Súper empollonas
Análisis

Crítica de Súper empollonas, la primera película de Olivia Wilde

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de Súper empollonas, la primera película de Olivia Wilde, una comedia adolescente protagonizada por Kaitlyn Dever y Beanie Feldstein que se estrena el 26 de julio.

En pocas palabras: una comedia adolescente protagonizada por dos jóvenes nerds. Ya solo el concepto es para aplaudir, porque es una rara avis. Súper empollonas podría pasar sin pena ni gloria por una más, si no fuera por el hecho de que rompe un montón de clichés. Pasa por todos los lugares comunes a este género pero derivando hacia caminos imprevistos. Su mejor valor: patear en el culo los prejuicios de todo mundo porque nadie está exento de patinar alguna vez y nuestras protagonistas, desde luego, infalibles no son.

Aprovecha el periodo de prueba de Amazon Prime Video para disfrutar gratis de las mejores películas y series de la plataforma

La premisa inicial es que dos alumnas de brillante expediente se dan cuenta de que han sacrificado su vida social para conseguirlo y deciden desmelenarse por completo antes de la ceremonia de graduación. Amy y Molly llevan mucho tiempo renunciando a ir de fiesta para convertirse en alumnas modelo de modo que, ¿qué se han perdido?

Con la voluntad de recuperar el tiempo, decidirán vivir una noche de desenfreno absoluto: meter toda la diversión y experimentación posible de lo que se han perdido durante cuatro años en unas cuantas horas de sus vidas, lo que incluye reconocer lo que se han estado negando a sí mismas. 

Si Súper empollonas no es más divertida es porque asume el riesgo de calzar muchísimos mensajes relevantes que no tienen como única finalidad hacer reír al espectador: desde lo que atañe a la libertad sexual hasta lo lícito que es equivocarse para aprender, por no hablar de una magnífica relación de sororidad adolescente sustentada en la química que hay entre las dos protagonistas, las actrices Kaitlyn Dever y Beanie Feldstein.

A esta última la hemos visto recientemente en la divertidísima Lo que hacemos en las sombras, pero también os resultará familiar por Lady Bird, una cinta con la que ésta tiene muchas cosas en común, la mayor, el enfoque femenino de la relación de amistad central y los conceptos de fidelidad y apoyo entre amigas "pase lo que pase".

Casi salta como un resorte la comparación con Supersalidos (Superbad), pero lo que comparten como relato generacional no es tanto como lo que en ellas difiere respecto al enfoque de los personajes. Lo interesante de la película es que precisamente evita ser "la versión femenina de" para ser, simplemente algo distinto y más inclusivo.

El reparto además cuenta con un plantel de secundarios de lo más interesante en el que destacan Lisa Kudrow, Jessica Williams, Jason Sudeikis o Will Forte. Aunque la que roba el show es Billie Lourd con un excéntrico personaje desternillante.

Súper empollonas

El equipo de guionistas en el que destacan Susanna Fogel y Katie Silberman, consigue darle a la película un enfoque tierno y a la vez gamberro (quizás menos hilarante de lo esperado), a esa relación que es el corazón de la historia y que la hace avanzar. A fin de cuentas trata de la adolescencia, de "salir del cascarón" y no hay proceso de maduración que no comience con algo de introspección.

Es probable que Súper empollonas contribuya a ir superando los estereotipos de las "películas de instituto" en las que parece haber por defecto alumnos populares (normalmente abusones), wannabes y patitos feos que se transforman a última hora. Lo curioso es que el audiovisual en general siga alimentando esa retórica a pesar del paso de los años y sea esta película la que venga a parar el carro sin utilizar recursos excesivamente dramáticos sino imponiendo cierta cordura desde un desenfreno razonable.

Sin ser una comedia que vaya a revolucionar el mundo del cine, sí que parece que nos permite subir un peldañito para ir viendo puntos de vista diferentes, historias que están por ser contadas. En este sentido, se agradece la sensibilidad, la naturalidad y la simpatía que rezuman el guión, las actrices y la realizadora, a la que habrá que seguirle la pista ahora que se ha situado tras la cámara.

Valoración

Súper empollonas es una comedia gamberreta con corazón y mensaje: Olivia Wilde debuta como directora con buen pie y deja buen sabor de boca.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Kaitlyn Dever y Beanie Feldstein forman un equipo sensacional y consiguen catalizar de forma muy acertada los sentimientos de sus personajes.

Lo peor

Las dichosas etiquetas: habrá quien la catalogue como una película feminista que imita Supersalidos a la inversa sin entender su discurso.

Y además