Ir al contenido principal
Dom
Análisis

Crítica de Dom, la serie de Amazon Prime Video sobre el infierno del narcotráfico

La nueva serie brasileña para Amazon Prime Video es a la vez un thriller policíaco y un drama humano sobre cómo la cocaína destruye todo a su alrededor.

Una de las ventajas de las plataformas de streaming es que nos invitan a ver series o películas a las que, quizá de otra forma, no habríamos tenido acceso o no habríamos reparado en su existencia. Tal es el caso de Dom, la serie de Amazon Prime Video que es una superproducción brasileña con mucho que contar.

Lleva esa coletilla de "inspirada en hechos reales" que tanto morbillo suele dar, lo cual, por supuesto, hay que coger con algo de prudencia. El argumento general se inspira en el caso real del "bandido gato" Pedro Dom, que a comienzos de los 2000 causó pavor en los barrios ricos de Brasil con su banda, la cual se dedicaba a robar en los apartamentos más lujosos.

La historia de Dom tiene dos vertientes. Por un lado, nos habla de este delincuente, Pedro, que comenzó a consumir cocaína con 9 años y comenzó a robar cada vez más para dar rienda suelta a sus vicios. Por otro, narra la historia de su padre, Victor, en los años 70, cuando se convirtió en un infiltrado para combatir la guerra contra el tráfico de cocaína que estaba comenzando a nacer en las favelas de Río de Janeiro.

Esta dicotomía entre un padre luchador, incorruptible y muy humano y el hijo caprichoso, inteligente e incorregible sirve para que conozcamos el infierno del narcotráfico desde varios puntos de vista: la corrupción policial, las mafias, las familias destrozadas, la capacidad de la droga para anular la voluntad de las personas...

En el papel de Dom tenemos a un Santiago Leone que se entrega por completo a su papel de "ladrón guaperas", el cual es pasar de los discursos más chulitos a momentos de verdadero patetismo humano cuando la droga saca lo peor de él. Su padre está interpretado en el presente por Flávio Tolezani, mientras que el de los años 70 corre a cargo de Filipe Bragança.

Dom en Amazon Prime Video

Precisamente, la faceta de Victor, el padre, es una de las que no acaban de cuajar en esta serie de Amazon Prime Video. La parte del pasado es muy interesante, pues parece más un thriller policiaco en el que el joven se juega la vida cada vez más a medida que se gana la confianza de los narcotraficantes de las favelas. En el presente, es un ex policía que hace lo imposible por enderezar a su hijo a la vez que combate la corrupción policial.

Todas son facetas muy interesantes, pero no parecen encontrar el nexo de unión entre sí. Dado que la serie recurre a saltar de una a otra constantemente (podemos estar viendo cómo Pedro planea un asalto en los 2000 y segundos después volvemos a los años 70), esto hace que el ritmo de todas se vea entrecortado más de la cuenta y el ritmo se haga demasiado denso. Sobre todo porque, aunque se vislumbra la intención de mostrar todas las facetas de la cocaína en Brasil, no acaban de conectarse bien las historias del pasado con las del presente. Es como si fueran dos series diferentes mezcladas en una.

A todo esto hay que añadir otros flashbacks en los que vemos al Pedro preadolescente comenzando su carrera criminal (ojo al robo en una tienda de videojuegos, a ver cuántas consolas de los 90 sois capaces de detectar) y que intentan explicar por qué acabó tan perdido en la vida. Todo esto hace que haya un total de 8 capítulos de una hora de duración cada uno, pero en realidad podrían haber durado bastante menos sin que la historia principal se viera resentida.

Dom en Amazon prime Video

De nuevo, se agradece que se dé todo el contexto posible, pero en ocasiones queda demasiado "romántico" y hasta redundante ver cómo él quiere ser bueno por su familia, pero no le sale. Pero esta serie de Amazon no busca mostrarnos el lado cool de unos asaltantes. No tiene reparos en golpearnos con lo más duro de este mundo: las sobredosis que pueden llevar a la muerte, las traiciones y las muertes en la mafia, las madres destrozadas por la impotencia...

En ese sentido, es un producto muy interesante que nos hace reflexionar sobre mundos que quizá nos parecen lejanos, pero que podrían llegar a acabar con cualquiera que sea tan necio como para esnifar un poco "por probar".

Dom en Amazon prime Video

También hay que poner en relieve unos valores de producción muy altos, con hermosísimos planos grabados por completo en las calles reales de Rio de Janeiro y una banda sonora pegadiza y apropiada. Ver las fiestas funk de las favelas o las frenéticas persecuciones en carretera hace que la serie sea por momento un thriller a la altura de series como Narcos, por ejemplo. Todo esto, mezclado con escenas sexuales bastante explícitas, los momentos más sórdidos de la droga o muertes muy dramáticas. Vamos, que es una serie exclusivamente para adultos, pero lejos de ser un entretenimiento descerebrado, puede daros que pensar.

Valoración

Una muy interesante reflexión sobre las diferentes capas del narcotráfico, desde la corrupción institucional hasta las vidas rotas. Aunque es un visionado realmente recomendable, tiene problemas de ritmo y foco.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

Las sólidas intervenciones de los dos protagonistas y la impactante dureza de algunos momentos.

Lo peor

Demasiados saltos temporales y reflexiones sobre las mismas ideas, que ralentizan la historia.

Y además