Crítica de Instintos Ocultos - La ciencia ficción ambigua que reina en Prime Video

Instintos ocultos (Voyagers)

Instintos ocultos (Voyagers) es una interesante y problemáticamente ambigua película de ciencia ficción que ya se puede ver en Amazon Prime Video

Decía Ursula K. Le Guin que la ciencia ficción es una inmensa metáfora. No es algo menor, sino que «significa experimentar con la imaginación, responder preguntas que no tienen respuesta; implica cosas muy profundas, que cada viaje es irreversible». En ese sentido, en el sentido de Ursula K. Le Guin, Instintos ocultos es una interesante historia de ciencia ficción.

A simple vista, sin profundizar en ella todavía, solo refiriéndonos a lo meramente superficial, diríamos que lo peor que tiene esta película está fuera de la propia película: la traducción del título. Voyagers (original) pasa a ser Instintos ocultos en castellano, en un claro caso de interpretación frívola y somera de lo que acontece.

Instintos ocultos es una película distribuida por Lionsgate que está disponible en Amazon Prime Video —de hecho, está convirtiéndose en un éxito dentro de la plataforma—. Su director es Neil Burger, conocido por haber dirigido en el pasado El Ilusionista (2006), Sin Límites (2011) o la primera película de la saga Divergente (2014).

En esta ocasión, con un guion y una producción propias, Neil Burger se sumerge —y lo hace con nosotros, de paso— en la ya más que mencionada historia cifi de supervivencia de la especie para hablarnos de todo y de nada al mismo tiempo, interesándonos por lo metafórico para borrar de un plumazo ese esfuerzo narrativo y deleitar al espectador más impaciente.

¡Os dejamos por aquí el tráiler de Instintos ocultos y nos ponemos a analizarla!

VIDEO

Tráiler de Instintos ocultos (2021)

Estamos en la década de 2060. El planeta Tierra ha alcanzado unos límites que ya se pueden considerar como «daños irreversibles». Los científicos de nuestro mundo se afanan en buscar una alternativa más allá de las estrellas, en el abismo insondable de la galaxia, con el único fin de abandonar esta bola de agua y tierra y mandarnos a un nuevo hábitat.

La idea es enviar únicamente a treinta niños (15 hombres y 15 mujeres) a ese nuevo mundo. Educados lejos de la sociedad, drogados con un líquido azul para reducir sus impulsos y su deseo sexual y liderados por un adulto (Colin Farrell) se lanzan a la aventura. 

Pero todo cambiará cuando comiencen a descubrir la verdad sobre «el plan» y cuando los primeros compases de la adolescencia afloren en esa nave.

Póster de Instintos ocultos (Voyagers).

No sabríamos exactamente cómo encajar Instintos ocultos, a excepción de la casilla de ciencia ficción. Estamos delante de un filme ambiguo y creemos que captura esa ambigüedad de manera inconsciente, involuntaria.

Por un lado, parece esforzarse en plantear su narrativa con conceptos y cuestiones profundas y existenciales, tratando de explorar el alma humana y los malévolos resquicios que se cuelan en ella, forzándonos —de alguna manera— a hacer introspección y comprender qué hay tras los malos actos, que no nos son ajenos.

Estamos delante del clásico ejercicio de El señor de las moscas, de William Golding. En la nave de Voyagers se nos habla sobre la maldad que habita en nosotros, pero también nos ofrece una perspectiva sociopolítica de la evolución humana y de su paso por el mundo.

Nos habla de la importancia de la democracia, de lo fundamental que es la libertad individual, del bien común, de los peligros del totalitarismo, de cómo el miedo es la forma más sencilla y práctica de controlar a la población. ¡Incluso le da tiempo a referenciar a Nietzsche y la muerte de Dios!

Sin embargo, todo el trabajo que hace esta película que puedes ver en Amazon Prime Video para destacar esa amalgama temática primordial dentro de la propia narrativa es sustituida de golpe y porrazo por uno de los grandes males de la ciencia ficción contemporánea: la acción.

Una película que parecía profunda y llegaba a interesarnos con clichés filosóficos e interpretaciones reconocibles se convierte entonces, pasado por el filtro del manual del blockbuster, en una especie de survival horror mediocre e insulso.

Un festival de secuencias con cámara en mano, corriendo de un lado para otro, para acabar de la manera más acelerada y presurosa posible una historia que estaba llena de significado, y cuyo significante lo devoró sin compasión en beneficio del producto de masas.

Y es una verdadera lástima porque, si tenemos en cuenta que en casi todos los apartados la película no brilla ni sobresale, descompensar la narrativa de esa manera, desvirtuarla incluso, nos dejó un regusto terriblemente amargo al término del filme, cuando en realidad estuvimos disfrutándola en gran medida todo su metraje.

Fotograma de Instintos ocultos (Voyagers).

Ni la música de Trevor Gurekis, ni la dirección de fotografía de Enrique Chediak, ni la dirección de Neil Burger, ni las interpretaciones de Tye Sheridan, Lily-Rose Depp y Fionn Whitehead. Todo es aséptico y anodino, todo es blanco y frío, carente de latido, exento de filiación.

Esto sucede en los 108 minutos que dura Instintos ocultos y, aun así, consideramos suficiente el planteamiento temático dentro de la narrativa para suscitar en el espectador una cantidad impenetrable de cuestiones. Una lástima que abandonaran de esa manera la aleación de interpelaciones objetivas.

Quizá Ursula K. Le Guin tuviera razón. Quizá en esa inmensa metáfora que es la ciencia ficción —y también en Instintos ocultos— experimentamos con la imaginación y respondemos preguntas profundas. Quizá «cada viaje es irreversible», como este viaje de Neil Burger desde lo profundo e interesante hasta lo superficial y banal.

Prueba gratis Amazon Prime Video

Prueba gratis Amazon Prime Video

Ya puedes probar gratis durante un mes y sin compromiso de permanencia Amazon Prime Video. En esta plataforma puedes ver series como American Gods, Hanna y Jack Ryan, además de cientos de películas en exclusiva.

Pruébalo gratis

Y tú, ¿has visto Instintos ocultos en Amazon Prime Video? ¿Le darás una oportunidad a esta interesante película de ciencia ficción? ¡Déjanos un comentario con tu opinión si ya la has visto o si tienes pensado hacerlo próximamente!

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Instintos ocultos (Voyagers) es un interesante ejercicio metafórico de filosofía, existencialismo y sociopolítica en una historia de ciencia ficción. Algo así como 'El Señor de las Moscas', pero con naves espaciales. Lástima que su falta de identidad y su elección de la acción como motor del clímax tapen todas esas virtudes temáticas.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Las cuestiones filosóficas, existenciales y sociopolíticas que introduce dentro de la narrativa.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Es un filme aséptico, blanco y carente de personalidad. Busca la acción sin necesitarla y ahoga sus virtudes con el manual del blockbuster.
Hobby

60

Aceptable

Y además