Mowgli - Netflix
Análisis

Crítica de Mowgli: La leyenda de la Selva, pronto en Netflix

Por Javier Cazallas

El próximo 7 de diciembre aterriza en Netflix la nueva adaptación de El libro de la Selva. Christian Bale, Benedict Cumberbatch, Cate Blanchett y Andy Serkins acompañan al joven Rohan Chand en el reparto de Mowgli: La leyenda de la selva.

Raras veces las películas coproducidas por Netflix generan tanta expectación como ha sido el caso de Mowgli: La leyenda de la selva. La nueva adaptación que trae Warner Bros del libro de Rudyard Kipling con Andy Serkins (El Señor de los Anillos: Las dos torres) en labores de dirección ha ido poco a poco ganándose un hueco entre las películas más esperadas del último mes de 2018. El próximo viernes 7 de diciembre aterriza en Netflix, por fin. Pero vamos a aprovechar que ya la hemos visto para contaros nuestras impresiones de este proyecto.

Tras la adaptación en 2016 por parte de Disney de su clásico con El libro de la selva, el listón para una adaptación en imagen real de la historia de Mowgli estaba considerablemente alto. Pero Warner Bros llevaba tiempo trabajando en este proyecto que, pese a sus idas y venidas, seguía avanzando y no iban a cejar en su empeño de sacarlo adelante. Tras varias opciones en las tareas de dirección, entre las que estuvieron Ron Howard y Alejandro González Iñárritu, finalmente fue Andy Serkins quien se hizo cargo del timón. Veamos el resultado de Mowgli: La leyenda de la selva.

No seas salvaje y hazte con tu ejemplar de El libro de la selva

Un reparto de altura

Interpretar a personajes tan arraigados en la cultura popular de varias generaciones no es moco de pavo. Mowgli: La leyenda de la selva suma el plus de que varios personajes son animales generados por ordenador. Por ello, varios actores reconocidos mundialmente se han sumado al elenco para dar un extra de calidad a la película. A parte de dirigir la cinta, Andy Serkins da vida a Baloo, aunque en esta versión más fiel al libro, Baloo no se limitará a "buscar lo más vital". Será mucho más serio que su versión animada más conocida.

Bagheera está encarnado por Christian Bale (Batman Begins). La captación facial en el rostro de la entrañable pantera es impresionante. Cate Blanchett (El Señor de los anillos: La comunidad del anillo) presta su voz a Kaa, la enorme y enigmática pitón que hará las veces de narradora de la historia. Cierra el elenco estelar Benedict Cumberbatch (Sherlock), que da vida a Shere Khan, el maquiavélico tigre que es el antagonista de la historia. Todos ellos acompañan a un jovencísimo Rohan Chand que borda el papel de un Mowgli marginado por casi todos.

Un espectáculo visual

Podríamos decir que casi da pena que Mowgli: La leyenda de la selva no vaya a estrenarse en salas. Su espectacularidad es sin lugar a dudas el punto fuerte de esta película de Netflix. Los cuidados escenarios selváticos son un regalo para la vista e invitan a trasladarnos a la India para acompañar a los protagonistas entre muchos peligros. Algunos planos aéreos suponen un trabajo de fotografía excepcional, apoyado en todo momento por la fuerza, hoy en día casi imprescindible de la creación digital.

Mowgli: Legend of the jungle

Los personajes animales (vamos, casi todos) tienen una creación muy elaborada y, pese a haber mantenido la captación de movimiento para recrear las caras, no han perdido ni un ápice de la ferocidad que tienen que tener. Como hemos dicho, solamente hay que ver los rostros de Baloo o Bagheera para ser conscientes del trabajo. Pero ya si nos vamos a Shere Khan y le comparamos con Cumberbatch... bueno, le falta la capa para ser el Doctor Strange en versión felina.

Una historia familiar, y a la vez oscura

Lo mejor que tiene Mowgli: La leyenda de la selva es a la vez uno de sus puntos negativos. Es una historia que conocemos todos, pero que recordamos mucho más bailonga e infantil. Si alguien espera que Baloo se ponga a bailar gozoso y a rascarse contra un árbol que cierre al salir, porque no va a pasar. La historia de esta versión de El libro de la selva es mucho más oscura y, hasta cierto punto, realista (todo lo que puede ser una historia de estas características).

Mowgli: Legend of the jungle

Sin embargo, pese a esa oscuridad en la narración, sigue siendo una historia de lo más adecuada para casi todos los públicos. No nos grabará canciones en el subconsciente para toda la vida, pero nos dejará varios de los importantes mensajes que se destilaban de los cuentos de Rudyard Kipling. Tolerancia, integración, equilibrio, y respeto por la naturaleza. Aunque no son nuestros personajes animados de siempre, se les coge cariño muy rápidamente, especialmente a Bagheera.

Si queréis revivir algunos pasajes de vuestra niñez viendo los clásicos revivir, Mowgli: La leyenda de la selva es una muy buena opción de hacerlo. Recordaréis a personajes mucho antes de que su nombre aparezca en pantalla y disfrutaréis con los cambios con respecto a la historia que estamos acostumbrados a recordar por las cintas de Disney.

Mowgli: Legend of the jungle

Netflix tiene un historial extraño en lo que a películas se refiere, pero con Mowgli: La leyenda de la selva, ha atinado sin dudas. Muy recomendable y llevadera. No se os hará pesada y disfrutaréis visualmente de casi dos horas de acción y joyitas visuales.

Valoración

Una maravilla visual acompañada por la voz de grandes actores y una interpretación impecable del joven Rohan Chand. Se toman algunas licencias, a pesar de que la historia es más fiel que la comunmente conocida.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Los efectos visuales son impresionantes. La interpretación de Rohan Chand.

Lo peor

La historia se desvía ligeramente de la que conocemos de otras películas, aunque guarda más fidelidad al libro.