Crítica de El buen patrón, la mejor película española de lo que va de año y digna representante en los Oscar

El buen patrón

Crítica de El buen patrón, la nueva película escrita y dirigida por Fernando León de Aranoa que representará a España en la próxima edición de los Premios Oscar.

Fernando León de Aranoa es uno de esos cineastas a celebrar: no es solo un brillante y agudo guionista sino que también ejerce de forma sólida la dirección de actores. Con El buen patrón entrega uno de sus trabajos mejor acabados y más redondos desde Los lunes al sol y nos presenta una galería de personajes que nos resultan incómodamente familiares.

Como es ya de dominio público desde hace seis días, la película se ha impuesto a Madres paralelas y Mediterráneo para representar a España en los Premios Oscar y hay que decir que la decisión es acertadísima y está más que justificada viendo la calidad y el peso del producto final.

VIDEO

Tráiler de El buen patrón, con Javier Bardem

El buen patrón nos lleva a conocer a Blanco, el propietario de una reconocida empresa de fabricación de balanzas industriales de una ciudad española de provincias. Es un tipo obsesionado con el control y con su particular sentido de la justicia.

Balanzas Blanco es seleccionada como candidata finalista para recibir un premio a la excelencia empresarial, lo que conlleva la visita de una comisión que decidirá entre las tres empresas en liza. Y, claro, la idea es agasajarlos y mostrar la mejor cara de la empresa.

Las mejores películas españolas de comedia recientes que puedes ver en Netflix, HBO y Amazon Prime

Las mejores películas españolas de comedia recientes que puedes ver en Netflix, HBO y Amazon Prime

Hacemos un repaso a los catálogos de las principales plataformas de streaming para destacar las mejores películas de comedia de producción española que tienen.

Leer más

Sin embargo, las circunstancias se confabularán en su contra: por una parte tendrá que encarar los problemas del hijo de uno de sus empleados más antiguos, mientras que otro de ellos, recientemente despedido, decidirá acampar en la entrada de la firma, comprometiendo la buena imagen de la empresa.

Para más INRI, su mano derecha, Miralles, empezará a distanciarse del trabajo a medida que sus problemas familiares empiecen a obsesionarle.

Blanco acabará cruzando todas las líneas imaginables para revertir el efecto de la debacle que amenaza con arrollar su éxito dando pie a una serie de acontecimientos de imprevisibles consecuencias.

El buen patrón es una película escrita con mala baba que rezuma ingenio y perspicacia, pero también es un perfecto retrato de una forma de entender los negocios que, para nuestra desgracia, está a la orden del día. Los personajes que describe Fernando León de Aranoa son tremendamente reconocibles y mundanos y esa es la mayor fuerza de la película: el resultar convincente (y desoladora).

En el corazón del relato, como tantas otras veces en su filmografía, están las diferencias de clases y cómo permean en todos los sentidos para decantar la balanza, nunca mejor dicho, en función de la situación.

La metáfora de la balanza como equilibrio y como justicia es uno de los leit motiv de la película en la que queda claro que al final vivimos en un mundo de apariencias en el que lo importante no es tanto que prevalezca una buena calibración que nos acerque a un resultado preciso y claro, sino más bien ese resultado... vamos, que el fin justifica los medios.

El metraje arranca mostrando pinceladas sobre la vida de un hombre que se va revelando ante nuestros ojos a partir de sus decisiones y de sus jugadas anticipadas. Queda así claro qué hay debajo de las frases grandilocuentes, las buenas intenciones y las charlas al personal.

Dicho de otro modo, El buen patrón desenmascara la hipocresía del mundo empresarial: desde la falacia que supone comparar al jefe con una suerte de figura paternalista y por tanto a los trabajadores como su gran familia, hasta apuñalar las políticas buenistas de diversidad incorporando a la plantilla nuevo talento o personas de distintas nacionalidades.

El buen patrón

Aranoa apunta con bala en secuencias hilarantes y a la vez brutales que a nadie dejarán indiferente. Hay mucho en El buen patrón de comedia satírica de la que te lleva a reír a carcajadas pero a la vez a plantearte lo chungo que es que te estés riendo de cosas tan serias y que por tanto tan reales... Así que cumple su función de removerte las entrañas desde un terreno casi paródico.

Imposible soslayar que uno de los grandes atractivos de la película reside en su elenco y en gran parte en la construcción de Javier Bardem (Loving Pablo) de Blanco, ese personaje principal que es un imán para los problemas y que termina precipitando los acontecimientos por su gestión del liderazgo.

El papel es bueno, pero es que su trabajo lo eleva por encima de todo lo que ha venido haciendo en los últimos tiempos. Está casi cantado que el Goya se lo lleva a casa y ojo, porque El buen patrón es una de las mejores películas españolas del año, a falta de las que nos quedan por descubrir en este extraño 2021.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Fernando León de Aranoa firma una de las mejores películas de su carrera: desde la composición del guión hasta la dirección. Es una película sin fisuras, de las que te hacen sentir incómodo riendo de situaciones tremendamente reconocibles. Magnífica elección para representar a España en los Oscar.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El afilado guión, la dirección de intérpretes que extrae del elenco actuaciones sensacionales y la cuidada puesta en escena: no da puntada sin hilo.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Aunque el cinismo del protagonista es el plato fuerte del menú hay un montón de subtramas que darían para una película en sí mismas. Da aún para más.
Hobby

90

Excelente

Y además

El Buen Patrón (2021)

Lanzamiento:

Argumento:

El buen patrón es una película escrita y dirigida porFernando León de Aranoa(Loving Pablo, Un día perfecto, Amador, Invisibles) que llegará a las salas de cine el 15 de octubre de 2021. Esta comedia dramática gira en torno a Blanco,un carismático propietario de una empresa que fabrica balanzas industriales en una ciudad española de provincia...