Ir al contenido principal
Homunculus
Análisis

Crítica de Homunculus - Misterio, surrealismo y drama japonés en Netflix

Una nueva adaptación de manga a película de imagen real nos mete de lleno en el misterio de los homúnculos y las ¿temibles? capacidades del cerebro humano.

El mundo del manga no solo da pie a montones de animes populares, sino que también van originando muchas películas interesantes, que a veces pasan desapercibidas entre tanto estreno. Netflix acaba de incorporar a su catálogo esta Homunculus, que está basada en el manga homónimo de Hideo Yamamoto (el creador de Ichi the Killer).

El argumento no puede ser más prometedor: Susumu es un hombre que parece estar vacío por dentro y decide vivir en la indigencia en busca de nuevas sensaciones. Un día, el misterioso Manabu le propone participar en un experimento de trepanación (es decir, taladrarle la cabeza) para desarrollar al máximo sus habilidades sensitivas. Al hacerlo, Susumu comienza a ver, para su pavor, extrañas visiones donde debería haber personas normales: ve homúnculos, unas extrañas manifestaciones de la psique de esas personas. Pero, ¿qué son esos homúnculos y cómo puede dejar de verlos?

Disney Plus: precio, cómo registrarse y ver online

Date de alta en Disney+

Disney+ sigue estrenando novedades, como su canal STAR. Si te das de alta en la suscripción anuales, ahorrarás el equivalente a dos meses con respecto a la suscripción mensual.

En términos generales, la película de Netflix sigue el mismo argumento del manga, aunque en el tramo final acaba desviándose de este. La premisa es muy interesante y, de hecho, la primera mitad del filme consigue atrapar con su misterio y los coqueteos con el terror. ¿Qué intenta probar de verdad el siniestro Manabu y cuál es la verdadera naturaleza de los homúnculos?

Sin embargo, la película nunca acaba de derivar hacia el terror sino, más bien, hacia una película de suspense con grandes toques dramáticos, en torno al pasado de Susumu y el de las personas que va descubriendo gracias a su nuevo don. Por tanto, el tono de terror psicológico que sí está presente en el manga aquí se diluye. Y es una pena, porque la película podía haber dado mucho juego en ese sentido.

El apartado más dramático es interesante, porque salen a escenas traumas importantes de los personajes, algunos de ellos bastante retorcidos. El problema es que estos traumas se explican de forma muy estanca, como si fueran diferentes capítulos de una serie y, en ocasiones, los personajes reaccionan de forma exagerada o directamente incomprensible, como si nos faltara contexto para explicar sus relaciones. En concreto, hay una escena de corte sexual que no parece tener ni pies ni cabeza. Y nunca mejor dicho, ya lo entenderéis cuando la veáis.

Homunculus

Como decimos, es una pena que el guión a veces sea tan difuso y deslabazado en su segunda mitad, porque Homunculus en Netflix tiene todo lo necesario para triunfar. Por un lado, está dirigida por Takashi Shimizu, el mismo que nos trajo las notables El grito o La maldición, iconos del terror asiático hoy día.

Y se nota su pasión por las imágenes retorcidas y turbadoras, especialmente durante la presencia de los homúnculos. Sí, en realidad la imaginería está casi calcada a lo que vimos en el manga, pero está bien adaptada al formato película, con movimientos extraños y efectos de sonido surrealistas. Es en esos momentos cuando más brilla la película.

Homunculus

Pero también es de justicia resaltar el trabajo de los dos actores protagonistas. En la piel de Susumu está el prolífico Go Ayano (Ikari, Lupin y el Corazón Púrpura de Cleopatra), que hace un estupendo papel al transicionar de un hombre sin emociones a alguien capaz de sentir el pavor y la tristeza de sus semejantes.

Ryo Narita (Your Name) también consigue triunfar al dar vida a un Manabu desquiciado, inquietante y muy, muy expresivo, que sirve de contrapunto al lánguido Susumu.

Homunculus

En conjunto, hay mucho que rascar en la película Homunculus, tanto desde el punto de vista visual como el narrativo. Sin embargo, da la sensación de que se ha perdido el norte a mitad de camino y, aunque su conclusión es interesante, da la sensación de que se ha perdido fuerza hasta llegar ahí. Aún así, es una película interesante, especialmente en lo visual, si sois seguidores de las pesadillas con estilo asiático.

Valoración

Un interesante ejercicio visual y narrativo, que se queda a medio gas a la hora de aprovechar el potencial del manga, pero que consigue impactar por momentos.

Hobby

72

Bueno

Lo mejor

Los momentos más surrealistas, que presentan imágenes muy impactantes. La "mitología" en torno a los homúnculos es interesante.

Lo peor

Las reacciones de algunos personajes son demasiado exageradas. No se aprovecha el potencial para causar terror que posee la historia.

Y además