Parásitos
Análisis

Crítica de Parásitos, la obra maestra de Bong Joon Ho que no debes perderte

Por Raquel Hernández Luján

Si te gustaron películas como The Host, Moter, Okja o Snowpiercer no te pierdas nuestra crítica de Parásitos (Gisaengchung), la nueva película de Bong Joon Ho que se estrena en España el 25 de octubre de 2019.

Tras su exitoso paso por Cannes alzándose con la Palma de Oro, el Festival de Cine de San Sebastián y por el de Sitges, llega por fin a carteleras Parásitos, la última obra maestra de Bong Joon Ho, el director surcoreano que desde que lanzó Memories of Murder en 2003 alzándose con la Concha de Plata en San Sebastián no ha dejado de interesarnos con todas y cada una de sus películas, independientemente del género al que se circunscribieran.

Disfruta del mes de prueba de Amazon Prime Video y ponte al día con las mejores series y películas de la plataforma ...¡Gratis!

Así sucedió con la cinta de corte fantástico The Host y con las posteriores Mother, Snowpiercer OkjaEl denominador común a todas esas películas es el de la conjugación del drama familiar con mensajes de corte social y ecologista, que impregnan el subtexto de sus historias de una trascendencia que va más allá del sentido del humor, a menudo macabro, con el que las adereza.

En esta ocasión, nos presenta a Ki Taek, un hombre que malvive con su esposa y sus dos hijos en los suburbios de Seúl, en un sótano, hasta que un golpe de suerte les permite contactar con una adinerada familia que vive en una impresionante mansión. Cuando su hijo mayor comienza a frecuentar ese hogar para darle clases particulares de inglés a la hija de sus dueños, verán la posibilidad de mejorar sus condiciones de vida.

Utilizando su ingenio, el joven conseguirá ganarse la confianza de la señora de la casa y así irá introduciendo, poco a poco, al resto de sus familiares en distintos trabajos del servicio doméstico. Será el comienzo de un engranaje incontrolable, de resultado imprevisible que pondrá de manifiesto los distintos secretos que guardan los personajes.

Además de que Parásitos es una película divertidísima de enredos y maquinaciones en la que es imposible contener las carcajadas o predecir lo que va a suceder al instante siguiente, Bong Joon Ho que coescribe el guión junto a Jin Won Han (quien por cierto fue su asistente de dirección en Okja) no deja pasar la ocasión para hacer una reflexión bastante dura acerca de las diferencias de clases, las aspiraciones sociales de los personajes y, por supuesto, para lanzarle al espectador la gran pregunta: ¿quiénes son los parásitos del título? ¿Los wannabe que intentan medrar sin que les importe demasiado el coste o quienes han nacido con más suerte a pesar de no merecer lo que tienen?

La película no es solo imaginativa, arriesgada e incisiva en su mensaje, sino que consigue hacer de una situación particular algo completamente universal: es fácil comprender a los personajes, incluso en sus desatinos, espoleados por un objetivo mayor, porque conocemos su precaria forma de vivir.

Parásitos descansa sobre un elenco interpretativo brillante y sin fisuras en el que destaca el colaborador habitual del director Kang-ho Song de cuyo talento hemos disfrutado también trabajando a las órdenes del gran Park Chan Wook en películas como Thirst o dos de los episodios de su famosa y genial "trilogía de la venganza": Sympathy for Lady Vengeance y Sympathy for Mr. Vengeance.

Sin lugar a dudas, en este explosivo cóctel no falta de nada: hay intriga casi hitchcockiana, acción, algún momento gore e incluso espacio para la reflexión sobre el capitalismo salvaje y las desigualdades que genera dentro de su distendido tono cómico.

Parásitos es una obra maestra indiscutible y vuelve a poner al cine surcoreano en la cumbre de lo mejor que hemos visto este año. Es realmente digno de aplauso que a través de una película que, en principio pudiera parecer una sencilla comedia local, se toquen tantos registros y se lleve la propuesta tan alto. Le hace bien ser tan honesta y visceral mostrando sin tapujos las relaciones entre los personajes y recordándonos cómo funciona nuestra sociedad... por más que nos haga sentirnos hasta mal al reírnos en determinadas situaciones. Esperemos que siga gozando de la misma libertad creativa para hacernos llegar nuevos proyectos porque rara vez se sale del cine con tal convencimiento de haber presenciado algo tan sólido.

Valoración

Como es habitual en la filmografía del director, Bong Joon Ho sabe explotar en Parásitos el humor negro y el drama familiar mientras realiza un crudo retrato de la diferencia de clases y lanza un mensaje político muy claro. Es una excelente película a la que no le falta nada de nada.

Hobby

94

Excelente

Lo mejor

Las estupendas interpretaciones, el tortuoso guión en el que el enredo va creciendo poco a poco y la lectura final. Es afilada y sabe sorprender.

Lo peor

Hay algún momento en el que como espectador te sientes un pelín mal riéndote de determinadas situaciones. Es interesante que te ponga en ese brete...

Y además