítica de las películas basadas en juegos

Del juego al cine

De hecho, el estudio se está convirtiendo por su labor artística en uno de los principales ejemplos de excelencia de su sector, gracias a trabajos como este. Sobre todo por un detalle que les caracteriza, que casi es una marca de la casa: cómo consiguen impostar el lenguaje de animación tradicional aplicándolo a animación digital y en 3D. 

Un recurso que, por cierto, hemos visto ya en varias de sus producciones. En conjunto, la sensación que deja la película es que es un filme de carácter infantil, sin demasiadas pretensiones argumentales, pero cuyo punto fuerte es el apartado técnico y visual. El artístico, vaya. 

Si hubiéramos de definir Angry Birds 2: La película como un tipo de película en particular, diríamos que se trata de un correcto filme que viene bien para el verano, y que sirve de excusa a toda la familia para ir junta al cine. Los padres estarán entretenidos, incluso más que los propios niños en más de una ocasión. 

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Correcta y entretenida cinta de animación digital. El trabajo de Sony Animation Studios compensa un guión confuso y condescendiente. Ideal para una tarde de verano con niños y poco más.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La calidad de la animación y los pequeños detalles que tiene la película. Se hace divertida si no vas de exigente.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Su guión y ritmo. No sabe cuándo hacer chistes transgeneracionales y cuando se pasa de condescendiente. La poca relación que tiene con los juegos.

Plataformas:

Móvil

Hobby

60

Aceptable

Y además