Pesadillas 2: Noche de Halloween
Análisis

Crítica de la película Pesadillas 2: Noche de Halloween, con más Slappy

Por Raquel Hernández Luján

Pesadillas 2: Noche de Halloween es una película pensada para que los niños disfruten de un terror inofensivo y entretenido. Está dirigida por Ari Sandel y protagonizada por Madison Iseman, Jeremy Ray Taylor, Caleel Harris... y Slappy, a quien dobla Santiago Segura. Llega a los cines el 26 de octubre.

Han pasado tres años desde que aterrizó en la cartelera española Pesadillas, una película bastante modesta pero muy funcional, en la que nos presentaron a un RL Stine interpretado por Jack Black y a un muñeco de ventrílocuo llamado Slappy memorable.

Consigue la primera película Pesadillas en Blu-Ray

La segunda película, Pesadillas 2: Noche de Halloween, cambia bastante la fórmula reservándose a Black para el final y dejando la función al siniestro Slappy, cuyo fin es el que reine Halloween durante todo el año. Contiene menos referencias literarias, pero sigue siendo un digno entretenimiento de terror light apto para toda la familia.

Ya sabíamos que esta película de terror familiar se centraría en la venganza de Slappy (de hecho se barajó ese mismo título para la secuela: "La venganza de Slappy"), pero lo que no sabíamos es que este robaescenas nos iba a hacer tanta gracia en esta ocasión, mucha más que la que hacen sus compañeros de reparto humanos, que no solo tienen que defender unas líneas de guión de telefilm sino que además no desprenden un especial carisma.

¿Quieres disfraces baratos para Halloween basados en series y películas? Toma nota

En la película, Sonny y Sam, dos jóvenes inadaptados, se introducen en la casa abandonada de Stine, donde descubren un cofre en el que se oculta una novela en blanco. Cuando la abren, aparece el muñeco, que pronto cobra vida y comienza a hacer de las suyas. Por supuesto, tiene un macabro plan que pasa por hacer realidad la noche de Halloween: quiere que reine el caos con hombres lobo, brujas, arañas y momias deambulando por las calles y sembrando la discordia entre los humanos, que solo pueden huir asustados a ponerse a salvo.

Será tarea de Sam, Sonny y su hermana Sarah devolver la ciudad a la normalidad, confinando a todas las criaturas al lugar que les corresponde: las novelas de terror de Stine. Pero Slappy ya ha aprendido la lección y se guarda un as en la manga que jugará en el último momento...

De nuevo, como sucediera hace tres años, en esta película conviven los efectos especiales digitales con los tradicionales: disfraces, posticería y efectos artesanos y en ambos casos funcionan razonablemente bien. Es más, tienen un encanto especial. Gracias al CGI, podemos disfrutar de la divertidísima secuencia de los ositos de goma poseídos y el apartado de FX más convencionales también tiene su gracia cuando vemos los típicos disfraces de Halloween "cobrar vida".

No se puede achacar a Pesadillas 2: Noche de Halloween que no cumpla con su objetivo de entretener a toda la familia: es, de hecho, una película eficiente, aunque no especialmente brillante u original. Tiene un mensaje positivo, eso sí, acerca de enfrentarse a retos y de lo necesario que es pasar miedo para poder afrontarlos, así que tiene también una parte reconfortante para quienes lleven al cine a los peques de la casa.

En resumidas cuentas, es una película sencilla, simpática, sin mayores pretensiones, que busca su nicho de mercado en las fechas que corresponden. Habrá quien la tilde de oportunista, pero en realidad es lo que toca en estas fechas.

¿Podría ser mejor? Eso seguro: los mismos errores que achacamos a la primera están presentes en esta nueva película de Halloween: tramas secundarias que no hacen sino alargar el metraje, una historia un tanto deslabazada en la que lo importante es el espíritu aventurero en una huida hacia adelante... pero también convive con grandes aciertos, como mostrar a nuestros monstruos y criaturas halloweenianas favoritas conviviendo y asustando a los mortales: desde el jinete sin cabeza hasta el yeti que ya vimos en la primera cinta.

La traducción deja bastante que desear, con alguna expresión que os dejará sentados de culo como "la que has liao, pollito" y el infame doblaje de Mr. Chu, un personaje adorable, además de diálogos átonos, sin ritmo alguno. Así pues, nuestra recomendación es que la veáis en versión original si podéis, aunque entonces os perderéis el doblaje de Santiago Segura de Slappy... Hay que elegir... Sea como fuere, no hace honor a su título, así que podéis estar tranquilos respecto a la gente menuda: no es una peli que dé miedo, sino que es apta para todos los públicos y bastante divertida.

Valoración

Si buscas un pasatiempo familiar entretenido para Halloween, el segundo episodio de Pesadillas te permitirá satisfacer las ansias de sustillos que los peques demandan. Y no, no tendrán pesadillas.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

¡Mr. Chu! Además tiene genialidades como los ositos de goma poseídos o los artículos de supermercado que se convierten en criaturas halloweenianas.

Lo peor

A los diálogos les falta chispa y humor y a los jóvenes protagonistas, carisma. Hay tramas que no van a ninguna parte, como el desamor de Sarah.