Crítica de La plataforma (The Rig): ciencia ficción de Prime Video que lucha por mantenerse a flote

La plataforma The Rig

Crítica La plataforma (The Rig), la serie de Prime Video creada por David Macpherson. Una nueva producción británica de misterio sobrenatural que nos llevará hasta las aguas del Mar del Norte. El estreno de La plataforma en Amazon Prime Video España es el 6 de enero de 2023.

Amazon Prime Video se ha zambullido en las aguas del Mar del Norte para traernos el estreno de La plataforma (The Rig), su nueva serie de misterio sobrenatural protagonizada por Iain Glen (Jorah Mormont en Juego de Tronos).

La plataforma petrolífera de Kinloch Bravo, una creación inspirada en las más de 180 plataformas que extraen petróleo del Mar del Norte en Noruega y Reino Unido, no pasa por su mejor momento.

VIDEO

Los estrenos de cine más esperados de 2023: 12 meses, 12 pelis

Con la concienciación y los tratados medioambientales, sumados a una explotación descontrolada, la organización dueña de la plataforma, Pictor Energy, está aparentemente en una situación económica límite. Aunque esa, desde luego, no será su mayor preocupación.

La tripulación dirigida por Magnus (Iain Glen) está a punto de regresar a tierra para su merecido descanso cuando una espesa niebla provoca una reacción en cadena en la que pasarán de estar aislados de toda comunicación a ser los rehenes de un poder sobrenatural inesperado.

David Macpherson, su creador y guionista, ha trasladado su infancia y su fascinación por las plataformas petrolíferas y los extraños acontecimientos que su padre, constructor de las mismas, le contaba al regresar a tierra en una serie de seis capítulos de algo más de 50 minutos de duración.

Una fascinación bastante particular, todo sea dicho. Estos colosos erigidos en medio del mar tienen mucho que ofrecer en el plano cinematográfico: claustrofobia o talasofobia son las recurrentes, pero Macpherson ha optado por una ciencia ficción bastante simplista centrada en unas "esporas" del fondo marino poco emocionantes.

Un mar de miedos... y de dudas en Prime Video

The Rig centra todos sus esfuerzos en el componente humano de Pictor Energy. Las relaciones entre la tripulación serán el vehículo con el que despertará toda la trama y el que alimentará o destruirá la lealtad de sus componentes.

Sus personajes juegan a un tira y afloja en la jerarquía laboral presionando con volver a casa para ver a sus familias. El espíritu familiar de la tripulación, su apoyo aparentemente incondicional, queda patente en el episodio piloto; a partir de ahí la cosa se desmadra.

Baz (Calvin Demba) ha sido relegado de su vuelta a casa por Fulmer (Martin Compston) por razones aparentemente operativas, pero la relación del segundo con la directiva solo consigue alimentar más el descontento del resto de sus compañeros. ¿Favoritismos? Que se lo digan a Rose, la persona a cargo puesta por la Pictor que mantiene una relación con él.

La plataforma The Rig

Todos sus problemas quedarán opacados literalmente por una densa niebla que va seguida de unos temblores absolutamente inesperados que zarandean ruidosamente la inmensa mole.

Empezarán a encenderse un montón de alarmas y luces rojas en los monitores de control. Ya sabéis, no hace falta ser expertos en nada: cuando una luz roja se enciende, las cosas no van bien. Y en La plataforma las cosas van terriblemente mal porque hay cientos de incendios.

El giro sobrenatural no se hará mucho de rogar y Baz caerá desde el punto más alto de la plataforma. Hutton (Owen Teale, también de Juego de Tronos), perro viejo en la industria, se pondrá histérico con la más que probable muerte de su compañero mientras el resto intenta descubrir qué oculta la niebla.

Su evolución, para beneficio, pero también perjuicio de sus compañeros, es extrañamente positiva. Nadie sobreviviría a una caída de esa altura, pero hay algo en Baz que ha cambiado. Comienza a comportarse de forma errática, asegurando que hay "algo" dentro de él.

A partir de aquí, los personajes comienzan a enfrentarse de formas exacerbadas, con reacciones histriónicamente pasionales como si de una telenovela se tratase. 

Dos escenas después y tras la pérdida de algunos de esos compañeros, esos sentimientos se volverán superficiales y saludarán a la parca mientras se pasea por sus camarotes con la más absoluta indiferencia.

Hutton, por ejemplo, se vuelve arbitrariamente contrario a la naturaleza del personaje que nos muestran en los dos primeros capítulos. Su personaje es el principal disruptor del grupo: un arquetipo necesario, pero desdibujado con el paso de los minutos.

Desde Amazon Prime Video prometen que la serie de God of War será muy fiel al videojuego

God of War 2018

Su objetivo es cuestionar la autoridad a bordo, enfrentar a sus compañeros contra el poder que bloquea su regreso a casa. Esa es la teoría. En la práctica termina dejándose llevar por un desconocido que acaba de llegar para traicionar a los mismos compañeros por los que enloquecía en su defensa.

Pronto descubrirán la existencia de unas esporas que parecen formas de vida con millones de años de antigüedad que han despertado recientemente en el fondo del océano. Esas esporas han tomado el control de Baz, pero el misterio de las lealtades cobrará un cariz maniqueísta sobre las intenciones bondadosas o malvadas de su portador.

Sin ánimos de destripar nada, con esa música tendremos que bailar hasta el final de sus capítulos: descubrir quién o qué es el bueno, y quién o qué es el malo. La misma lucha de bandos inicial, pero trasladada a un plano más ecológico.

La plataforma The Rig

El reparto hace un buen trabajo con las dudosas intenciones con las que pintan a sus personajes, la atmósfera y la fotografía nos trasladan a un escenario atractivo y el misterio tiene interés suficiente como para despertar algunas chispitas en los ánimos de los fans del género.

Aún así, los contras tiran demasiado hacia el fondo. La plataforma tiene poco que ofrecer como para colarse entre las series más esperadas del 2023.

La falta de dinamismo, las intenciones anárquicas de sus personajes y sus vaivenes emocionales, sumados a una banda sonora que se limita a acompañar las escenas, nos dejan con una serie de ciencia ficción y misterio poco estimulante que dudosamente retendremos en la memoria de los próximos meses.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

La plataforma (The Rig) tiene los ingredientes para plantar la semilla del misterio gracias a su reparto, pero el resultado final nos deja con un desarrollo de personajes deslavazado y un protagonista sobrenatural carente de emoción.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El reparto y la atmósfera mantienen los seis capítulos de la temporada.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La anarquía emocional de sus personajes y el poco dinamismo de la trama a mitad de temporada debilitan su resultado final.
Hobby

58

Regular

Y además