Ir al contenido principal
Godzilla vs. Kong
Análisis

Crítica de Godzilla vs. Kong: el blockbuster disfrutón que estábais esperando

Crítica de Godzilla vs. Kong, una película dirigida por Adam Wingard y protagonizada por Alexander Skarsgård, Millie Bobby Brown, Rebecca Hall y Demian Bichir. En cines desde el 26 de marzo de 2021.

Aunque creáis estar preparados para ver Godzilla vs. Kong (no será por constantes promociones y clips inéditos que han podido reventaros alguna que otra sorpresa), lo cierto es que la película tiene muchísima acción, así que todavía tiene potencial para sorprenderos gratamente.

Da pocas treguas y mantiene un ritmo endiablado, mostrando muchas y largas peleas entre los dos titanes y otras criaturas, así que lo primero que tenemos que deciros es que no tendréis que estar esperando para ver diez minutos a Gozdilla o a Kong: su presencia es prácticamente constante porque, para nuestro gozo, ellos son los protagonistas y no los seres humanos, que a fin de cuentas se mantienen en un segundo plano.

Godzilla vs. Kong sabe remitirse al universo cinematográfico del que surgieron los personajes aportando cosas nuevas tanto en el plano audiovisual como en el argumental, así que os va a atrapar tanto el alma de "niños" que lleváis dentro y que está deseando subirse a este parque de atracciones como las emociones más maduras, porque no es un espectáculo descerebrado sino un viaje que nos lleva a sentir comprensión hacia estas inmensas criaturas a las que vemos luchar a dentelladas pero con las que podemos identificarnos.

Así las cosas, ya lo veis, estamos ante un megacrossover de monstruos, pero con corazón, retomando el tema de la empatía de los humanos hacia Kong mediante el personaje de Jia, un papel defendido por la debutante Kaylee Hottle con maestría.

Cronológicamente nos situamos 47 años después de Kong: la isla calavera, que transcurría en 1973. De hecho, una escena postcréditos ya nos dejaba caer lo que pasaría en esta cinta... y es que en el "Monsterverse" de Legendary Pictures en algún momento tenían que colisionar King Kong y Godzilla.

Con el mundo todavía sacudido por la batalla entre Ghidorah y Godzilla, la humanidad ha comenzado a intentar coexistir con los titanes, pero cuando Godzilla comienza a atacar determinados puntos del planeta sin que haya una provocación expresa, los gobiernos se decantan por detenerlo echando mano de otra gigantesca criatura: King Kong.

La compañía Monarch pone todo su empeño en reclutar a ciertas personas con cualidades esenciales para comunicarse con el enorme gorila y utilizarlo para salvar sus intereses... que son, por supuesto, mucho más ambiciosos de lo que dejan entrever.

Entre las grandes fortalezas de las película está el diseño de producción mastodóntico y unos efectos especiales pulidísimos que nos permiten ver pugnas a plena luz del día, bajo el agua o en ambientes nocturnos urbanos que se han enriquecido con luces de neón. A pesar de su espectacularidad las peleas son creíbles, las fuerzas están equilibradas y cada criatura maneja sus armas como mejor puede para repeler los ataques del adversario.

El diseño de sonido es brutal igualmente, con una banda sonora de Junkie XL (Liga de la Justicia de Zack Snyder) que enfatiza los graves, aporta solidez a los embates y sabe aportar capas adicionales a las imágenes para mantener una tensión muy disfrutable.

Godzilla vs. Kong saciará incluso a los espectadores más puntillosos porque cumple la promesa de su título: le ofrece a la audiencia lo que va buscando y ensancha mucho los límites de lo visto hasta el momento gracias al viaje al mundo primigenio de los titanes. ¡Y de qué forma! Sin renunciar al color, 

Parte del reparto humano se justifica como puente con Godzilla: Rey de los monstruos: así regresan Kyle Chandler (Cielo de medianoche), Millie Bobby Brown (Enola Holmes) y Zhang Ziyi (The Cloverfield Paradox) mientras que nuevas caras se incorporan al elenco para oxigenarlo con tramas distintas como es el caso de Alexander Skarsgård (The Stand), Rebecca Hall (Historias del bucle), Demian Bichir (Chaos Walking) o Eiza González (Bloodshot).

Godzilla vs. Kong es por todo lo dicho anteriormente uno de los mejores trabajos de Adam Wingard, que trae a sus espaldas tanto éxitos notables como batacazos no menos sonoros: The GuestDeath NoteBlair Witch... Con esta cinta se redime bastante.

Nuestra recomendación es que vayáis a ver esta película de la mejor forma posible: a un buen cine, con una inmensa pantalla grande y sonido envolvente. ¡No os vais a arrepentir! 

Valoración

Godzilla vs. Kong es una sensacional película de monstruos que entronca con la tradición de la empatía humana hacia Kong y la brutalidad del poder de los grandes titanes como Godzilla. Es una aventura llena de imágenes antológicas que harán vibrar a los espectadores en sus butacas.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

La película va a saco desde el principio: hay tralla para dar y regalar, es emocionante y una gozada a nivel visual y sonoro.

Lo peor

Tiene algunos flecos y un trío de secundarios con muy poca gracia que se podrían haber recortado sin problemas.

Y además