Happy Netflix
Análisis

Critica de Happy!, la nueva serie de Netflix que te enganchará

Por Javier Cazallas

SyFy nos devuelve las Navidades gamberras con la adaptación de Happy! al formato televisivo. Una serie canalla que podríamos calificar como dramedia que promete no dejarnos indiferentes.

Aunque las fechas de paz, felicidad, armonía y regalos nos quedan todavía lejos... Nos llega una serie que no nos puede dejar indiferentes. La serie Happy! nos devuelve a esas historias ambientadas en la época navideña pero cuyo planteamiento es de todo menos happyflower. Preparaos para ocho episodios cargados de acción, sangre, diálogos jocosos y humor ácido, porque ya tenéis esta serie tan canalla disponible en Netflix España.

Tras ver el tráiler de Happy! supimos en el acto que era una de esas series que no iban a dejar indiferente a nadie. Nos promete un ritmo trepidante, palabrotas, drogas, sexo, alcohol, y todas esas pequeñas cosas que hacen que estas historias tan gamberras sean tan atractivas. Pero como no era suficiente, se aderezó la historia con un unicornio volador imaginario que ya nos hizo hacer la ola.

¡Hazte ya con la novela gráfica de Happy!

¡La Navidad gamberra ha vuelto!

Hacía bastante que no nos llegaba ningún contenido navideño a la altura de esos grandes clásicos atípicos navideños, como La Jungla de Cristal o Solo en casa. Pero Happy! nos ha devuelto la fe en este extraño subgénero con ocho episodios cargados de ambiente nevado. La música que acompaña a Nick Sax en sus rocambolescas desventuras por Nueva York nos transportan directamente a diciembre.

Happy! Netflix

Asistimos a un secuestro en plena Navidad, y la única persona que puede hacer algo al respecto es... Nick Sax. La Navidad no era tan divertida desde que John McClane tiró a Hans Gruber desde la torre Nakatomi. La violencia gratuita y, en muchas ocasiones "por que sí" de Happy! hace que queramos más, y más. No os dejéis engañar por esos momentos tiernos... ni por la entrañable voz de Happy, porque en el momento menos esperado llegará el turno de repartir estopa y cobrará hasta el apuntador.

Un reparto con carisma

Hace tiempo que las series de acción no tienen personajes con ese carisma canalla del cine de los 80 y 90. Happy! nos trae a Nick Sax (Christopher Meloni) un expolicía alcohólico que se pone hasta las cejas de todo y que encima actúa como sicario. Bien nos puede recordar a Bruce Willis en El último Boy Scout. Realmente, en el primer episodio os recordará más a Chev Chelios (Jason Statham) en Crank: Veneno en la sangre, más que nada por la orgía de destrucción que traerá consigo.

Este personaje pasado de todo, contestón, y al que ves que está medio muerto pero aún así se levanta para partirle la cara a un malote es simple y llanamente lo mejor que tiene Happy! Así pues, imaginad cómo mejora todo cuando se junta con un unicornio azul volador imaginario al que solamente puede ver él y que es su pura antítesis. Happy, a quien presta su voz Patton Oswalt, es un reflejo de la pureza, la inocencia y la imaginación de una niña pequeña.

Los villanos de Happy! tampoco se quedan atrás en carisma. Desde el malvado Santa Claus encarnado por Joseph D. Reitman y que tiene casi tantas adicciones como nuestro antihéroe, pasando por el mafioso Mr Blue interpretado por Ritchie Coster. Pero probablemente la medalla de oro de los psicópatas de Happy! se la lleve Patrick Fischler como Smoothie. Fischler os sonará de muchas series y películas como por ejemplo de Érase una vez.

Las dosis justas para mezclar géneros

La serie Happy! ha sido capaz de dar con la fórmula mágica que mezcla varios géneros en su justa medida para que la combinación sea explosivamente satisfactoria para el espectador. Predomina la acción con unas buenas dosis de humor negro y esos diálogos de "si me tocas te mato" que valen oro. Pero también tiene su huequecito el drama e incluso hay un pequeño segmento muy a lo Toy Story.

Happy! Netflix

Gracias a esta mezcla, la historia de la serie de Syfy en Netflix no tiene altibajos. En cuanto la cosa se empieza a poner seria, Happy! se encargará de que los objetos empiecen a volar y una buena somanta de palos haga su puesta en escena. Incluso un par de segmentos que a priori nos parecieron lentillos tendrán su desenlace acorde con el resto de la serie. ¡Preparen sus estómagos!

La deliciosa historia de los compañeros forzosos que hemos visto en mil pelis anteriormente (en Bright hace poco, por no irnos más allá), vuelve a funcionar con Happy! Eso sí, no es lo mismo tener a un orco de compañero que a un unicornio imaginario. Ser el único que ve a Happy tendrá muchas ventajas para Nick Sax.

Happy! Netflix

Para nosotros, Happy! pasa a ser uno de esos indispensables navideños. No hay nada más entrañable que ver a alguien sembrando el caos por los distintos barrios de Nueva York, y Nick Sax va a cumplir perfectamente con el papel. Esta serie de Netflix es muy amena de ver, nos hemos zampado del tirón los 8 episodios y os aseguramos que, si hubiera habido más, seguiríamos viéndola.

Si un cuarto de las series de acción que nos llegan a lo largo del año tuvieran la mitad de mala baba que tiene Happy!, los amantes de la acción pura estaríamos de enhorabuena. ¿Puede haber segunda temporada? Quién sabe... 

Valoración

Una irreverente y divertida mezcla de géneros que nos atrapa desde el minuto uno. Cada episodio es un reflejo de esas historias canallas protagonizadas por un antihéroe gamberro y duro al más puro estilo del cine de los 80 y 90.

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

El personaje de Nick Sax y sus brotes psicóticos. Una nueva historia diferente para esas "indispensables narraciones navideñas".

Lo peor

Hay un par de segmentos en la historia que nos desconectan en algún episodio, aunque su conclusión hace que nos reenganchemos a lo bestia.

Y además