Crítica de Godzilla El Planeta de los Monstruos Parte 1, ya en Netflix

Godzilla rey de los Monstruos
Godzilla El Planeta de los Monstruos Parte 1 ha aterrizado en Netflix. Analizamos el nuevo anime del rey de los kaiju que nos lleva a un lejano futuro distópico. En esta nueva versión, la humanidad se enfrenta a Godzilla en un lejano futuro.

Godzilla se acaba de instalar en el catálogo de Netflix. El kaiju (monstruo gigante japonés para los profanos) más popular del cine y de la televisión llega a la plataforma VOD con su nueva película de anime de Toho. Su titulo es Godzilla El Planeta de los Monstruos Parte 1 (Godzilla: Planet of Monsters), o simplemente Godzilla (2017), y es la primera entrega de una duología.

Kōbun Shizuno (director de varias películas de Detective Conan y de Caballeros de Sidonia) y Hiroyuki Seshita dirigen esta nueva historia que supone un giro de tuerca a las premisas habituales de las películas de Godzilla. Para este fin, la trama evoluciona del género habitual de kaijus a un género híbrido entre el terror, los desastres y la epopeya distópica. 

VIDEO

Godzilla: Planet of the monsters - Trailer

Godzilla El Planeta de los Monstruos Parte 1 arranca a finales del siglo XX. Es cuando la Tierra sufre un virulento brote de kaijus que amenazan a la raza humana. Los monstruos gigantes se muestran como un desafío para nuestra a especie, pero el más terrible de ellos es Godzilla, que es imparable. Durante décadas, este último aterroriza las ciudades del globo y los humanos tratan de contraatacar en vano. Ni siquiera con la ayuda las razas aliens Exif y Bilusalud, y su avanzada tecnología, se logra frenar al kaiju.  

Estos continuos fracasos llevan a la raza humana a lanzarse al espacio. Después de 20 años vagando en busca de un nuevo hogar, la situación se hace insostenible y los líderes de los exiliados deciden regresar, pero esta vez hay una diferencia. Ahora, sí que cuentan con un plan para acabar con el monstruo y reclamar el hogar que hace tanto perdieron.

El Godzilla del mañana

No vamos a entrar a comparar esta película con versiones más recientes, como Shin Godzilla o la visión de Godzilla de Gareth Edwards de 2014. Esto es otro rollo bastante distinto, aunque bebe de la esencia de las películas originales para dibujar un nuevo escenario. Toma lo mejor de la premisa del género para presentar un nuevo giro de tuerca.

Por un lado, esta Godzilla de 2017 es, ante todo, un anime. Esto implica una serie de códigos narrativos y visuales propios, pero también un despliegue visual que en una película de acción real podría ser más caro y no necesariamente podríamos ver directamente en Netflix. Además del cambio de soporte, impone otro cambio importante: el punto de partida. Frente a la mayor parte de películas de Godzilla, en la que la lucha con el monstruo está en pleno auge, este acaba de aparecer o se ha llegado a cierto tipo de entendimiento con él, la cinta que nos ocupa va por otros derroteros. Godzilla El Planeta de los Monstruos Parte 1 muestra que la humanidad ya perdió y lo que ahora queda son los restos de aquella derrota. 

El guion de Gen Urobuchi plantea el momento más oscuro de los humanos y cómo estos, a la desesperada, reúnen lo que queda de sus fuerzas para volver a su planeta natal con la intención de reclamarlo. Esta base de la historia se construye con un tono de ciencia ficción dura. Tecnología, explicaciones científicas y biológicas... Todo ello son elementos más propios de relatos de Asimov que de George Lucas. Pero también hay hueco para la épica tradicional. De hecho, intenta ser grandilocuente y lo consigue con cierta dignidad.

