Crítica de El Escuadrón Suicida, la locura de James Gunn que se gana de sobra su calificación R

El Escuadrón Suicida

Crítica de El Escuadrón Suicida, la locura de James Gunn que se gana de sobra su calificación R con Margot Robbie, Idris Elba, Joel Kinnaman y John Cena, entre otros. Estreno en cines el 6 de agosto de 2021.

El Escuadrón Suicida es una de esas cintas que van a marcar un antes y un después: no tanto porque sea una película perfecta o la mejor adaptación de un cómic de la Historia del Cine como muchos han venido cacareando (¿y cuándo no, verdad? Cada nueva película parece que tiene que ser mejor que la anterior como si no hubiera nunca un techo), sino por lo que representa en sí misma.

James Gunn ha tenido libertad absoluta para sacarla adelante y ha aprovechado al máximo su oportunidad haciendo que su calificación R brille en todo su esplendor.

VIDEO

El Escuadrón Suicida - Tráiler 3 en español

Estamos por tanto ante una orgía de violencia con momentos repulsivos, tacos, salpicones de sangre a cámara a cascoporro y cachondeo que va desde el humor más absurdo y bobalicón hasta uno mucho más negro y bruto, pasando por bromas sexuales y escatológicas de todo tipo. Vamos, que se nota que Gunn se mueve como Nanaue en el mundo de los cómics y ha sabido trasladar su espíritu a la película. 

El Escuadrón Suicida es la película que los fans esperan que sea, un Guardianes de la galaxia para adultos en el que no ha tenido pudor al pasarse de frenada todo lo que ha querido. Pero, como decíamos, su mayor valor no es su calidad intrínseca sino que es el ejemplo perfecto de una lección bien aprendida: los creadores necesitan que se respete su visión de la historia desde el comienzo.

Nos desembarazaremos así de todos los problemas derivados de las intrusiones en el guión, en el rodaje o en la postproducción que no hacen sino desvirtuar el trabajo de los equipos humanos que hay detrás de una película y por tanto también de incómodos hashtags que lleven a regrabaciones, reediciones, pleitos, chorros ingentes de dinero para remediar el daño hecho o disgustazos como el de David Ayer, que parece ser que, al contrario de Zack Snyder, nunca verá la película que quería hacer terminada a su gusto.

Los 10 cómics más polémicos de la historia

Los 10 cómics más polémicos de la historia

Desde su creación como medio, los cómics han tratado muchos temas sociales y han buscado remover sensibilidades, aunque algunos han generado polémicas muy sonadas.

Descúbrelos

Gunn es además lo suficientemente inteligente como para dar dos pasos estratégicos fundamentales con esta película: dejar en el limbo la primera sacando adelante "lo suyo" a su manera y evitar caer en el resentimiento con Disney, el estudio que se desprendió de él antes de que fuera fichado, con carta blanca para darnos un festín de vísceras.

Así que no vais a ver ninguna vendetta en forma de alusión de ningún tipo. La venganza va a ser el éxito de taquilla, si nos fiamos de las proyecciones en taquilla que se esperan y también de los precedentes: otras películas de calificación R gamberretas como Deadpool que lo petaron al darle al público justo lo que demandaba.

Una de las grandes pegas formales de Escuadrón Suicida era el hecho de que se recreaba durante demasiado tiempo en la presentación de los personajes, algo que ahora hace Gunn de una manera mucho más orgánica y satisfactoria dado que da por hecho que los espectadores vieron la anterior en su día o conocen el material de partida.

Así solo recupera a la genial Harley Quinn de Margot Robbie, que brilla con luz propia cada vez que aparece en pantalla y roba el show en cada secuencia en la que participa, al Boomerang de Jai Courtney y a Rick Flagg interpretado por Joel Kinnaman. No podemos olvidar a su malhumorada reclutadora Amanda Waller, de nuevo interpretada por Viola Davis, que tiene como tarea reunir a un heterodoxo grupo de operaciones compuesto por criminales que cumplen condena en Belle Reve para una misión en la isla de Corto Maltese (una nación ficticia latinoamericana).

