Réplicas Keanu Reeves
Análisis

Crítica de Réplicas, película de ciencia ficción de Keanu Reeves

Por Daniel Quesada

Keanu Reeves vuelve a la carga con una película de ciencia-ficción que aborda temas muy espinosos. Tan espinosos como el propio desarrollo de la película, como vamos a ver...

Keanu Reeves es todo un superviviente del cine. Después de haber vivido una etapa de gloria en su juventud y remontar con el fenómeno Matrix, pasó a un segundo plano durante varios años, del que supo resurgir gracias a John Wick. Pero claro, en todo este tiempo también ha dado más de un paso falso, como es Réplicas, esta película de ciencia ficción que ahora nos ocupa y que llegará directamente a las plataformas de vídeo bajo demanda (llegará el 26 de abril a Movistar+, Vodafone TV, iTunes, Google Play, Filmin y Rakuten TV), a pesar de haberse estrenado en 2018 en otros territorios.

Consigue la trilogía de Matrix en Blu-Ray

La historia de Réplicas nos presenta a Will Foster (Keanu Reeves), un 100tífico de una prestigiosa compañía biotecnológica con un ambicioso objetivo: lograr transfirir la consciencia y los recuerdos de un humano recientemente fallecido a otro cuerpo. Al principio, lo intenta llevando a cabo esa transferencia a un cuerpo robótico, pero cuando su mujer (Alice Eve, Star Trek: En la oscuridad) e hijos fallecen en un terrible accidente de coche, decide adelantar a marchas forzadas su investigación, clonándolos de forma clandestina y transfiriendo los recuerdos de esos cadáveres a esos clones.

A grandes rasgos, ese es el argumento de una película de ciencia-ficción que aborda ciertas materias que, desde luego, dan que pensar. ¿Sería moral clonar humanos en algún contexto? ¿Cómo nos sentiríamos si fuéramos "traspasados" a un cuerpo diferente? ¿Tenemos derecho a manipular los recuerdos de la gente con la excusa de ayudarlos a superar un trauma? Son ideas interesantes, pero por desgracia se planten de una manera tremendamente superficial en la película, sobre todo por parte de un protagonista que parece estar increíblemente cómodo tomando decisiones así de tajantes.

Réplicas - Keanu Reeves

Eso puede resultar algo inverosímil, pero lo que pasa totalmente esa barrera son los acontecimientos que tiene lugar en la película. Vale que estamos hablando de ciencia-ficción (una "cercana", porque se plantean ciertas tecnologías que bien podrían llegar en pocos años), pero resulta demasiado conveniente lo fácil que es para dos personas manipular conjuntos de maquinarias valoradas en millones de dólares y capaces de llenar un camión, en las que cualquier error de un segundo podría dar al traste con 17 días de gestación.

No queremos entrar en spoilers, pero los acontecimientos que tienen lugar a partir de esas gestaciones ahondan más en lo inverosímil de la situación, con situaciones como que Keanu Reeves "compile un algortimo" en un ratito capaz de hacer borrar cadenas de acontecimientos enteras en las mentes de las personas.

Réplicas - Keanu Reeves

Mientras que los dos primeros actos de Réplicas se centran en el aspecto más "científico" del asunto, el tercero cambia drásticamente y se convierte en una especie de película de aventuras y acción, con tiros de por medio. De nuevo, la precipitación de los acontecimientos juega en contra de la credibilidad del asunto.

No olvidamos que estamos ante una película de ciencia-ficción y en ese sentido mola ver a Keanu Reeves utilizando un dispositivo de realidad aumentada a lo Minority Report para gestionar los experimentos. Es verdad que se parece DEMASIADO a lo visto en la película de Tom Cruise, pero no deja de ser atractivo. El robot que vemos desde el principio de la película (que en este caso recuerda al de Yo, robot) también podría tener su gracia, pero lamentablemente los efectos especiales no están a la altura en las ocasiones en que se mueve.

Réplicas - Keanu Reeves

En definitiva, Réplicas es una película de ciencia ficción pequeña y bastante fallida, en la que el director Jeffrey Rachmanoff (guionista de El día de mañana) peca de ser demasiado superficial y autocomplaciente con unos ingredientes que podrían haber dado mucho más juego. Al menos, se ve a Keanu sonreir de vez en cuando. Eso tiene que valer algo.

Valoración

Algunas ideas que propone son interesantes, pero el conjunto está ejecutado con una simpleza y mediocridad que arruinan el conjunto. Todo está demasiado forzado.

Hobby

50

Regular

Lo mejor

Ver a Keanu Reeves haciendo gestos a lo Minority Report. Ciertas premisas de la película dan para reflexionar.

Lo peor

Los diálogos, los comportamientos y los acontecimientos son totalmente inverosímiles.