The Beast
Análisis

Crítica de The Beast, el thriller coreano basado en hechos reales

Por Javier Cazallas

Hemos estado haciendo un repaso fílmico por Corea del Sur y hemos visto The Beast, el thriller asiático que llegará a las salas españolas el 24 de julio.

Con el triunfo de Parásitos este año en la Ceremonia de entrega de los Oscar, cualquiera podría pensar que apostar por el cine del país asiático en días como hoy es un acierto. Y en cierto modo, tendrían razón. Corea del sur ha dado grandes títulos como Train to Busan o El imperio de las sombras.

Esto nos lleva a la película que nos ocupa hoy, The Beast, un thriller que se basa por un lado en hechos reales y por otro en la película francesa de 2004 Asuntos pendientes. A priori, un thriller siempre es un atractivo interesante para ver una buena película. Y como hemos dicho, Corea del Sur ha demostrado poder hacer buenas películas.

Así que, sin más dilación. Hoy en Hobby Consolas os traemos nuestra crítica de The Beast.

Una lucha entre dos tramas

Una de las cosas que caracterizan a la gran mayoría de los thriller, es que su trama principal predomina sobre cualquier otra subtrama. El problema es cuando la trama principal tiene más pinta de subtrama que el gancho que trae a cualquier espectador que guste de ver una película de suspense. El caso principal de The Beast, la desaparición de una joven estudiante, se convertirá a velocidad de vértigo en una trama que se usará como pretexto para alimentar la que rápidamente se convierte en trama principal.

Se trata de la lucha por el poder, la aprobación, o vaya usted a saber, de dos capitanes de la policía Coreana. Al parecer, el lugar de destinar el caso a una sola división que, en un momento dado pueda recibir apoyo de otras, en  The Beast deciden poner a competir entre sí a dos unidades de homicidios por resolver el caso. Esta competencia se centrará principalmente en los dos protagonistas, dos capitanes que antaño fueron amigos y que ahora se llevan a matar.

The Beast

Por otro lado, The Beast nos muestra que, según el filme, la mejor manera de dirimir asuntos entre compañeros de esas divisiones de la policía es sacar la mano a pasear. Como en los pueblos, vaya. A la mínima, los dos protagonistas se enzarzan en intentos de peleas que son intervenidos por sus subordinados. Pero no en plan gracioso. Y desde luego no en plan creíble.

Explicaciones, las justas

En general, en occidente tenemos el particular problema de que nos cuesta captar las interpretaciones de los actores asiáticos en películas de dicho continente. Especialmente sus expresiones faciales varían en gran medida de las que tenemos interiorizadas. Sin situaciones que muchos actores asiáticos han conseguido minimizar, pero otros perpetúan. Y en The Beast vamos a ver unos cuantos de esos casos.

Otra de las cosas de las que peca la película es dar por sentado que el espectador dispone de información sobre el pasado de los personajes y de sus relaciones. Mientras que la película explica algunas situaciones sin mayor problema, cosa que se agradece, deja otras muy grandes e importantes sin explicar. Esto genera un gran nivel de confusión en algunas escenas donde uno no sabe el motivo de que los personajes actúen de determinada manera. Teniendo en cuenta que The Beast dejará algunas escenas con diálogos que, si los retiramos, no habría pasado nada, se podría haber destinado ese espacio a explicar algunas de las motivaciones.

Coreógrafos a la escena... del crimen

The Beast no es una película que vaya a derrochar escenas de acción. No las precisa realmente. Sin embargo si vamos a encontrar una hacia la mitad del filme. No vamos a entrar en detalles por si os pica el gusanillo, pero baste decir que aquellos clichés de "malos" saliendo por puertas en tropel para pelearse con los héroes ha sido utilizado en la película.

Algunas de las confrontaciones que ya hemos mencionado están más forzadas que algunos botones del pantalón después de la cuarentena. Lo que nos hace pensar que, probablemente, el desarrollo de la película de The Beast debería de haberse realizado de otra manera.

The Beast

No obstante vamos a sacar algo positivo, la premisa es interesante, aunque esté mal ejecutada. Hay algunos momentos en los que casi, salvando las enormes distancias, nos recuerda a las películas de Harry, el sucio. Insistimos, salvando mucho las distancias. Esos policías pasados de vueltas que ya hacen su propia ley. La fotografía en general está bastante cuidada, aunque queda desmerecida por el montaje final que ha tenido la película.

Si os gustan las curiosidades, ver The Beast no os va a matar. Pero no os esperéis una película impresionante como Seven, El silencio de los corderos o Asesinato en 8mm. Porque no la vais a encontrar.

Valoración

Una película con una interesante premisa que, por desgracia, se pierde en sus propias licencias narrativas. Lo que podría haber sido una gran incursión coreana en el género del suspense se convierte en algo que no termina de saber definirse.

Hobby

50

Regular

Lo mejor

La premisa principal prometía mucho. Sus intentos de generar tensión.

Lo peor

Una mala ejecución. Trama disuelta en líneas secundarias. Personajes con poca o ninguna verosimilitud. Traiciona la propia esencia de un thriller.

Y además