Cómo entrenar a tu dragón 3
Análisis

Crítica de Cómo entrenar a tu dragón 3: un broche de oro

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de Cómo entrenar a tu dragón 3, dirigida por Dean DeBlois. El último episodio de las aventuras de Hipo y Desdentao que llegará a los cines españoles el 22 de febrero de la mano de Universal Pictures.

Han pasado nueve años desde que en 2010 DreamWorks lanzara el primer episodio de Cómo entrenar a tu dragón y este año, nos toca ya despedirnos de Hipo y Desdentao. Para ello el estudio de animación se mantiene fiel al espíritu de la saga, profundizando aún más en las relaciones entre los personajes sin dejar de lado la diversión y el tono aventurero que la ha caracterizado desde su mismo comienzo.

Por primera vez, Cómo entrenar a tu dragón disponible en UHD 4K

Como ya os contamos cuando tuvimos acceso a un primer metraje de Cómo entrenar a tu dragón 3, la película cierra el arco argumental general mostrando el paso a la madurez de ambos protagonistas en sus respectivos reinos: el de los humanos y el de los dragones.

Al final de la primera película, Hipo parecía haber resuelto todos sus problemas: había conseguido el respeto de su padre, la admiración de su pueblo, la atención de Astrid y la amistad del dragón. La segunda película afrontó un nuevo rito de paso universal: el trance de la juventud a la edad adulta tomando decisiones, asumiendo responsabilidades y saliendo de la tutela de sus protectores padres.

Cómo entrenar a tu dragón 3 trata acerca de la necesidad de madurar un poco más: Hipo necesita desprenderse de sus inseguridades dejando que cada uno, él y su amado dragón, sigan sus propios caminos. Pero no será fácil ya que un cazador de dragones obsesionado con Desdentao y la subyugación de estas criaturas tratará de poner a Hipo en jaque, cuestionando su liderazgo.

Se trata por tanto de una conclusión muy satisfactoria que no deja de lado ninguno de los elementos básicos que no debían faltar: la reflexión, la emoción y la belleza formal. Ayer mismo os contábamos que la crítica estadounidense se había rendido a los encantos de la película y hoy (que ya expira el embargo para la prensa española) podemos constatar el buen hacer de DeBlois, aunque la cinta no va a ver la luz hasta el 22 de febrero en nuestras carteleras.

En este sentido, hay que decir que los años que han pasado entre la primera y la última película se notan. Las técnicas de animación se han ido depurando de tal forma que si ves las tres seguidas, queda patente el salto exponencial que la saga ha dado en todos los sentidos: iluminación, texturas, diseño de personajes, creación de escenarios... Todo ha evolucionado para conseguir un acabado final más rico y atractivo: hay más profundidad, una mayor profusión de personajes y una plasticidad mucho mejor desarrollada para hacer la propuesta deleitable.

Los fans acérrimos de los vikingos y los coloridos dragones de DreamWorks además también van a encontrar numerosos guiños al comienzo de la saga cuando Desdentao realice trazos en la arena de la playa o cuando vean a su amigo ayudándolo a volar solo de nuevo.

En el lado de los peros tenemos dos: un villano un tanto maniqueo que añade emoción en algunos momentos pero que se antoja también un tanto prescindible (seamos sinceros, nunca nos creemos que sea una verdadera amenaza) y una estructura del relato tan clásica, tan clásica, que es bastante fácil anticiparse al final. Con todo y con ello, la película emociona y es fácil imaginar una nueva nominación al Oscar a mejor película de animación para Cómo entrenar a tu dragón 3. El verdadero conflicto que aborda, el de la búsqueda de la identidad propia y la emancipación son temas tan universales y están tocados con tanto tacto, que no se puede pedir menos.

Cómo entrenar a tu dragón 3

De los nuevos personajes, hay que destacar un dragón malvado con placas óseas, negro y con los dibujos y el aspecto de una viuda negra y el aguijón de un escorpión. Regurgita ácido que se transforma en fuego y cuenta con un veneno aletargador en pequeñas dosis y letal en grandes. Y por supuesto, a Furia Luminosa, que será la palanca de cambio en el entorno que conocemos al desatar en Desdentao la necesidad de formar una familia.

Ella tiene la capacidad de hacerse invisible: es el efecto visual más importante de esta película de animación, porque sus escamas reflejan la luz, al ser como espejos. Esta capacidad es además una metáfora: cuando se asusta, desaparece, que es justo lo que va a ocurrir a su mundo. Y precisamente, en su vista a Madrid, DeBlois nos habló del espectacular trabajo de Roger Deakins, un especialista reconocido como director de fotografía (ha trabajado en Skyfall, Blade Runner 2049 y otros proyectos de gran envergadura) que "ha aportado una gran sofisticación a la hora de dirigir los efectos especiales" y en concreto a la hora de iluminar ese mundo oculto que sirve de refugio a los dragones y ha constituido un verdadero reto tecnológico. Reto, por cierto, superado con creces: la bioluminiscencia de las criaturas le da un aspecto original y muy hermoso a este entorno.

En suma, concluimos esta crítica de Cómo entrenar a tu dragón 3 dejando claro que es una cita obligatoria en los cines: el final te toca el corazón de una manera brutal por ser tan real como la vida misma.

Valoración

La trilogía centrada en Hipo y Desdentao alcanza un final conmovedor y trascendente acorde con el espíritu de la saga que consigue tocarle el corazón a los espectadores. Pura magia.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

En este último episodio el salto técnico es evidente a lo que hay que sumar una historia conmovedora sazonada de momentos de humor y una gran belleza.

Lo peor

El villano es un tanto maniqueo, pero no es el centro de la historia, por fortuna, sino que lo son las relaciones entre los personajes.