Scary Movie (2000)
Scary Movie ha cumplido este mes 20 años desde su estreno en España y... ¡Ya era hora de volver a hablar de ella!

Hay pocas películas tan hijas de su tiempo como Scary Movie (2000). Han pasado dos décadas desde que se estrenó esta cinta en los cines españoles. Veinte años. Y, aparte de sentirnos un poquito más viejos cuando lo escribimos o lo leemos, lo cierto es que la película no ha envejecido muy bien. O, probablemente, seamos nosotros los que hemos envejecido mal y veamos la cinta con los ojos del presente, acostumbrados a otro prototipo de comedia. Por eso digo que hay pocas películas tan hijas de su tiempo como esta.

Scary Movie es una película absurda. Si crees que esa descripción es peyorativa es porque te has tomado demasiado en serio lo que te cuentan. Si hay algo que hay que reconocerle a Keenen Ivory Wayans es que logró explotar el humor absurdo combinándolo con la parodia, el homenaje a las películas más exitosas del momento y la búsqueda constante del gag a toda costa. No importa el cómo, no importa el qué y no importa el por qué. Lo que importa es reírse por algo absurdo que no tiene ningún sentido y que incluso da un pelín de vergüenza. Y eso es lo que es esta película.

VIDEO

Tráiler oficial de Scary Movie (2000) en castellano

Esta primera película de la saga de Scary Movie abrió la puerta de este tipo de género paródico que luego se trasladó a otros títulos derivados de la propia franquicia como Casi 300 o Superhero Movie, aunque siempre se quedó la pionera como la saga central para los fans de este género tan de nicho. Porque te tiene que gustar. Y en su momento quizás fue un boom, por eso tiene tanto valor cinematográfico como reflejo de otros tiempos en el cine; pero hoy toca verla con los ojos del presente, con veinte años a las espaldas y examinando qué funciona y qué no después de todo.

20 años después, esta película se ve con otros ojos

Scary Movie, básicamente, es una parodia de Scream, la saga de Wes Craven de género slasher con un asesino en serie que va en busca de un grupo de chavales jóvenes. Precisamente, esta franquicia que cumple sus inicios 20 añazos en nuestro país tomó como referencia el éxito desmedido del cine de terror entre los adolescentes estadounidenses para seguir explotándolos en el cine de otra manera, con una perspectiva paródica y absurda que acabó convirtiéndose en un taquillazo sin precedentes con casi 300 millones de recaudación en todo el mundo. 100 más que Scream, paradójicamente.

Scary Movie (2000)

El truco de esta película fue básicamente ese: trasladar una serie de películas de terror adolescentes que lo habían petado recientemente (Scream, El sexto sentido) y convertirlas al ridículo, ofreciendo un espectáculo bochornoso de gags premeditados que van desde la quema de marihuana hasta un micropene, pasando por un asesino en serie patético, una chica cuyo padre no le permite tener relaciones sexuales con libertad y una mujer que ha decidido operarse los pechos y lleva silicona puesta.

Prueba Amazon Prime Video gratis durante un mes

Prueba Amazon Prime Video gratis durante un mes

El servicio de series y películas en streaming de Amazon te da la oportunidad de probarlo totalmente gratis durante 30 días.

Date de alta gratis

No nos malinterpretéis, ¿eh?. Esta película de comedia se ríe absolutamente de todo lo que pilla a su paso. Se ríe del negro estereotipado, del blanquito americano ridículo, de la joven adicta al sexo, de la que vive asustada por la educación de su padre. De todo. Si los chistes y los gags se ven de otra época es porque son de otra época. Y tenemos claro que, a día de hoy, sería impensable proponer una cinta como esta con el humor que tiene en su interior. Básicamente porque no llamaría la atención del público objetivo que tenía en un principio: los jóvenes.

Escena de Scary Movie (2000)

La película de Keenen Ivory Wayans tenemos a un grupo de adolescentes completamente estereotipados que se ven inmersos en un problemón que, a su vez, los lleva a vivir una desesperada persecución por parte de un asesino en serie que viste con una máscara un poquito creepy. Lo dicho: Scream con chistes, humor absurdo y escenas que dan vergüenza ajena y que, precisamente, están creadas y perfiladas para lograr todo eso.

"Sin piedad, sin vergüenza, sin secuela". Así se vendió la cinta en sus orígenes, a pesar de que la tercera regla se la fumigaron con la misma rapidez con la que se consolidó como un éxito taquillero. Y lo cierto es que piedad y vergüenza, la saga de Scary Movie, tiene muy poca. Todo es una amalgama de escenas totalmente absurdas, interpretaciones obscenas, parodias con un sentido narrativo estructurada y poquito más.

Consigue tres meses gratis de Amazon Music Unlimited

Consigue tres meses gratis de Amazon Music Unlimited

Este servicio de música en streaming incluye millones de canciones que puedes escuchar en cualquier dispositivo. Lo puedes probar gratis durante 90 días.

Consíguelo aquí

Puede que en aquella época, a principios del milenio, después del increíble final que tuvo el siglo anterior en materia cinematográfica, hubiera muy poquita oferta en taquilla y por eso se hizo un hueco esta comedia gamberra. Lo cierto es que, para muchos, ya fue una sorpresa que algo tan rocambolesco y barroco como este intento de comedia se alzara con tanta superioridad en el box office. Así que imaginad 20 años después, cuando esa sonrisa de hace dos décadas se ha convertido en una mueca de sorpresa y los gags dan más vergüenza que risa.

Póster de Scary Movie (2000)

Pero, como hemos dicho, hay que valorarla como hija de su tiempo. Scary Movie supuso el inicio de un movimiento cinematográfico, el de la proliferación de las spoof movies. Ni pretendía ser la comedia del siglo ni aspiraba a romper los moldes estadounidenses con una cinta de humor crítica y reflexiva. Pretendía ser exactamente lo que es: una película absurda que imita éxitos recientes para ganar mucha pasta en taquilla y hacer reír al personal del momento. ¿Lo consiguió? Por supuesto. Lo que vino después ya fue otra historia. Una historia bastante pobre, por cierto. Pero, seamos honestos: esta primera cinta no está del todo mal. Y tiene un ritmo alucinante. Y tú, ¿cómo recuerdas esta película?

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Scary Movie fue una película generacional que provocó una oleada de cintas paródicas que homenajeaban y se burlaban de películas exitosas y tiraban de humor absurdo para generar gags. Una cinta tan hija de su tiempo que no ha envejecido precisamente bien, aunque tiene un ritmo de la leche y se deja ver en menos de lo que tardas en reírte.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El uso de la parodia como recurso narrativo y lo pionera que se siente después de tantos años. El ritmo de la película se agradece.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Los chistes no han envejecido precisamente bien y a veces sientes un pelín de vergüenza. Es una película demasiado generacional.
Hobby

60

Aceptable

Y además