Crítica de El escándalo (Bombshell) con Charlize Theron, Margot Robbie y Nicole Kidman

El escándalo
Crítica de El escándalo (Bombshell), una película dirigida por Jay Roach que cuenta con las interpretaciones de Charlize Theron, Margot Robbie y Nicole Kidman. Estreno en cines el 7 de febrero de 2020.

Hoy nos toca abordar El escándalo, una película muy compleja basada en hechos reales que ha despertado una gran expectación, no tanto por el tema que trata, dado que han pasado ya cuatro años desde que estallara la bomba mediática, como por las repercusiones que ha tenido para la industria audiovisual y para la sociedad en general.

Prueba Amazon Prime Video gratis durante un mes

Prueba Amazon Prime Video gratis durante un mes

El servicio de series y películas en streaming de Amazon te da la oportunidad de probarlo totalmente gratis durante 30 días.

Date de alta gratis

La película nos sumerge en los últimos meses de gloria del influyente Roger Ailes, el ejecutivo al frente de Fox News, también conocido por ser un obseso de la imagen de sus presentadoras femeninas y sus piernas, siempre presentes en plano e incluso iluminadas de forma especial.

En el año 2016 la periodista Gretchen Carson lo acusó de ejercer un sistemático acoso laboral contra ella. Ailes negó sus acusaciones, pero muchas otras mujeres se fueron adhiriendo a sus palabras, destapando además una conducta de depredador sexual que llevó a Rupert Murdoch a destituirlo. 

VIDEO

Bombshell - Primer teaser

Carson fue una de las pioneras del movimiento #MeToo que funcionaría como una suerte de reacción en cadena en el mundo audiovisual, haciendo que el New York Times, apenas un año después, destapara un nuevo caso que le daría la vuelta al mundo del espectáculo: el de Harvey Weinstein, actualmente en pleno juicio. Independientemente de la sentencia, ésta fue la mecha que prendió para que se acabara el silencio forzado de la "cultura" corporativa del acoso y/o el abuso.

El escándalo, escrita por Charles Randolph (La gran apuesta), solo consigue hacernos sentir en parte el intenso grado de control al que Ailes sometía a sus empleados, por no hablar de las medidas de espionaje con las que trataba de mantener la lealtad de su plantilla. No era de extrañar, a juzgar por los secretos que pretendía guardar, pero sí sorprende la torpeza del libreto a la hora de construir a los personajes y sus relaciones. 

Tenemos en pantalla a tres titanes del audiovisual actual como son Charlize Theron, Nicole Kidman y Margot Robbie, quien, casualidades de la vida, estrena en nuestro país el mismo día Aves de presa y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn. Y en este plano, no hay fisuras: las tres realizan un trabajo magnífico defendiendo a sus personajes, desde la autosuficiente Megyn Kelly hasta la hastiada y fuertemente criticada Gretchen Carlson, pasando por una principiante Kayla Pospisil cuyo desmoronamiento es uno de los puntos álgidos de la película en el plano emocional.

Sin embargo, el enfoque que le han dado al personaje de Ailes, se aleja bastante de la realidad... o, mejor dicho, no llega a ella. No solo por el poder y la impunidad que había ido acaparando con el paso de los años, sino por sus abusivas prácticas que no se circunscribían solo a lo verbal. El escándalo se queda corta en su retrato y la interpretación de John Lightgow también.

Puede que sea un rostro que asociamos como espectadores de forma automática a papeles mucho más amables, pero el caso es que no inspira el terror que debería... Salvo en la famosa secuencia del ascensor, que pudimos ver en el tráiler de la película. Esa tensa situación en la que tres mujeres saben de sobra lo que está pasando pero ninguna de ellas puede hacer siquiera amago de mantener una conversación porque se saben espiadas por alguien que ni siquiera está en plano, pero que las amedrenta en la distancia. Si el tono de la película hubiera sido el de esta secuencia, estaríamos ante una obra maestra porque nos habría hecho sentirnos como ellas, que era la finalidad última de esta historia.

El apartado que es sobresaliente en El escándalo es, además del de las interpretaciones femeninas, el del maquillaje y caracterización. El equipo liderado por Karu Hiro (que ya se encargó de transfigurar a Gary Oldman en Winston Churchill en El instante más oscuro en 2017 alzándose con el Oscar y todo apunta a que repetirá la gesta en la gala de este domingo) hace verdaderas virguerías, sobre todo con el rostro de Charlize Theron, irreconocible.

Mención especial también para dos secundarios excepcionales como son Allison Janney (recordemos que se alzó con el Oscar por su inolvidable papel en Yo, Tonya, en la que también trabajó con Robbie) que aquí interpreta a la asesora jurídica de Ailes, Susan Estrich, y Malcolm McDowell (La naranja mecánica) como Rupert Murdoch, el fundador del gran imperio mediático estadounidense.

El escándalo tenía potencial para ser muchísimo más sólida e inspiradora... Le faltan capas y, probablemente, poner toda la carne en el asador. Así que que recomendamos a los interesados en profundizar más que no se pierdan la serie La voz más alta (The Loudest Voice) y el documental Divide y triunfarás, ambos disponibles en España vía Movistar+, con los que los espectadores podréis terminar de armar el puzle y completar las lagunas de la película y comprender en qué pilares erigió Ailes su carrera, su visión de la política y de los negocios y el férreo control ejercido que derivaba de su falta de autoestima y de seguridad en sí mismo. Merece la pena aparcar el aspecto reinvindicativo de la película (algo torpe, como decíamos más arriba) para comprender la complejidad de todo el entramado y la cantidad de personas que ocultaron, silenciaron o miraron a otro lado siendo partícipes, ayudantes o testigos silenciosos de sus abusos.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Hay algo de oportunidad fallida en El escándalo a la hora de mostrar el ambiente tóxico y el nivel de control que hacían que Roger Ailes fuera literalmente temido por sus trabajadores, pero con todo, el trío de intérpretes principales, consiguen sacar a flote este tenso drama con sus actuaciones.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Oscar seguro para el inmenso trabajo del equipo de maquillaje transformando a Charlize Theron en Megyn Kelly. La secuencia del ascensor.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Es una película a la que le falta profundidad y que desdibuja mucho a Ailes, sin mostrar su verdadera capacidad someter a la plantilla.
Hobby

70

Bueno

Y además

El escándalo (2019)

Lanzamiento:

Argumento:

El escándalo (Bombshell) es un drama estadounidense centrado en varias mujeres que trabajan en Fox News y su tensa relacióncon su fundador Roger Ailes. Al margen de su reputación de hombre de negocios rudo, autoritario y cruel, sus comentarios sexistas y degradantes se convirtieron en la punta del iceberg: en 2016 se destaparon diversos caso...