A ellos se suman un sinnúmero de caras nuevas porque la película abraza el concepto de "suicida" del título y si, en efecto, la misión es casi imposible, las bajas son también obligatorias. El juega bien con la idea de que no sepamos quién llegará entero al final de día... Eso sí, para que los personajes te importen necesitas conocer algo de ellos y las relaciones que se van tejiendo a lo largo del metraje. Así la contrapartida al cachondeo es el drama subyacente en la relación casi paterno-filial que se construye entre Bloodsport, rol maduro de quien se hace cargo un estupendo Idris Elba (cuyo diseño es magnífico, por cierto) y la millennial Ratonera 2, papel del que se encarga la joven Daniel Melchior.

Se presentan aquí también otros personajes de mayor o menor recorrido (eso tendréis que descubrirlo yendo al cine, claro) entre los que destaca el Pacificador de John Cena, la Mongal de Mayling Ng, Flula Borg como Javalina o Pete Davidson como Blackguard y hasta Sean, el hermano de James Gunn,  hace suyo el personaje de Comadreja. El público más comicófilo tiene tarea pescando personajes y se lo va a pasar pipa viendo a King Shark (el trasunto bestia de Groot) despedazando cuerpos o comiéndose a tíos enteros.

Ojo, que también tiene sus pegas: en El Escuadrón Suicida hay algunos aspectos bastante mejorables, como el ritmo de algunas secuencias, sobre todo en la parte central, que se alargan en exceso y también es cierto que el humor no es para nada homogéneo a lo largo de la cinta: de hecho, la historia es tan loca que parece estar rodada por secciones, como si cada una de ellas fuera un sketch. Así, unos funcionan como un tiro como el de Margot Robbie junto a Juan Diego Botto y otros se atrancan bastante. 

El Escuadrón Suicida

Tampoco es que los villanos terrenales sean especialmente memorables, con un Peter Capaldi en el rol de Pensador decepcionante y cediéndole el protagonismo a Starro que resulta tan ridículo como aterrador a la vez.

En resumidas cuentas, quien tenga ganas de despiporre, va a tener dos tazas bien colmadas es esta serie B de alto presupuesto en la que Gunn vuelve a sus orígenes. Ahora entenderéis por qué decíamos que El Escuadrón Suicida supondría un antes y un después: hay espacio en los grandes estudios para buenas gamberradas mainstream que respeten cierto tipo de cine autoral... aquí escucharéis burradas que jamás podrán formar parte de los ingredientes de una película de Marvel. Y está bien que sea así, que cada cual tenga claro a qué público se dirige y haya un abanico de opciones distintas: la uniformidad es la tumba de la creatividad.

Por cierto, atentos al final porque hay dos escenas postcréditos: una aparece de forma inmediata y otra tras la retahíla de todos los implicados en la película. Y es esencial para ver qué vendrá después...

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

James Gunn se ha recreado de lo lindo en la libertad que le ha dado el estudio para hacer una película arriesgada, bruta como ella sola y con su marca de autor. Le ha salido un engendro divertido, gamberro e iconoclasta que rompe moldes y abre una nueva etapa en las adaptaciones de cómics de DC.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La libertad creativa de la que ha gozado James Gunn y que ha explotado al máximo. Margot Robbie desatada e Idris Elba como contrapunto dramático.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Tiene momentos hilarantes, pero el humor no siempre funciona: parece una colección de sketches y el ritmo es desigual con momentos valle largos.
Hobby

78

Bueno

Y además

El Escuadrón Suicida (2021)

Lanzamiento:

Argumento:

El Escuadrón Suicidaesuna película perteneciente al Universo Extendido de DC queestádirigida y escrita por James Gunn (Guardianes de la Galaxia Vol. 3, Movie 43, Super), la cual es una secuela deprimera Escuadrón Suicidade David Ayer en la quevarios personajes y actores están de vuelta. Siguiendo la premisa de la anterior entrega, esta nueva...