Maldita
Análisis

Crítica de Maldita (Cursed), la serie de Netflix que reinventa el mito artúrico

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de Maldita (Cursed), la serie de Netflix que reinventa el mito artúrico en base a la novela de Frank Miller y Tom Wheeler con Katherine Langford como Nimue.

Tras su paso por la serie Por trece razones dando vida a Hannah Baker, la actriz australiana Katherine Langford regresa a Netflix con algo completamente diferente: Maldita (Cursed).

Se trata de la adaptación de la novela escrita por Tom Wheeler e ilustrada por Frank Miller a quienes hemos tenido el placer de entrevistar, en la cual reinventan el mito artúrico llevándonos a conocer a la joven Nimue llamada a convertirse en la Dama del Lago y guardiana de Excalibur, la espada mágica que guarda la vida de quien la porta, si bien también puede llegar a corromperlo.

Nimue creció siendo una marginada tras haber sido atacada y marcada por un ser demoniaco. Su conexión con la magia oscura la convirtió en alguien temible para su pueblo druida de los Celestes, una de las castas de los Inefables, que se ocultan en los bosques.

Junto con su mejor amiga Pym, Nimue sueña con escapar a un lugar donde no sea juzgada por su pasado y por las profundas marcas de su espalda.

El punto de inflexión en su vida lo marcará el día en que su aldea es asaltada brutalmente por los Paladines Rojos, y el destino de Nimue se vea alterado para siempre. Antes de morir, su madre le designará la misión de entregarle una antigua espada a un hechicero legendario llamado Merlín el Encantador, convirtiéndose en la única esperanza de su pueblo y asumiendo el rol de Reina Fey.

Festejando la diversidad

Maldita es un relato de épica fantástica en el cual se busca un punto de vista, como decíamos, novedoso o como poco distinto. Tengamos en cuenta que las novelas de caballerías suelen tomar como referente a un protagonista masculino, el héroe, que debe emprender un camino iniciático que comprende tanto pruebas físicas como la superación de barreras personales para lograr el perfeccionamiento que le lleve a "ser digno" y por tanto a guardar su honra por encima de todo. Este rol lo adopta el joven Arturo al que nos presentan en la serie, pero como personaje secundario.

La serie comparte con las leyendas de las que bebe la adoración a la naturaleza, la personificación de la muerte y los objetos mágicos pero es también muy contemporánea si nos atenemos a la ruptura de ciertos códigos estrictos y comunes a estos relatos como la idealización de la dama o la "guerra sagrada". 

No solo tenemos una mayor apertura étnica y sexual sino que además los grandes villanos son los cristianos, todo un salto de tirabuzón. Así, tenemos a una joven protagonista femenina (Katherine Langford nos explicó la importancia de este giro) antes de la aparición del Rey Arturo y sus Caballeros de la Tabla Redonda y está rodeada de seres mágicos con distintas cualidades y aspectos: todo el espectro étnico está representado en Maldita. En este sentido es bastante rompedora dinamitando estereotipos a cada paso. De ello nos habló el actor Devon Terrell, que da vida a un Arturo muy distinto al de otras versiones previas.

A pesar de que no es necesario conocer ni haber estudiado la abundante literatura y cinematografía de índole artúrica sí que unas nociones harán mucho más interesante el visionado, sobre todo si tenemos en cuenta que solo conocemos la identidad de ciertos personajes al final de la temporada a modo de sorpresa de cara al futuro.

Estamos ante diez episodios que rondan la hora de duración y en los que pasan muchas cosas: Maldita no es una serie aburrida en absoluto pero sí algo densa en lo que a su mitología se refiere porque no deja de introducir figuras, nombres y conceptos que quizás habrían requerido alguna explicación adicional.

Un mundo de ensueño

Una de las mayores fortalezas de la serie es su ambientación, muy lograda y además enriquecida con pasajes animados que sirven de transición entre secuencias y que casan a la perfección con el espíritu de la serie. También podemos señalar como positivos los estallidos de magia, más excéntricos y definitivamente, la salsa que salpica el relato: de ello nos habló Gustaf Skarsgard que interpreta a Merlín en Maldita.

A su favor, la ambición de la producción con unas localizaciones de ensueño y un esfuerzo manifiesto por crear ambientaciones mágicas e inspiradoras (ojo a las referencias de obras prerrafaelitas en lo que se refiere a diseño artístico, vestuario, peluquería y textura de la imagen); en su contra algunas secuencias en las que el CGI o los prostéticos no terminan de estar a la altura, restándole verosimilitud a lo narrado. Y, sobre todo, las secuencias de acción, multitudinarias pero bastante torpes. Incluso Langford habría requerido algo más de entrenamiento para blandir la espada de forma más ágil.

¿Un crossover con The Witcher?

Cuando veáis Maldita muchos os daréis cuenta de que tiene bastantes similitudes con The Witcher, aunque el tono sea muy distinto, pero no nos hemos vuelto locos y os contamos por qué pensamos que un crossover podría suceder.

Maldita no cuenta con el mismo sentido del humor o la socarronería propias de un personaje como el de El Brujo, pero las novelas en las que se basa la serie escritas por Andrzej Sapkowski no solo hacen alusión al mito artúrico sino que incluso recuperan a algunos de sus personajes. El último libro de la Saga del Brujo de hecho se titula "La Dama del Lago" y muestra a la pequeña Nimue interesada por la historia de Geralt y Cirilla, lo que la lleva a la escuela de hechicería de Aretusa.

Dejamos ahí apuntada la idea, porque resulta de lo más sugerente y podría ser un guiño curioso en algún momento. O a lo mejor sí que nos hemos vuelto un poco locos... pero, al fin y al cabo, ambas series están bajo el paraguas de Netflix, ¿no?

Valoración

Entretenida y curiosona, esta reinvención del mito artúrico introduce nuevos temas y se guarda información sobre personajes clave hasta el final dejando abierta una más que probable segunda temporada. Puede resultar una buena herramienta para acercar a los jóvenes a la literatura y en concreto a las leyendas celtas y la novela medieval.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

La nueva versión del mito artúrico y algunos componentes del casting como la protagonista, Katherine Langford, Gustaf Skarsgard o Peter Mullan.

Lo peor

En general las secuencias de acción son algo torpes tanto en su planificación como en su ejecución y hay un exceso notable de CGI poco pulido.

Y además