Furioza

Netflix ha estrenado este fin de semana Furioza, una película polaca que nos sumerge en un mundo violento, oscuro y dramático

El hombre es bueno por naturaleza. Lo es porque, al nacer, no posee las nociones del bien y del mal. Es el tiempo —siempre el maldito tiempo— lo que transforma las almas a partir de un entorno concreto, las decisiones tomadas y las acciones acometidas. Sin embargo, el hombre es bueno por naturaleza. Estoy convencido de ello.

No estoy tratando de sonar optimista. Más bien, pretendo articular el hecho de que, a menudo, nos sentimos atraídos por la violencia. ¿Por qué? La mayoría de nosotros la repudiamos. Nos repugna. Pero, al mismo tiempo, nos resulta fascinante. ¿Cuál es el motivo que hay detrás de esa fascinación, de ese peligroso magnetismo?

Es tarea de un sociólogo, un psicólogo o un «loquesealogo» dar respuesta a ese testamento de la moral. Yo soy periodista. Hablo de películas y series. Sin embargo, he creído justo y conveniente, necesario, plantear esta cuestión antes de hablar de Furioza, la nueva película de Netflix que se está haciendo viral en la plataforma streaming.

Furioza es una película polaca de Netflix que ha dirigido un tipo llamado Cyprian T. Olencki. Como muchas de las joyas que el gigante norteamericano ha estrenado los últimos años, la producción es totalmente desconocida para el gran público. 

Esto se ha vuelto algo extraordinariamente habitual en la plataforma. Ha permitido acercar el talento de países que, comúnmente, han tenido las puertas cerradas del público de masas. El injusto conservadurismo del consumidor occidental que películas como Your Name o Parásitos han derribado a base de corazón.

El estreno de Furioza en Netflix ha debido sorprender al equipo polaco, ya que se ha viralizado en apenas unos días. Sólo hacen falta varios minutos de metraje para entender el porqué. Estamos delante de una película oscura y violenta, angustiosa y dramática, con un carácter policiaco atractivo y consistente. Un «caramelito» para el consumidor streaming.

Furioza cuenta la historia de David, un hombre solitario y atribulado, triste. Un día, se encuentra con el amor de su vida, Dzika. Ella se ha convertido en otra mujer. Ahora, es policía. Más concretamente, la policía que está detrás del hermano de David, un desgraciado hooligan con más sed de sangre que un tiburón.

Dzika no sólo sacude los cimientos existenciales de David regresando a su vida. También le plantea un complejo dilema: o le ayuda, o su hermano irá a la cárcel. Pero ¿qué tipo de ayuda? Infiltrarse en una banda de crimen organizado, el club de hooligans violentos al que pertenece su hermano, al que él mismo pertenecía de joven, antes de salir de ese mundo oscuro y tortuoso.

Esta película polaca de Netflix sigue la hoja de ruta que han marcado otras películas similares anteriormente. Podemos mencionar, por ejemplo, Diario de un skin (2005), la historia de Antonio Salas en la que se infiltra en grupos neonazis madrileños. Furioza persigue esa senda, aunque no pone el foco en la parcela ideológica que hay detrás de estas organizaciones.

Furioza (Netflix)

Otro claro ejemplo de lo que propone Furioza es Green Street Hooligans (2005), protagonizada por Elijah Wood y Charlie Hunnam. Aquella cinta centró su narrativa en los violentos grupos británicos que, bajo la bandera del fútbol, convierten las calles y los estadios ingleses en campos de batalla, en guerras pandilleras a plena luz del día y a ojos del mundo.

Furioza de Netflix estructura y vertebra su historia a partir de un concepto: la pobreza. El entorno en el que los dos hermanos crecen los ha conducido prácticamente a ese mundo violento y oscuro. Uno de ellos, David, pudo salir; el otro se quedó. Ahora tiene una diana en la espalda. La policía le persigue. A menudo, una vida violenta conlleva finales dramáticos.

La película explora la relación entre los dos hermanos, a la par que construye una narrativa policiaca llena de grises y nos sumerge en las ruinas morales de una violencia grotesca y desmedida, filmada con una pulcritud técnica y una aspereza psicológica. Quizás nos suene a otros filmes —como los que hemos mencionado—, pero brilla de igual forma.

Además, las caracterizaciones son muy sólidas. El reparto provoca que el mausoleo de nudillos rotos, huesos fracturados, víctimas y delitos sea lo más realista posible. Hemos visto esto decenas de veces. En vídeos de Internet, pero también en «persona». Estos grupos existen y se comportan exactamente de esta forma. Ni más, ni menos.

En definitiva, Furioza es una película compleja y magnética. Una propuesta polaca en Netflix muy interesante. Su metraje, 139 oscuros y pesados minutos, ofrece una panorámica de un mundo frío y cruel. Un mundo al que los protagonistas parecen condenados al nacer, pero del que también pueden salir… si tienen la determinación, la valentía y los medios para ello.

Su visionado no deja indiferente. Quizás la mirada sea atraída, como hemos dicho al principio, por el maquiavélico foco de la violencia. Pero Furioza contiene mucho más.

Su profundidad psicológica, sus matices sobre el amor, perviven bajo el sonido del calcio quebrado y el olor metálico de la sangre. Porque el hombre es bueno por naturaleza, pero los hombres no. Ahí está la diferencia.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Furioza es una película violenta, oscura y dramática. Bajo su superficie de huesos rotos, más allá del olor de la sangre, hay un profundo estudio psicológico sobre la violencia, los grupos organizados y las personas que los forman. Un extraordinario retrato sobre la pobreza, la alienación y la maldad que habita en el corazón de los hombres.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El estudio psicológico del amor, la hermandad y el contexto de pobre que puede determinar tu vida y tus actos, a menudo violentos y dramáticos.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Recuerda demasiado a las películas de hooligans de principios de siglo, aunque eso no es necesariamente malo.
Hobby

75

Bueno

Y además

Furioza (2021)

Furia

Lanzamiento:

Argumento:

Furioza es una película polaca dirigida porCyprian T. Olencki, siendo el debut del cineasta en un largometraje. Su guion está escrito por el propio director yTomasz Klimala. Esta película de acción cuenta la historia deDavid, un hombre que un día vuelve a aparecer en su vida Dzika, antigua novia muchos años atrás y que ahora se ha convertido en ...