La película tira por unos derroteros un tanto inusuales, desarrollando una aventura que no se reduce a los humanos tratando de liquidar / detener a Godzilla, la base muchas adaptaciones. Esto, obviamente, es el núcleo, pero va más allá para plantear una situación más compleja. Este desarrollo entreve sobre todo con la escena post-créditos y gracias el cliffhanger. Ambas secuencias evidencian que esta versión de Godzilla se nutre y hace una referencia clara de las películas clásicas.

¿Prefieres el monstruo con sabor clásico? No te pierdas este pack de Godzilla con sus mejores películas

En espera del estreno de su segunda parte, podríamos tomar la trama de Godzilla El Planeta de los Monstruos como una línea temporal alternativa, en muchos sentidos. La cinta está plagada de tributos, guiños y huevos de Pascua a las películas originales de Godzilla. Sirvan como ejemplos las dos razas aliens, los Exif y Bilusaludo. Estos no son sino los Xiliens y los Simians de las películas de acción real. Pero, como os decimos, hay muchos más guiños.

En este sentido, el fan de grupo duro de Godzilla disfrutará mucho con los homenajes y referencias a su serie de películas de culto. Si bien no es el Godzilla de siempre, sí tiene bastante de su fuerza. De hecho, es muy posible que pocos digan aquello de "este no es mi Godzilla". Incluso diríamos más, es una fidelísima versión de este, que queda de lujo en pantalla. Este Godzilla transmite miedo y sensación de impotencia. Como debiera ser. 

Por otro lado, y aquí ya afilamos cuchillos, esta Godzilla de Netflix tiene algunas carencias y flaquezas muy importantes. La primera de ellas es la falta de interés de sus personajes. No son especialmente carismáticos ni destacables. Su protagonista, a grandes rasgos, es un cliché con patas. Es el arquetípico héroe torturado vengador del shonen, al que le faltan algunas vueltas para ser atractivo.

El resto de los secundarios tampoco son muy destacables. Sus muertes (cuando ocurren) no alcanzan a tocarnos la patata demasiado. Incluso, en ocasiones, llegamos a preguntarnos quiénes eran o qué pintaban en este lío en el que se han metido. Y es que el guión no profundiza demasiado en ciertos aspectos. Se toma mucho tiempo para presentar el escenario y hacernos entender la situación con someros detalles, pero no desarrolla muchos rasgos de los personajes. 

En cuanto a la forma, la película también muestra defectos. La animación, un falso 2-D digital, es espectacular y muy funcional tanto en lo tocante a los monstruos como a los mechas y naves espaciales. Sin embargo,la animación de los cuerpos queda muy antinatural y forzada. Las expresiones corporales, que podrían funcionar muy bien en animación tradicional, se muestran artificiales y rígidas en constraste con las expresiones faciales y la fluidez de fotogramas por segundo.

¿Fan de la serie-B? Conoce a los monstruos marinos más importantes del género

En conjunto, Godzilla El Planeta de los Monstruos Parte 1 es una película muy digna de ciencia ficción y de kaijus. A los amantes del Anime y de Godzilla posiblemente les convenza. No es el Godzilla clásico, pero es muy respetuoso con su figura y con la mitología a sus espaldas. En lo que a nosotros respecta, la película aprueba sobradamente, a pesar de sus pequeños defectillos.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Nueva versión del clásico, ambientada en un futuro distópico y con un tamiz de relato de ciencia-ficción duro. Un giro interesante con guiños a las películas originales.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El tono ci-fi duro. La recreación del monstruo Godzilla. Los guiños a las películas previas de Godzilla y al mundillo original.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La animación. El falso 2D digital se muestra muy rígido y las expresiones corporales bastante falsas. Los personajes carecen de carisma.
Hobby

70

Bueno

Y además

Godzilla (2017)

Lanzamiento:

Argumento:

Godzilla es la nueva película de animación basada en el popular monstruo gigantesco, pieza clave en la cultura popular japonesa. El filme ya está disponible a través de Netflix. Dirigida por Kobun Shizuno y Hiroyuki Seshita Godzilla: Monster Planet narra un presente en el que la Tierra ha sido abandonada por los humanos y dejado en manos de ...