Crítica de Los perdonados, un sofocante thriller psicológico que te hará pensar durante y después de verla

Los perdonados

Crítica de Los perdonados (The Forgiven), el nuevo thriller de John Michael McDonagh con Ralph Fiennes y Jessica Chastain como una pareja de turistas en Marruecos que provocan un trágico accidente que cambiará sus vidas. Estreno el 29 de julio de 2022.

En mitad de un verano sofocante, Universal nos invita a la cordillera del Atlas en Marruecos en Los perdonados, la última película del director londinense John Michael McDonagh (El Irlandés, Calvary) que tuvo su premiere el verano pasado, pero llega este viernes 29 de julio a las carteleras españolas.

Por fortuna para la pareja de blancos protagonistas, pasarán el fin de semana rodeados de todo lujo en la villa de un acaudalado amigo, refrescándose en la piscina por el día y bebiendo sin freno por la noche. O ese era su plan, al menos, porque las cosas se torcerán irremediablemente a su llegada.

VIDEO

Tráiler en español de Los perdonados, con Jessica Chastain y Ralph Fiennes

¿Cuánto vale una vida humana?

Ralph Fiennes y Jessica Chastain protagonizan Los perdonados, adaptación de un best-seller de Lawrence Osborne, un thriller que te atrapará desde la primera escena hasta el final y a cuyos protagonistas te encantará odiar… pero, al mismo tiempo, te forzará a preguntarte qué harías o dirías tú en la misma situación. Y es posible que la respuesta no te guste…

El punto de partida, que ocurre en los primeros cinco minutos, es un fatal accidente en el que la pareja atropella a un adolescente marroquí en su camino hacia la villa. A pesar de sus intentos de ocultar toda prueba y sobornar a la policía, la verdad llega a oídos de la familia del chico, que decide solucionar las cosas a su manera.

El personaje de Ralph Fiennes (un prestigioso oncólogo con una anécdota que redondea su caracterización), el que conducía, actúa con una indiferencia que indigna y repulsa desde la butaca, ejerciendo su privilegio de turista occidental rico que se rige por una lógica deshumanizante: el chico era un don nadie y eso les da el derecho de eludir toda responsabilidad poniendo un océano de distancia.

Los discos duros externos más vendidos en Amazon España

Los discos duros externos más vendidos en Amazon España

Estos son los discos duros externos que más éxito tienen en Amazon España en distintas capacidades de almacenamiento.

Ver listado

Pero lo realmente perturbador es lo fácil que nos resulta juzgarlos también desde la comodidad de la butaca. ¿Qué derecho tenemos? ¿Cómo actuaríamos nosotros en una situación similar? 

Al poco de ocurrir el accidente, el personaje de Fiennes debe enfrentarse a una decisión transcendental frente al padre del chico. Como espectadores racionales, todos decidimos ponernos de parte del más vulnerable, de la víctima, reclamando justicia con todo el derecho del mundo. 

Pero como espectadores occidentales (probablemente si estás leyendo esto), la tendencia natural y lógica, por mucho que nos resistamos, es que nos identifiquemos antes el turista blanco que ha tenido un desafortunado accidente en suelo extranjero. Y créenos que no te gustaría estar en sus (caros) zapatos.

Los perdonados

Culturas, identidades, ¿y éticas opuestas?

El choque entre identidades opuestas (un arrogante y acaudalado turista occidental y un padre bereber que vive en la pobreza absoluta excavando y vendiendo fósiles) es el tema central de la película.

Que el autor del libro que da pie a la película, el periodista Lawrence Osborne, haya vivido como nómada en México, Marruecos, Tailandia o Estambul, le convierte en una voz autorizada para retar al espectador a emprender un viaje similar al de Fiennes, sumergirse en una cultura y forma de vida casi inimaginable sin la distancia y seguridad del turista que la ve desde fuera.

Es un viaje que pasa por reevaluar nuestras concepciones más básicas y nuestros valores morales, y al final también conlleva replantearse nuestra propia humanidad.

Sí, sé que esto suena a pestiño moralista, pero nada más lejos de la realidad. La evolución de Fiennes siempre resulta creíble y la película en ningún momento es condescendiente con ninguna de las partes implicadas, cuando en manos más torpes podría haber caído fácilmente en la complacencia y el melodrama.

Además, tiene un contrapunto dramático en el personaje de Jessica Chastain, cuya reacción inicial a la tragedia resulta algo más empática para quien la ve desde fuera, pero que está tan contaminada de arrogancia como su marido, solo que de forma distinta.

Chastain tiene un arco de personaje que actúa como la otra pieza de un engranaje que, al girar en la dirección opuesta, mueve el motor temático de la película. Ésta es quizás la parte más difusa, que no floja, de la película, y no estoy seguro de que el paralelismo inverso que creo que intentan hacer sea del todo apropiado. 

 

Aunque tiene sentido en la lógica de la película, esta búsqueda de simetría queda algo forzada en una película que, por otro lado y a pesar de ser plenamente consciente de sus intenciones, casi nunca resulta construida sino natural.

De todas formas, esta trama sin duda enriquece la película, que se sentiría incompleta sin ella, y todo lo que decíamos de Fiennes (¿qué haríamos nosotros en una situación así?) se puede aplicar al personaje de Chastain, con perspectivas no menos incómodas.

Matt Smith, Caleb Landry Jones, Abbey Lee, Christopher Abbot e Ismael Kanater completan un reparto de secundarios algo accesorio.

Destacamos, por razones obvias, las interpretaciones de Fiennes y Chastain, que si no parecen particularmente memorables es precisamente porque deben mantener una fachada aparentemente calmada para aplacar el tormento en su interior (y absolutamente lo consiguen).

Los perdonados, un thriller provocador y amargo

Los perdonados es un drama absorbente del que resulta imposible desviar la atención un minuto, aunque recalcamos que es un thriller psicológico, y quizás decepciona a quien busque algo con giros más “radicales” y más acción.

Aunque quizás esperar eso mismo forme parte de los prejuicios que la película de McDonagh y la historia de Osborne hábilmente desmontan. La película es más provocadora cuando sus personajes, empujados al borde del precipicio por una situación límite, se desnudan psicológicamente y muestran sus verdaderos colores. Y no solo hablamos de Fiennes y Chastain...

Supongo que la película se podría resumir en una pregunta: "¿Merecen ser perdonados?". La respuesta requiere una reflexión sobre el valor de la vida humana, pero subrayo: no es una película moralizante, sino amarga, muy amarga, que te hará pensar durante todo el visionado y cuyo sorprendente final mejora tras una posterior reflexión.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Los perdonados es un thriller pesimista y que incomoda ver, aunque no puedas desviar la mirada. Sus conflictos, que no son pocos, se desarrollan casi siempre en la psique de los protagonistas Ralph Fiennes y Jessica Chastain, empujados por una situación límite a reevaluar sus valores y su propia humanidad... y con ellos, también nosotros.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La evolución de los personajes, lenta y verosímil, con grandes interpretaciones de Fiennes y Chastain. Sus dilemas éticos sin caer en lo moralizante.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El personaje de Chastain parece algo desviado del tema central de la película y sus aparente función como "la otra cara de la moneda" es algo forzada.
Hobby

82

Muy bueno

Y además