Hell Fest
Análisis

Crítica de Hell Fest, película de terror ideal para Halloween

Por Raquel Hernández Luján

¿Buscas un buen plan para Halloween? Hell Fest te ofrece lo que esperas: la película dirigida por Gregory Plotkin en clave de slasher se estrena el 28 de septiembre y está protagonizada por Amy Forsyth, Reign Edwards y Bex Taylor-Klaus.

Con una premisa muy sencilla, Gregory Plotkin, el artífice de Paranormal Activity: dimensión fantasma, pone en pie un slasher bastante eficiente. Hell Fest es una película de terror convencional, sí, pero también muy adecuada para pasar un rato entretenido sin mayores pretensiones. Lo que viene siendo una película ideal para Halloween.

Las mejores ofertas en cine de terror

Es bastante probable que, si eres un espectador habituado a los baños de sangre y las escenas truculentas, la película se te quede algo corta, con apenas un par de secuencias subidas de tono en ese aspecto, pero en cualquier caso hay algunos detallitos que hacen que el visionado sea de lo más disfrutable. 

Como decíamos, el argumento de Hell Fest no podría ser más escueto: Natalie va a visitar a su mejor amiga Brooke años después de que un asesino atacara a una joven en Orange Grove. Después de asesinarla, colgó el cadáver, que durante días permaneció allí sin que nadie se percatara de que no formaba parte de la atracción de terror hasta que el olor alertó a las autoridades.

Ahora va a celebrarse de nuevo el Hell Fest, todo un acontecimiento en el que Natalie espera poder reencontrarse con Gavin, un chico por el que se siente atraída y disfrutar de una agradable velada con su amiga y su novio. Se unirán a la fiesta Taylor y Asher, una alocada pareja que disfruta muchísimo del terror y que quiere visitar la parte más inquietante de la feria: aquella en la que los actores pueden tocar a los visitantes y donde esperan que se les aceleren las pulsaciones de verdad.

El argumento sigue los cánones de las películas de terror slasher: lo que desconocen los protagonistas es que el asesino enmascarado se ha infiltrado entre los trabajadores y que tiene un deseo implacable de matar. Pero es que, además, está en el lugar idóneo para hacerlo porque nadie sospecha de él en un lugar en el que todo gira en torno a los leit motiv del miedo, los gritos y la sangre. Ni siquiera los guardas de seguridad dan credibilidad a las víctimas hasta que es demasiado tarde.

Querrás entrar, será un infierno salir

El guión de Blair Butler (Slasher School) y Seth M. Sherwood (Leatherface) no es especialmente juguetón con el espectador: casi todo se deja en manos de la dirección artística y no tenemos ocasión de descubrir ni cuáles son las motivaciones del asesino ni cuál es su método de elección de víctimas.

De hecho, no resulta nada descabellado imaginar que puede haber una secuela si Hell Fest funciona en taquilla. Es uno de los raros casos en los que en España se estrena una película de terror a la vez que en Estados Unidos (ojo, que al otro lado del charco llevan ya un mes sumidos en el ambiente halloweeniano y es temporada alta, aunque a nosotros se nos antoje un estreno un pelín anticipado).

Hell Fest

¿Qué es lo que más te puede gustar? Por una parte, el reparto, que trabaja bastante bien y que está compuesto, entre otros, por algunas actrices habituales en series de fantaterror como Amy Forsyth (Channel Zero) y Bex Taylor-Klaus (Scream), pero que además incluye el cameo de Tony Todd, a quien recordaréis por su archiconocido papel de Candyman.

Por otra parte, tenemos toda la imaginería del horror al servicio de la historia, al desarrollarse la misma en un parque de terror temático plagado de laberintos, túneles del miedo y personajes disfrazados para ambientar la fiesta. En este sentido, hay ocasión para explotar, con bastante acierto, unas localizaciones riquísimas en simbología y malrollismo: tenemos máscaras, monstruos, ojos enormes, diablos, muñecos deformados, niños con cabezas metidas en sacos, siameses, marcianos, carnicerías... y una iluminación que aprovecha al máximo los neones y las luces crudas de alto contraste.

En otras palabras, Hell Fest te mete en el tren de la bruja durante hora y media aproximadamente (no necesita ni un minuto más). No es una película que te vaya a quitar el sueño ni la cinta de terror del año, pero sí un entretenimiento eficaz muy vinculado a la estacionalidad que sabe jugar sus cartas.

Valoración

Si sabes a lo que vas, Hell Fest cumple a la perfección su cometido: es un slasher juvenil al que quizás le falta algo de hemoglobina, pero que tiene todos los ingredientes para una velada de Halloween estupenda.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La puesta en escena: la amplísima localización de rodaje y los decorados son una gozada para amantes de Halloween y el cameo de Tony Todd.

Lo peor

Es una película que se ciñe muchísimo al modelo clásico, así que no esperéis grandes sorpresas. Huele a secuela de lejos.